fbpx
 

AhorroAhorrar para la jubilación, ¿pero cuánto?

Ahorrar para la jubilación es una buena posibilidad desde que comenzamos a trabajar. Te explicamos cuánto puedes ahorrar cada mes para conseguir una buena rentabilidad.
17 noviembre, 202032512 min

Ahorrar para la jubilación es una preocupación recurrente entre los españoles. Cada vez más personas buscan métodos que les permiten complementar el dinero que recibirán de su futura pensión pública, una vez cumplan la edad adecuada para jubilarse.

 

La duda entre ahorrar e invertir y qué producto financiero escoger tratar de conseguir alguna rentabilidad del dinero ahorrado es muy común. Pero, antes de llegar a una conclusión, es importante decidir cuánto dinero vamos a ahorrar cada mes o cada año y tener claros cuáles son nuestros objetivos a largo plazo. Después, si no se va a necesitar ese dinero ahorrado en un plazo de tiempo, el ahorrador podrá pensar en destinar el capital a un producto de inversión para tratar de conseguir algún rendimiento a su dinero. Es importante tener claro que, ni el capital invertido ni la rentabilidad estarán garantizados.

 

Si queremos mantener el mismo nivel de vida después de jubilarnos, o incluso mejorarlo, es necesario seguir una serie de consejos o recomendaciones que nos permitan conocer nuestras posibilidades financieras actuales para preparar nuestro futuro y construir un fondo de emergencia económico.

 

¿Cuánto debemos ahorrar para la jubilación?

 

Según datos de estudios recientes, solo 3 de cada 10 jubilados tienen ingresos complementarios con su pensión pública a día de hoy. Esto es un problema, sobre todo cuando lo contrastamos con otra afirmación de la misma encuesta, en la que se observa que un 41% de los jubilados tiene dificultades para llegar a fin de mes.

 

Esto nos habla de la necesidad de comenzar a trabajar para el futuro desde el presente. La edad ideal para comenzar a ahorrar para la jubilación depende de nuestra situación laboral. Lo recomendable es que empecemos a pensar en este dinero extra desde el momento en el que percibimos nuestros primeros sueldos.

 

En cuanto al dinero que debemos ahorrar, los expertos se decantan por entre un 7% y un 10% de los ingresos mensuales. Si queremos poner una edad al ahorro, se podría decir que:

  • Es interesante dedicar el 15% del salario bruto anual si se empieza a ahorrar a los 25 años.
  • Si se empieza a ahorrar a los 30 años, debemos aumentar el salario bruto anual destinado a este fin al menos un 3%. Es decir,  se recomienda ahorrar al menos un 18% del salario bruto anual.
  • Y, para aquellas personas que se deciden a ahorrar para la jubilación con más edad, por ejemplo con 35 años, la recomendación es reservar un 23% del salario bruto anual para incrementar los ahorros acumulados.

 

Estas cifras son solo estimativas, pero nos permiten hacernos una idea de cómo distribuir nuestro capital para la jubilación. A pesar de parecer un objetivo muy complicado de conseguir, lo cierto es que cada día se cuenta con más herramientas financieras que nos ayudarán a mejorar nuestra capacidad financiera.

 

Por ejemplo, los clientes de cualquiera de las entidades de Grupo Caja Rural pueden hacer uso de Mis Finanzas, una herramienta disponible en ruralvía. Los clientes que acceden a su área privada en ruralvía, servicio de banca digital de todas las entidades de Grupo Caja Rural, encontrarán sus gastos e ingresos divididos por categorías y, de una forma sencilla y visual, podrán decidir de qué partida pueden recortar gastos para ahorrar. Además, también tendrán la posibilidad de crear metas de ahorro automáticas,  e ir sumando capital a su cuenta de ahorro sin darse cuenta y con un esfuerzo menor.

 

Los planes de pensiones: una herramienta de ahorro para la jubilación

 

La Organización de Consultores de Pensiones (OCOPEN) insiste en la necesidad de “fomentar el desarrollo de la previsión social complementaria en España”, como una parte muy importante de la educación financiera enfocada a la preparación para la jubilación.

 

Las pensiones en España varían y evolucionan en función de cada comunidad autónoma. En País Vasco, Asturias, Navarra y Madrid, los números de la pensión pública media en septiembre de 2020 oscilan entre los 1.200 y los 1.450 euros, mientras que en Galicia, Extremadura o Murcia reciben unas pensiones públicas medias entre 950 y 1.050 euros.

 

En definitiva, uno de los factores que nos ayudará a detectar la necesidad de ahorrar de forma particular para nuestra futura jubilación es la pensión pública media de nuestra región. Aquellas personas que ya han tomado la decisión de crear un colchón financiero para su jubilación tienen a su disposición una de las herramientas de ahorro más importantes que nos ofrecen las entidades bancarias: los planes de pensiones.

 

Los planes de pensiones son productos de ahorro a largo plazo diseñados para complementar la pensión pública. En función de la edad que tengamos, nos compensa más realizar aportaciones periódicas a fondo variable (con mayores beneficios pero mayor riesgo) o fijo (más cercano hacia el final de la etapa laboral).

 

Los planes de pensiones tienen grandes ventajas, como los beneficios fiscales que suponen en la base imponible del IRPF o la posibilidad de que las aportaciones sigan produciéndose después de la propia jubilación. Cuando haya llegado el momento, podrás decidir si quieres retirar todo el dinero de una vez, o ir haciéndolo de manera progresiva conforme lo vayas necesitando.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural han preparado diversas modalidades de ahorro para sus clientes, con el objetivo de que puedan buscar una mayor tranquilidad financiera después de su jubilación. Los planes de pensiones de Seguros RGA se adaptan a las necesidades de cada cliente para ofrecerle opciones que combinan el fondo fijo y el variable según su capacidad económica y perfil de riesgo.

 

A la hora de preparar el futuro, lo más importante es prevenir. Si comenzamos a ahorrar dinero mes a mes, podremos contar con este capital más adelante para ayudarnos a complementar la pensión pública que nos corresponda, y así tratar de mantener una calidad de vida a la altura de nuestras expectativas.