¿Por qué elegir una cooperativa de crédito como tu banco?

Una cooperativa de crédito es una entidad financiera sostenible que invierte en el desarrollo cultural, económico y social de la sociedad.
Cooperativismo 📢16 noviembre, 2020370118 min
Blog Ruralvía » Cooperativismo 📢 » cooperativa de crédito

 

Algunos de los valores más importantes que busca un cliente en su entidad financiera son la confianza, la cercanía, la seguridad y el buen gobierno. Una cooperativa de crédito, como son las entidades de Grupo Caja Rural, cumple todos estos requisitos y, además, ofrece otras ventajas como modernidad o capacidad de innovación.

Pero, antes de adentrarnos a explicar cuáles son los valores y cualidades que diferencian a una cooperativa de crédito de un banco o caja de ahorros, vamos a resolver cuestiones previas más generales.

¿Qué es una cooperativa?

Una cooperativa es una sociedad empresarial formada por la unión voluntaria y democrática de varios miembros y cuyo objetivo es sacar un proyecto común adelante. Las cooperativas representan una de las formas más antiguas de asociacionismo humano con fines económicos.

Su principal objetivo es aunar fuerzas entre todos los miembros para alcanzar aspiraciones y beneficios económicos comunes. Dentro del concepto cooperativa, existen varios tipos en función de los objetivos y actividades que realicen sus integrantes. Las más conocidas y habituales son:

  • Cooperativa de trabajo
  • Cooperativa de consumo
  • Cooperativa de pesca
  • Cooperativa de cultura
  • Cooperativa de enseñanza
  • Cooperativa de comercialización
  • Cooperativa de crédito

Si te interesa saber cómo surgen las cooperativas, tenemos un artículo que detalla el proceso.

¿Qué es una cooperativa de crédito?

Las cooperativas de crédito se definen técnicamente como sociedades mercantiles privadas. Su cometido es atender las necesidades económicas de sus socios y para ello ejercen las labores de una entidad bancaria, pero se diferencian de los bancos tradicionales en su forma de gobierno y administración.

A su vez, las cooperativas de crédito cuentan con una larga historia. Desde su origen, destacan por respetar las tradiciones de su región, velar por el bienestar socioeconómico de sus ciudadanos e invertir en el desarrollo social, financiero y cultural de sus zonas de influencia.

El interés local es el foco principal de la actividad de una cooperativa de crédito. ¿La razón? Busca lograr mayores niveles de bienestar y seguridad económica para los habitantes de esa área. En este sentido, ofrecen actividades y productos de utilidad que responden a las necesidades propias de su día a día.

¿Cómo funciona?

Si tuviésemos que seleccionar algunas de las características que mejor definen el funcionamiento y la organización de una cooperativa de crédito estas serían las siguientes:

  • Están formadas por personas que se asocian de forma voluntaria.
  • Darse de baja o alta de una cooperativa de crédito es libre y voluntario.
  • Mantienen una estructura y funcionamiento democrático.
  • Realizan actividades para satisfacer los intereses y aspiraciones económicas de los socios y del lugar geográfico en el que trabajan.
  • Están sujetas a la supervisión de las autoridades monetarias.
  • Los órganos encargados del control y la gestión son: la Asamblea General, el Consejo Rector y el Consejo Social.

Cooperativa de crédito y ahorro

Debido a que las cooperativas de crédito defienden unos objetivos sociales y de desarrollo geográfico ajenos los bancos, sus prioridades son distintas. Por ejemplo, durante la crisis de 2008, las cooperativas de crédito europeas apostaron por dejar de lado cualquier tipo de riesgo financiero y decidieron seguir facilitando crédito a particulares y empresas.

De ahí que la diferencia entre cajas de ahorros, cooperativas de crédito y bancos resida en aspectos tan variados como sus prioridades, el origen de sus dueños, sus órganos de gestión o el reparto de sus beneficios económicos. Valores como la autoayuda o la solidaridad, presentes en su propia definición, han sido fundamentales para el mantenimiento de los mercados en todo el continente europeo.

Diferencia con las cajas rurales

Para comprender completamente el ámbito de las cooperativas de crédito, es necesario conocer también los dos subtipos que existen:

  • Cajas rurales o cooperativas de crédito agrícola: Entidades impulsadas por cooperativas del campo o sociedades agrarias que buscaban financiar sectores como la ganadería, la agricultura o cualquier otra actividad destinada a generar riqueza y empleo en el medio rural. Las entidades del Grupo Caja Rural se encuentran incluidas en este apartado.
  • Cooperativas de crédito no agrarias: Tienen su origen en cooperativas y asociaciones formadas por otros gremios profesionales presentes en el ámbito urbano. Un ejemplo de este tipo de cooperativa de crédito son las cajas de ingenieros.

