AhorroEl método Kakebo, la disciplina que necesitas para ahorrar a fin de mes

Descubre en qué consiste el método Kakebo. Llevar un control exhaustivo de tus ingresos y gastos te permitirá ahorrar hasta un 35% de tu sueldo al mes.
6 marzo, 20197557 min

Si a los sueldos de hoy en día les sumamos los imprevistos, ahorrar es prácticamente misión imposible. Sin embargo, lo único imposible en la vida es aquello que no se intenta. Y, en cuanto a ahorro se refiere, la receta del éxito está compuesta por una buena dosis de disciplina… y el método Kakebo.

 

Ahorrar al estilo japonés

Qué es eso de Kakebo, te estarás preguntando ahora mismo, ¿verdad? Pues bien, no es nada nuevo. Es un método centenario japonés con el que por fin conseguirás ahorrar a fin de mes. Eso sí, olvídate de aplicaciones móviles y hojas de Excel. El método Kakebo consiste, básicamente, en apuntar todos tus gastos con papel y boli en una libreta. Puedes hacerlo al final de cada día o guardar todos los tickets y reservarte un día a la semana para apuntar tus gastos.

 

El método Kakebo es, por tanto, un libro de cuentas con el que ahorrarás hasta un 35 por ciento de tu sueldo al mes. Lo creó la periodista japonesa Motoko Hani en 1904 con la intención de ayudar a las mujeres niponas a llevar la economía de su hogar de forma eficiente e independiente. Independiente porque, hasta el momento, eran los hombres quienes distribuían el dinero doméstico.

 

El método ya cuenta con libreta propia. La editó Blackie Books en 2004. Sin embargo, no es indispensable tenerla para seguir esta rutina de ahorro. Puedes ser igual de riguroso con el control de tus finanzas apuntando tus gastos en una libreta destinada para ello.

 

¿Cómo funciona el método Kakebo?

Lo primero que debes hacer es apuntar tus ingresos mensuales; los gastos fijos (alquiler, hipoteca, facturas de luz, agua, gas, internet, seguros, gimnasio, extraescolares…); cuánto dinero tienes para extras y cuánto quieres ahorrar al mes.

 

Anota todos y cada uno de los gastos que tengas al día, por insignificantes que parezcan, esos gastos hormiga también son importantes. Esto te permitirá ser consciente de dónde se te va el dinero.

 

Tal y como propone el método Kakebo, divide los gastos en las siguientes categorías y asigna a cada una de ellas un color diferente:

 

  • Supervivencia. Aquí debes apuntar todos los gastos que tengas en comida, transporte, salud…

 

  • Ocio y vicio. Como habrás imaginado, en este apartado deben figurar gastos en fiestas, cenas o comidas por ahí, tabaco, accesorios, gimnasio…

 

  • Cultura. El importe que te gastes en ir al cine, al teatro, a museos, conciertos, en libros, en música y academias, entre otros, debes anotarlo en este otro apartado.

 

  • Extras. Y aquí, todos los imprevistos que te surjan y no te encajen en las categorías comentadas.

 

Con el paso de los días y las semanas, descubrirás en qué te gastas el dinero y te sorprenderás con la gran cantidad de ‘pequeñeces’ que compras. Así, verás más claro qué gastos puedes recortar y cómo optimizar tus ingresos al máximo.

 

Este método de ahorro, igual que el reto de las 52 semanas, requiere disciplina y constancia. Si lo logras, ver cómo aumentan tus ahorros es muy gratificante. Y cuando dispongas de cierta cantidad, puedes valorar invertir en productos o servicios de ahorro. Si quieres más información, no dudes en dejarnos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Artículos Relacionados