AhorroMétodo 50/20/30. La revolución del ahorro en tu hogar

Ahorrar no es fácil, pero cuando sepas en qué consiste el método 50/20/30 y lo pongas en práctica, vas a experimentar la satisfacción de ver cómo crecen tus ahorros
12 julio, 20192168 min

Lo sabemos. Estamos en pleno verano, época de vacaciones por excelencia, y hablar de ahorro es complicado. Sin embargo, consideramos que ahorrar es importante. Y aunque no vayas a empezar ya mismo, conocer en qué consiste el método 50/20/30, te animará a hacerlo.

 

El método de ahorro 50/20/30 consiste en distribuir tu ingresos de la siguiente manera: 50% para cubrir tus gastos básicos, 20% para ahorro y 30% para tus gastos personales. Tan simple como esto. Así, al conocer el presupuesto mensual del que se dispone tanto para gastos como para ahorro, es más sencillo cumplirlo. Al respetarlo mes a mes y ver cómo crecen tus ahorros, te sentirás más motivado y sin quererlo, estarás adquiriendo un buen hábito de ahorro.

 

Esta técnica de ahorro es cada vez más habitual y una estrategia para empezar a construir un fondo de emergencia. Es decir, ese colchón del que tirar ante posibles imprevistos sin necesidad de tener que pedir dinero prestado a tus familiares o recurrir a financiación externa.

 

Pon en práctica el método 50/20/30

En otras ocasiones, te hemos hablado de distintos métodos de ahorro, como la regla del 4%, el reto de las 52 semanas o el Kakebo, entre otros. El 50/20/30 es otro de ellos. Ni mejor ni peor. Uno más con el que conseguir ahorrar de una vez por todas.

 

La clave del éxito es ponerlo en práctica en cuanto cobres. Es decir, distribuir tus ingresos de la siguiente manera:

 

  • El 50% para tus gastos básicos. Por gastos básicos entendemos, la hipoteca o el alquiler, la luz, el agua, internet, teléfonos, gastos de comunidad, cesta de la compra, transporte, préstamos… Es decir, aquellos gastos a los que tengas que hacer frente todos los meses, sí o sí.

 

  • El 20% para ahorrar. Para poder respetar este porcentaje es importante que separes la cantidad correspondiente de tus gastos habituales para evitar caer en la tentación. Ingrésalo en una cuenta distinta a tu cuenta corriente habitual.

Imagina que has puesto en práctica el método 50/20/30 y llevas haciéndolo unos meses. Si ves que del porcentaje para gastos básicos te sobra dinero, no te lo gastes. Destinalo a esta otra partida y experimenta en primera persona la satisfacción de ver cómo, poco a poco, tus esfuerzos dan sus frutos.

 

  • El 30% para gastos personales. Es importante que sepas que estos gastos son, en muchas ocasiones, totalmente prescindibles. Sin embargo, son los que nos hacen disfrutar de la vida. Ir de compras, salir a cenar, a tomar algo, viajar, darte un capricho, comprar regalos… No todos los meses, obligatoriamente, vas a tener que gastarte un 30 por ciento de tus ingresos en esta partida. Lo que te sobre, súmalo al ahorro.

 

Veámoslo con un ejemplo. Supongamos que tienes unos ingresos mensuales de 1.500€. La distribuición, en base a este método de ahorro, sería:

 

  • Gastos básicos (50%) = 750€
  • Ahorro (20%) = 300€
  • Gastos personales (30%) = 450€

 

¿Qué te parece, te ves capaz de cumplirlo? Si tu respuesta es afirmativa y eres cliente del Grupo Caja Rural, te animamos a que te descargues la aplicación ruralvía report. Una app que te permitirá gestionar y controlar tus ingresos y gastos de forma fácil, rápida y segura.

 

De una forma muy intuitiva, tendrás, en un primer golpe de vista, la distribución de tus ingresos respecto a tus gastos con gráficos y de forma detallada cómo han ido evolucionando tus ingresos y gastos en los últimos meses.

Ahorrar no es fácil, somos conscientes, pero nunca es tarde para hacerlo. Te aseguramos que no hay mayor satisfacción que ver cómo crecen tus ahorros.