AhorroPrepara tu fondo de emergencia con éxito y sin agobios

Te contamos en qué consiste un fondo de emergencia, por qué es necesario contar con uno y cuánto tener. Entra y descúbrelo
22 abril, 20195367 min

Un fondo de emergencia es ese colchón de ahorros, que todos esperamos tener, para tirar de él cuando la situación lo requiera. Un futuro incierto, imprevistos o la pérdida del trabajo pueden hacer tambalear nuestra economía. Ante esto, poder hacer frente a los gastos fijos mensuales, sin endeudarnos más, es sinónimo de tranquilidad.

 

Contar con un fondo de emergencia es fundamental para no quedarnos sin liquidez en un momento dado. Imagínate que un día coges el coche y hace un ruido raro. Lo llevas al taller y el mecánico te dice que la avería tiene un coste de 2.000 euros o que vas al dentista, tienes que arreglarte varias piezas dentales y el presupuesto que te da supera los 3.000 euros. ¿Podrías asumir estos gastos sin que tu economía se viera afectada?

 

Crea tu fondo de emergencia

Si tu respuesta ha sido un no, necesitas empezar a crear desde ya tu fondo de emergencia. Pero, ¿cómo conseguirlo y cuánto importe es necesario? Esto dependerá de tu situación personal, pues no hay una cifra estándar.

 

La clave para ahorrar está en la planificación. Por ello, párate a pensar en tus gastos mensuales, tanto fijos como variables, (hipoteca o alquiler, préstamos, luz, gas, telefonía, alimentación, colegios, extraescolares…) y fíjate un objetivo. Mes a mes, destina cierta cantidad a este fondo de emergencia.

 

Los expertos recomiendan un fondo de emergencia que cubra entre tres y seis meses de gastos. Y, puesto que el objetivo es tener liquidez y no rentabilidad, evita meterlo en depósitos a plazo fijo o en fondos que cobren penalizaciones por sacar el dinero antes del vencimiento. Ten en cuenta que el objetivo de este fondo es poder recurrir a él ante imprevistos, y estos suelen presentarse sin avisar. Por ello, el destino de este dinero debería de ser un producto que te permita hacer uso de él en cualquier momento.

 

Cuando consigas el importe establecido, el dinero que sigas ahorrando inviértelo en productos de ahorro que te proporcionen más rentabilidad, si es lo que quieres.

 

Separa el fondo de emergencia de tus gastos

Otra de las recomendaciones a la hora de crear un fondo de emergencia es mantenerlo separado de la cuenta corriente en la que tengas domiciliados los recibos, las tarjetas y tus gastos habituales. De no ser así, podrías caer en la tentación de gastártelo y, como estás viendo, no es el objetivo.

 

Una de las opciones más aconsejables es optar por cuentas de ahorro o remuneradas. Eso sí, revisa bien las condiciones de contratación (saldo mínimo, comisiones, gastos…) para evitar sorpresas desagradables.

 

Llevar un control diario de tus finanzas personales te será de gran ayuda para evaluar tus posibilidades de ahorro. Para ello, los clientes del Grupo Caja Rural cuentan con la app ruralvía report. Una aplicación móvil que se actualiza diariamente para permitirte conocer la situación y evolución de tus ingresos y gastos. Así, sabrás en qué estás gastando tu dinero, de dónde puedes recortar y cómo optimizar tus cuentas.

 

Crear un fondo de emergencia de la nada requiere esfuerzo, fuerza de voluntad y constancia. En alguna ocasión, te hemos contado cuáles son las mejores apps para que tus objetivos de ahorro se hagan realidad y, también, algunas técnicas para que ahorrar te sea más sencillo, como el reto de las 52 semanas o el método Kakebo. Ya sabes la teoría, ahora toca dar el salto a la práctica.