La nueva directiva de la UE contra la información engañosa en los productos

En marzo de 2024, la Unión Europea aprobó una nueva directiva que marca un hito en la protección de los consumidores y la transparencia del mercado: la Directiva (UE) 2024/825.    Esta nueva normativa tiene como objetivo empoderar a los consumidores para la transición ecológica. Todo ello mediante una mejor protección contra las prácticas desleales y una mejor información.   ¿Qué aspectos podemos destacar de esta nueva directiva?   Alegaciones medioambientales reguladas: Respaldadas por un...
Sostenibilidad11 julio, 20247011 min

En marzo de 2024, la Unión Europea aprobó una nueva directiva que marca un hito en la protección de los consumidores y la transparencia del mercado: la Directiva (UE) 2024/825

 

Esta nueva normativa tiene como objetivo empoderar a los consumidores para la transición ecológica. Todo ello mediante una mejor protección contra las prácticas desleales y una mejor información.

 

¿Qué aspectos podemos destacar de esta nueva directiva?

 

  • Alegaciones medioambientales reguladas: Respaldadas por un comportamiento ambiental excelente y reconocido.
  • Transparencia en etiquetas de sostenibilidad: Basadas en sistemas de certificación oficiales. Elimina la confusión provocada por la proliferación de etiquetas no verificadas.
  • Información sobre la durabilidad: Mostrar la información sobre la garantía. Se introducirá una etiqueta armonizada para la durabilidad de los productos.
  • Prohibición de publicidad engañosa: Se prohibirán las alegaciones infundadas sobre la durabilidad y la incitación a la sustitución prematura de consumibles​.

 

Esta nueva ley cambiará significativamente la vida cotidiana de los consumidores europeos, alejándolos de la cultura de «usar y tirar».

 

Además, se enfoca en prohibir el «blanqueo» ecológico (greenwashing) y las prácticas de información y publicidad engañosa en los productos (o “ecopostureo”).

 

Esta directiva aborda de manera integral los problemas relacionados con las alegaciones medioambientales infundadas y las etiquetas de sostenibilidad no verificadas.

 

¿Qué es el «blanqueo» ecológico?

 

El «blanqueo» ecológico es una práctica en la que las empresas exageran, falsifican o malinterpretan los beneficios ambientales de sus productos, servicios o políticas. De esta forma, parecen más respetuosas con el medio ambiente de lo que realmente son.

 

Esta táctica se utiliza para atraer a consumidores preocupados por el medio ambiente y ganar ventaja competitiva.

 

Consecuencias del blanqueo ecológico:

 

  • Desinformación del consumidor: Los consumidores pueden tomar decisiones de compra basadas en información incorrecta o incompleta. Creyendo que están apoyando prácticas sostenibles cuando no es así​.

 

  • Desventaja para empresas comprometidas: Las empresas que invierten en prácticas sostenibles pueden quedar en desventaja competitiva frente a aquellas que solo aparentan ser ecológicas.

 

  • Daño a la credibilidad de etiquetas ecológicas: La proliferación de afirmaciones infundadas y etiquetas falsas, sin respaldo de certificación, puede disminuir la confianza en las certificaciones ambientales legítimas.

 

Principales objetivos de la directiva:

  • Prohibición de alegaciones medioambientales genéricas.

 

La directiva prohíbe el uso de «respetuoso con el medio ambiente», «verde», «ecológico» y similares, a menos que estén respaldados por pruebas concretas y verificables. Las afirmaciones deben basarse en un comportamiento medioambiental excelente y relevante para el producto específico.

  • Certificación de sostenibilidad.

 

Solo se aceptarán etiquetas de sostenibilidad que provengan de sistemas de certificación oficiales o establecidos por autoridades. Esto busca eliminar la confusión y garantizar que las etiquetas que se utilizan sean creíbles y verificables.

  • Información sobre la durabilidad.

 

Exige que la información sobre la garantía sea más visible y crea una etiqueta armonizada para productos con un período de garantía ampliado. Esto ayuda a los consumidores a tomar decisiones informadas y a optar por productos más duraderos y reparables​.

  • Publicidad más precisa.

 

Se prohíbe la publicidad que sugiera que un producto tiene un impacto neutro o positivo en el medio ambiente mediante sistemas de compensación de emisiones. Solo puede realizarse dicha publicidad a menos que las afirmaciones puedan ser probadas y verificadas de manera independiente.

 

La directiva fue adoptada con una amplia mayoría en el Parlamento Europeo y aprobada, con posterioridad, por el Consejo de la UE. 

 

Publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea, los estados miembros tendrán 24 meses para incorporar en su legislación nacional. Durante este período, las empresas deberán ajustar sus prácticas para cumplir con las nuevas exigencias. 

 

Al prohibir el «blanqueo» ecológico y exigir mayor transparencia en las afirmaciones medioambientales, la UE da un gran paso hacia un mercado más confiable y sostenible.

En Grupo Caja Rural, apoyamos estas iniciativas y estamos comprometidos con la sostenibilidad. Además, ofrecemos diversas opciones de financiación para que puedas adaptar tus prácticas empresariales a estas nuevas normativas, y contribuir a un futuro más verde y justo. 

¡Infórmate en tu sucursal más cercana sobre cómo podemos ayudarte!