fbpx
 

AhorroTres métodos de ahorro tradicional que no fallan y mejora tu salud financiera

Estos tres métodos de ahorro ya estaban en la mente de nuestros padres, así que vamos a recordarlos para que puedas planificar tus objetivos de ahorro.
30 septiembre, 202043110 min

Con la llegada de octubre, es posible que nos encontremos con muchos gastos en el horizonte. No solo por la necesidad de adaptar nuestra economía a los últimos meses del año y llevar un estilo de vida que invite al ahorro, sino también porque es una época en la que se juntan muchos acontecimientos distintos: las actividades extraescolares, los cursos, el pago de algún seguro como el de la casa, impuestos como el IBI, la hipoteca… Es conveniente que te plantees estos tres métodos de ahorro que te proponemos.

 

La primera recomendación que te hacemos es que escribas en un papel tus ingresos y gastos para analizarlos y descubrir cómo reducir estos últimos en la balanza final. Después, puedes plantear metas de ahorro realistas y aplicar técnicas sencillas para realizarlas, como el truco estrella para ahorrar 150 euros al mes, el método 50/20/30, el método Kakebo y el de los seis sobres.

 

Si trabajas con una planificación óptima de tus recursos, es muy probable que acabes el mes que viene con más ingresos que gastos. No solo eso, sino que podrás contar con un colchón financiero importante para futuras inversiones o para afrontar los temidos gastos de las compras de Navidad o para hacer menos empinada la cuesta de enero.

 

Tres métodos de ahorro tradicionales para tu salud financiera

Antes de elaborar tu presupuesto mensual para este mes, o para el final del año, párate a pensar cuáles son tus prioridades. Puede que sea reducir los gastos hormiga de tus hijos o, siendo realistas, los tuyos propios en el trabajo. O tal vez prefieres centrarte en ahorrar cuando estés llenando la cesta de la compra. En cualquier caso, prepárate para descubrir tres métodos de ahorro que ayudarán a partir de ahora:

 

  • Pagarte los extras a ti mismo: Configura el dinero extra que recibes cada cierto tiempo como unas pagas extra o bonus salariales, para que terminen en una cuenta destinada en exclusiva al ahorro. Esto es muy útil, por ejemplo, cuando te suben el sueldo, porque puedes hacer que el dinero sobrante termine en una reserva bancaria que puedes controlar en todo momento. Con ruralvía, el servicio de banca digital de las entidades del Grupo Caja Rural, podrás programar transferencias periódicas para recibir el dinero de forma automática mes a mes en tu cuenta de ahorro.

 

  • Ahorra una parte de tus compras: Intenta hacer un pacto contigo mismo para ahorrar el cambio cuando realices una compra, cuando recibas las vueltas o en el porcentaje de cada billete. Es una gran manera de aprovechar el dinero en efectivo para crear un hábito que te permita ajustar gastos, y así evitar compras compulsivas que pueden terminar afectando a tu bolsillo.

 

  • Prepara la hucha de las monedas. El último de estos tres métodos para ahorrar de manera tradicional es el de la típica hucha de las monedas. Es posible que lo hayáis visto hacer a vuestros abuelos o a los padres, que al entrar en casa guardaban dentro del cerdito el dinero que les había sobrado a lo largo del día. Puedes imitar esta técnica, o establecer un parámetro ahorrando solo las monedas de cinco o diez céntimos que tengas en el bolsillo o en la cartera. En cualquier caso, verás la alegría que supone cuando, al final del período, sacudas la hucha y la encuentres llena de monedas.

 

Planes de pensiones, una opción para ahorrar en el largo plazo

Uno de los objetivos más importantes a lo largo de nuestra vida consiste en ahorrar dinero para poder disfrutar de una jubilación tranquila. Los planes de pensiones suponen un complemento a la pensión pública que nos corresponda al finalizar nuestra vida laboral.

 

Este instrumento de ahorro a largo plazo cuenta con tres modalidades, que varían en función de la entidad o la empresa que realiza el contrato con nosotros. En primer lugar contamos con el sistema individual, o los planes de pensiones que contratamos con una entidad financiera o aseguradora.

 

El segundo de ellos es el sistema de empleo, que se define como aquel que las empresas destinan a sus propios trabajadores. El sistema asociado lo forman aquellos planes de pensiones promovidos por asociaciones o sindicatos, que tienen en cuenta a sus afiliados o socios.

 

Si necesitas más información, puedes incluir tus datos en el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Recibirás información personalizada de tu entidad del Grupo Caja Rural que elijas y podrás resolver todas tus dudas antes de decidirte por un plan de pensiones adecuado a tus características. Si estás buscando alguna entidad de Grupo Caja Rural que no aparece en este formulario, recuerda que el área sobre “Miembros” de grupocajarural.es encontrarás un enlace a todas las webs de las entidades del Grupo, donde podrás buscar una fórmula de contacto con la entidad que buscas.

Artículos Relacionados