Ahorro5 consejos fáciles y sostenibles para ahorrar dinero siendo estudiante

Estudiar conlleva varios gastos, como matrículas, cursos e incluso alquileres del piso. Hoy aprenderás cómo gestionar tus cuentas o cómo ayudar a tus hijos a que se preparen para la vuelta al cole con un buen nivel de ahorro
1 septiembre, 202158512 min

En el colegio, en el instituto o en el campus. Ser estudiante lleva mucho trabajo y esfuerzo para poder sacar buenas notas y trabajar poco a poco hacia un buen futuro laboral, pero no debemos olvidarnos de la importancia de tener unas finanzas bien optimizadas mientras atravesamos cada una de estas etapas.

 

Elaborar un presupuesto mensual es solo una de las tareas que debe acometer un estudiante, que debe saber en todo momento cuáles son sus ingresos y sus gastos. En el caso de los niños es más fácil, porque viven en casa y no tienen grandes costes, pero un universitario que vive en otra ciudad debe prestar atención a cada detalle para que su economía no se le vaya de las manos.

 

En este artículo vamos a ayudarte a aplicar los mejores consejos que puedes seguir para que tus hijos o tú podáis ajustar las finanzas del hogar para cumplir vuestros objetivos de ahorro a largo plazo. Es un proceso que requiere de paciencia y organización, pero si tenéis buena comunicación podréis pasar por etapas como la vuelta al cole sin que vuestro bolsillo se vea perjudicado.

 

Las mejores recomendaciones para ahorrar siendo estudiante

En el proceso de conocer y desglosar tus partidas, siempre puedes contar con el apoyo de una herramienta como Mis Finanzas, que puedes encontrar en tu app ruralvía móvil. En ella no solo puedes categorizar cada uno de tus ingresos y gastos, sino que también puedes programar metas de ahorro para comprarte un portátil o conseguir un buen colchón financiero para pagar futuras mensualidades del piso.

 

Dicho esto, presta atención a estos consejos para ahorrar siendo estudiante:

 

  • Evita las compras innecesarias.

    Lo tienes todo preparado, conoces tus gastos, has hecho un plan de ahorro a tu medida y estás dispuesto a cumplirlo. ¿Qué es lo que falta? Intentar que no se te cuelen los famosos gastos hormiga, que tanto daño hacen cuando se acumulan a final de mes. Para ello, es imprescindible que hagas una lista que te ayude a evitar futuras tentaciones: incluye los snacks que compras en las máquinas expendedoras de la cantina, la suscripción a Netflix que no utilizas o las camisetas que compras en internet solo porque están de descuento.

 

 

  • Aprende conceptos de educación financiera.

    Si somos padres, podemos hablar con nuestros hijos para enseñarles conceptos clave de finanzas caseras. En el caso de que seamos adolescentes o universitarios, siempre podemos buscar diez minutos al día para leer sobre cómo gestionar nuestro ahorro o cómo organizar las facturas de la casa por fecha de vencimiento, para que cada día aprendamos un concepto nuevo que podamos aplicar en nuestra vida.

 

  • Sigue métodos de ahorro claros y divertidos.

    Los métodos como el 50/20/30 y las fórmulas de ahorro tradicionales te ayudarán a reservar tu dinero de forma mensual para afrontar futuros gastos como el pago del alquiler o un teléfono móvil que necesitas para conectar con tus compañeros a la hora de hacer trabajos en grupo. La idea es que asocies el ahorro con una actividad entretenida que te proporcione beneficios a medio y a largo plazo, logrando un gran nivel de motivación para cumplir todos tus objetivos y enseñarle a tus amigos cómo pueden aplicar tus propios métodos en su día a día.

 

  • Únete a la economía colaborativa. ¡Comparte tu vida!

    Es posible que no la conozcas por este nombre, pero seguro que tú también tienes instaladas en el móvil apps como Wallapop, BlaBlaCar o Airbnb. Hoy en día es más fácil que nunca vender las cosas que no utilices, o comprarlas de segunda mano para ahorrar dinero; además de hacer viajes conociendo nuevas personas sin tener que hacer grandes desembolsos en la estancia, como es el caso de Couchsurfing. Programa aquellas aplicaciones que necesites para reducir gastos comunes que tengas en tu día a día y que puedas compartir con tus amigos.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural facilitan la vuelta al cole de tus hijos

 Estos consejos te ayudarán a ahorrar si eres estudiante, o te ayudarán a decirle a tus hijos cómo tienen que prepararse para su vuelta al cole o a la universidad. Las entidades del Grupo Caja Rural están comprometidas con tu salud financiera, y quieren ayudarte en un momento del año delicado para el gasto, que se dispara con partidas como el material escolar, la tecnología o las matrículas del curso.

 

Es por ello que te ofrecen financiación a tu medida, para que puedas disfrutar de una capacidad de ahorro perfecta hasta el final de año. De esta forma, podrás dedicar más tiempo a estar con tus hijos para que se preparen mentalmente para reencontrarse con sus compañeros y sus profesores en clase. Entra en tu entidad para conocer todas las opciones de financiación que tienen preparadas para ti.

En el caso de que no encuentres tu entidad en la lista, solo tienes que entrar en el apartado ‘Miembros’ de grupocajarural.es para empezar a planificar y triunfar en todos tus objetivos de ahorro.