AhorroMás allá de Airbnb o Wallapop: ahorra con estas apps de economía colaborativa

Descubre las apps de la economía colaborativa como Glovo o BlaBlaCar, que aspiran a unir a los españoles rebajando los precios de los productos para adecuarlos a un mercado cada vez más competitivo
3 agosto, 202144310 min

La economía colaborativa ha llegado para quedarse. Al principio era difícil de entender, pero después de probar a vender unas zapatillas o un cuadro por Wallapop, y de hacer el primer viaje en BlaBlaCar hacia un destino lejano como Barcelona o Málaga, por fin entendimos todas las posibilidades y ventajas que nos proporcionaba.

 

El primer informe sobre economía colaborativa en España establece que el 55% de la población española utilizó servicios de este tipo de economía al menos una vez en el último año. Además, la mayoría de quienes usaron este servicio, entre el 35% y el 40%, lo hicieron para realizar alguna compra o venta de bienes de segunda mano.

 

Esto indica que hemos entendido los beneficios de este modelo de economía, que en 2025 permitirá generar 300.000 millones de euros en 2025. Hoy queremos enseñarte cuáles son las apps más comunes para empezar a vivir un estilo de vida sostenible, valiéndote de la economía colaborativa para empezar a elaborar tus presupuestos de ahorro de cara a final de año.

 

Las mejores apps de economía colaborativa

Cumplir los objetivos de ahorro a tiempo es una de las grandes funcionalidades de la economía colaborativa, que te permite decidir cuánto quieres gastar y en qué vas a emplear tu dinero. Estas aplicaciones móviles se han aprovechado de la fiebre que hemos heredado por compartir nuestra ropa o nuestros viajes, para conseguir una gran colaboración entre todos los españoles. estas son las apps de la economía colaborativa:

 

  • Esta startup nació en Barcelona en 2013, y en menos de dos años ya había conquistado, no solo el mercado español, sino también el estadounidense. Es la app que ha abierto al ciudadano medio las ventajas de vender lo que uno tiene, perdiendo la vergüenza a dar un objeto a los demás a pesar de ser de segunda mano. No solo ha conseguido acumular a un tercio de la población española, sino que ha permitido eliminar el estigma de que lo viejo es “malo”, permitiendo que nazcan muchas alternativas que ofrecen un excelente servicio al cliente para conseguir atraerlo en un mercado que está cada vez más saturado.

 

  • ¿Sabías que Airbnb viene de ‘cama hinchable y desayuno’? (airbed and breakfast). Empezó en 2008, y permitía a los anfitriones promocionar sus hogares para acoger a determinados individuos en momentos estivales. Con el paso del tiempo se ha convertido en la referencia en España, pasando de ser una mera alternativa barata al hotel tradicional a una de las primeras opciones visitadas por los usuarios al preparar sus viajes. El tráfico web de Airbnb se ha incrementado más de un 30% en 2020, superando el tráfico de sitios como Booking.com, Hotels.com y marcas hoteleras como Marriott y Hilton.

 

  • Una de estas alternativas a Airbnb es couchsurfing, que te propone un auténtico “viaje por el sofá” para que compartas unos días en casa de un desconocido, durmiendo donde él decida, a cambio de que te acompañe en tu travesía o te indique qué monumentos puedes ver en tu destino. Nació en 2004, y desde entonces ha tenido que remodelar su modelo de negocio, adaptándolo a distintos tipos de membresía para no irse a pique ante otras empresas que proponían una experiencia más “cómoda” a sus usuarios.

 

  • Se trata de una de las compañías digitales de coches compartidos con mayor trayectoria en el mercado. Nació en Francia en 2006, llegó a España en 2008 y ha sabido seducir a la población más joven, los llamados ‘millennials’, para ofrecerles una gran opción de viaje que reúne a conductores y pasajeros en un mismo vehículo. La confianza es la clave del sistema, que permite a los usuarios poner valoraciones y recomendaciones para que se produzcan nuevas oportunidades de negocio en cada momento.

 

  • El papel de chico de los recados queda ocupado con una de las compañías más dinámicas de la economía colaborativa: Glovo. De la misma forma que Uber Eats, llena las calles de jóvenes en bicicletas y motos que recorren las calles para traer todo tipo de productos hasta los ávidos consumidores. Lo más común es pedir comida, pero también admite el envío de ropa o de cosméticos, abriéndose a 26 países donde ya es una de las empresas más características del mercado.

 

Apps como Airbnb, Wallapop y BlaBlaCar han dado el empujón que necesitaba la economía colaborativa para entrar en sociedad, pero esto es solo el principio de un sinfín de iniciativas que prometen transformar la mentalidad de los españoles, uniéndolos en todas partes del país para compartir distintos tipos de mercancía.

 

¿Y tú? ¿Qué apps utilizas habitualmente? Te recomendamos que busques más por internet, y que no pierdas de vista algunas apps como la startup Hundredrooms, que se centra en buscar y comparar alojamientos vacacionales de particulares entre las distintas plataformas que los ofertan. En vacaciones viene muy bien pasarse al intercambio de casas, que te permite ahorrar en el lugar al que quieras ir mientras disfrutas de un viaje increíble con la familia.