fbpx
 

AhorroPagarte a ti mismo, una medida infalible para ahorrar mes a mes

Pagarte a ti mismo es un gran método de ahorro. Elige una cuenta bancaria y programa transferencias mensuales para optimizar tus ingresos desde el minuto uno.
24 septiembre, 20203149 min

El ahorro es parte de nuestra vida desde el momento en el que percibimos nuestros primeros ingresos periódicos. Es normal que queramos guardar una parte de ese dinero para afrontar gastos futuros, o que nos planteemos invertir en productos o servicios que nos interesan. Sea cual sea tu situación, vamos a contarte cómo puedes pagarte a ti mismo como un método de ahorro efectivo y automático que te facilitará la vida.

 

Las técnicas de ahorro son elementos básicos que te permiten construir planes financieros a corto plazo, pero también te ayudan a estructurar tu economía. A fin de cuentas, necesitas que toda la familia colabore para poder tener el control total de tus ingresos y gastos; y distribuirlos de la forma más conveniente para contar con un colchón muy necesario a final del mes.

 

Con una buena planificación, puedes conseguir que los padres y los niños mejoren sus hábitos de ahorro para contribuir a los ingresos del hogar. No solo eso sino que, con el tiempo, podrás identificar cuáles son todos esos gastos innecesarios que te pueden pasar factura cuando menos te lo esperas.

 

Empieza a pagarte un sueldo a ti mismo

Pagarte a ti mismo consiste en desviar parte de los ingresos que recibes a una cuenta preparada solamente para ahorrar. De esta forma, puedes programar transferencias periódicas que te aseguren el cumplimiento de tus objetivos de ahorro sin tener que preocuparte por si serás capaz de mantener la constancia hasta final de año.

 

Así de fácil y sencillo. Solo tienes que automatizar el proceso desde el principio para que tu entidad retire una cantidad de dinero determinada y la coloque de forma segura en un lugar al que puedes acudir siempre que quieras.

 

¿Y los extras de tu trabajo? Esa decisión será tuya pero podrían ser parte de los ingresos que destines a tu cuenta para ahorrar, en su totalidad o solo una parte. Esto te permite liberar el estrés y enfocarte solo en los gastos que tienes que afrontar mes a mes, con el dinero real que tienes en tu presupuesto para sufragarlos, y te da más opciones para que disfrutes de planes de ocio, restauración o compras personales.

 

Después de analizar cuáles son los principales beneficios de tener cuentas separadas y dedicar una de ellas a pagarte a ti mismo, y crear tu propio colchón financiero, es el momento de que analices tus posibilidades. Si has decidido apostar por mejorar tu salud financiera, será importante que busques otras herramientas útiles para facilitarte la tarea.

 

Mis Finanzas, la herramienta para saber cuánto pagarte a ti mismo

‘Mis finanzas’ es una herramienta gratuita incluida en ruralvía, servicio de banca digital de Grupo Caja Rural, donde el cliente tiene una visión gráfica y completa de su salud financiera, con la evolución de sus ingresos y gastos. Incluso, el cliente encontrará una previsión de movimientos que podría asumir en un futuro, como recibos de electricidad o el cobro de algún seguro.

 

Mis Finanzas es una herramienta digital de ruralvía para que los clientes de cualquiera de las entidades de Grupo Caja Rural tenga la información necesaria para organizar su día a día y planificar sus objetivos de ahorro.

 

 

El sueldo que podrías pagarte a ti mismo podría ser una de tus metas de ahorro configuradas dentro de Mis Finanzas. De esta forma, de forma automática se destinará la cantidad que planifiques a tu cuenta para ahorrar y no tendrás que preocuparte de hacer la transferencia o traspaso mes a mes.

 

Además, tu entidad de Grupo Caja Rural te facilita otros medios para impulsar el ahorro como informes personalizados sobre tu salud financiera, o planes y seguros que te permiten contar con fondos de emergencia para afrontar costes elevados en momentos delicados.

 

Sírvete de todas estas herramientas para programar cada etapa financiera con antelación y no tendrás que temer la cuesta de enero o cualquier otra eventualidad que podría afectar a tu economía de manera negativa.

 

Cómo hacerse cliente de Caja Rural

Si has llegado hasta aquí y todavía no eres cliente, es posible quieras pertenecer a nuestra familia. Para ello, solo tienes que descargarte la app ruralvía móvil, pulsar el botón ‘Hazte Cliente’ y seguir los pasos que te irá marcando el proceso.   

  1. Elegir la entidad de Caja Rural de la que te quieras hacer cliente.
  2. Completar la información que te solicitemos a través de un formulario.
  3. Será importante que tengas el DNI a mano para poder enviarlo en el momento.
  4. Recibirás una videollamada para confirmar tu identidad.
  5. Finalizarás el proceso firmando los documentos de manera online.

En unos minutos serás cliente de la entidad que hayas elegido. 

 

Artículos Relacionados