Esta subdivisión explica que, además, de las entidades de Grupo Caja Rural, las cooperativas de crédito están representadas en España por entidades como Caja de Ingenieros, Laboral Kutxa o Caixa Guissona. Conocer su funcionamiento interno y tener presentes algunas de las características mencionadas anteriormente, nos ayuda a saber cómo se distribuye el organigrama financiero de nuestro país.

 

¿Por qué escoger una cooperativa de crédito frente a un banco tradicional?

Junto a la gestión exitosa de la crisis financiera del 2008, existen otras razones que nos llevan a pensar que confiar en una cooperativa de crédito puede ser una buena elección para confiar nuestros ahorros.

Además de contribuir en acciones sociales dentro de la propia región, en las cooperativas de crédito, los socios aportan capital a la entidad y, junto a trabajadores y clientes, tienen potestad para tomar decisiones de calado en la Asamblea General anual.

Ahora que conoces mejor parte su funcionamiento, te explicamos algunas de las razones que hacen que los clientes de las entidades de Grupo Caja Rural confíen en una cooperativa de crédito frente a un banco tradicional:

  • La capitalización y los ingresos son estables. Diseñan y ponen en marcha prácticas comerciales con una cartera de crédito diversificada, una fórmula que busca minimizar el riesgo y aumentar su solvencia.
  • La organización genera buena gobernanza. La estructura de las cooperativas de crédito es democrática. Su objetivo es ser eficientes a través de un buen sistema de gobierno.
  • El compromiso con la sociedad es absoluto. Los valores morales de las cooperativas de crédito hace que lideren el mercado de productos de Inversión Socialmente Responsable (ISR), a través de políticas sostenibles que tienen un impacto positivo en la sociedad y en el medioambiente.
  • La gestión es profesional y personalizada. Los clientes de estas entidades están completamente seguros de que reciben la mejor atención y los profesionales de las entidades de Grupo Caja Rural acompañan a sus clientes en todas las decisiones financieras que asumen según su momento vital.

 

La banca de proximidad evidencia que se trata de un modelo solvente y exitoso. La intención de una cooperativa de crédito es construir una banca al servicio de las personas, sin olvidar que la esencia original recae en el trato personal y humano.

 

Conviértete en cliente de una entidad de Grupo Caja Rural

Las entidades de Grupo Caja Rural son una parte vital del cooperativismo de crédito español. Si quieres conocer los valores que comparten más de 2.000 oficinas y cerca de 8.500 empleados que conforman las entidades del Grupo Caja Rural, puedes entrar y descubrir una parte en grupocajarural.es, en las propias webs comerciales o en los blogs informativos de las Cajas Rurales o de sus Fundaciones. También podrás encontrar, periódicamente, información en los diferentes medios de comunicación regionales o locales, donde se trata de dar difusión a la mayor parte de las iniciativas que ponen en marcha las entidades en sus zonas de influencia.

Ser cliente de cualquiera de las entidades de Grupo Caja Rural y unirte a una cooperativa de crédito, significa entrar a formar parte de una familia con una gran solidez financiera y patrimonial, distribuida por toda España y garante del bienestar social en sus áreas de influencia.

Si finalmente te animas a dar este paso, el procedimiento será sencillo. Lo primero que debes hacer es descargar la app ruralvía móvil, en Google Play o en la Apple Storepulsar el botón ‘Hazte cliente’ y seguir estos pasos:

  1. Elige la entidad de Caja Rural de la que quieras ser cliente.
  2. Completa la información que te iremos solicitando a través del formulario.
  3. No olvides tener tu DNI cerca para poder enviarlo.
  4. Tendremos una videollamada para poder confirmar tu identidad.
  5. Después de la firma de documentos online, ya estarás dentro. ¡Bienvenido!

Si no consigues formalizar el proceso por la vía digital o prefieres el método tradicional, recuerda que puedes llamar al teléfono 913 346 780 de lunes a viernes, entre las 09:00 hasta las 21:00 horas, o el sábado hasta las 15:00 horas. También puedes visitar una oficina de la entidad de Grupo Caja Rural que te interese para hacerte cliente en persona, con la ayuda de los profesionales que te atenderán. ¡Empieza el año uniéndote a esta gran familia!

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}