fbpx
 

Ahorro¿Qué tienes que hacer para empezar a ahorrar?

Empezar a ahorrar es un propósito muy común de cara al final de año. Descubre 9 pasos que te ayudarán a conseguirlo sin dificultades.
4 noviembre, 202038111 min

Empezar a ahorrar es uno de los propósitos más habituales antes de que llegue la Navidad. Ahora es el mejor momento, no solo porque los indicadores económicos nos invitan a ser cautos con nuestro dinero, sino porque se avecinan meses llenos de gastos imprevistos que debemos subsanar cuanto antes para estabilizar nuestras finanzas.

 

Los hogares españoles cada vez están más preocupados por tener una buena capacidad de ahorro, y los datos así lo demuestran. El último informe sobre el impacto del Covid-19 en el ahorro de los hogares, realizado por la empresa Euler Hermes, afirma que la tasa de ahorro en España subió un 35% durante el confinamiento, y llegó a crecer un 25% durante la desescalada.

 

En este artículo vamos a enseñarte cómo empezar a ahorrar desde el punto de vista de un padre y un adolescente, que se enfrentan a gastos distintos dentro de una misma familia. Esto te ayudará a hacerte una idea de lo importante que es prevenir siempre que vayamos a preparar nuestro presupuesto de ahorro para el futuro.

 

9 pasos para empezar a ahorrar en familia

 

Como todo en la vida, cada paso que damos nos ayuda a estar más seguros frente a los retos que afrontamos cada día. Empezar a ahorrar es un proceso progresivo, en el que vamos incorporando una serie de objetivos de ahorro medibles y cuantificables para organizar nuestras finanzas. Estos son los 9 pasos que te llevarán a cumplir tus expectativas económicas:

 

  1. Analiza tus ingresos y gastos. Para un padre, los ingresos más importantes vienen del trabajo, mientras que el adolescente depende económicamente de él o de su madre. Además, los gastos derivados de la hipoteca o las facturas son mucho más grandes que aquellos que vienen de la oferta de ocio que tiene el chico o la chica. Como ves, es importante detallar todos los ingresos y gastos de cada miembro de la familia para verlo en conjunto.

 

  1. Define un objetivo de ahorro realista y asumible. Puede que hayas oído hablar de los objetivos SMART, definidos como Specific (específico), Mensurable (medible), Achievable (alcanzable), Relevant (relevante), Timely (temporal). Si consigues proponerlos en tus hábitos de ahorro, tendrás una herramienta perfecta para cuidar de tu salud financiera.

 

  1. Determina tu presupuesto para ahorrar. Es el momento de definir un presupuesto que se ajuste a tu capacidad de ahorro. El padre tiene que definir muy bien los objetivos SMART de toda la familia para implicarlos en el proceso, mientras que el adolescente tiene que fijarse en los gastos hormiga que terminan afectando a sus pagas semanales o mensuales.

 

 

  1. Decide dónde acumular el dinero ahorrado. Un buen truco para que el padre o la madre tengan un lugar seguro para guardar el dinero de sus ahorros es abrir una cuenta corriente distinta a la que usan habitualmente. El hijo, por otro lado, puede depositarlo en una cuenta de ahorro solo para él o tener un bote en el que guardar las monedas que le sobren a lo largo del día.

 

  1. Cambia tus hábitos de gasto. No tengas miedo a hacer una auditoría de los gastos que tienen los padres y los adolescentes en la familia. De esta forma, será mucho más fácil reconocer los gastos innecesarios que, unidos a los gastos fijos de cada mes, te ayudarán a tener una idea de por dónde hay que empezar a recortar para conseguir más ingresos.

 

  1. Mantén la motivación bien alta. Puedes escribir en un papel los tres motivos por los que ahorras, o contárselo a tus hijos, como una forma de mantener el ánimo cuando veas que no has conseguido ahorrar lo suficiente. Para un adolescente, es fácil seguir un buen camino si es capaz de ver los progresos de forma diaria cuando revisa su cuenta de gastos.

 

  1. Busca las mejores herramientas de ahorro. A veces, necesitamos ayuda para controlar los ingresos y los gastos que tenemos en el hogar. El servicio ‘Mis Finanzas’, incluido en ruralvía, banca digital de las entidades del Grupo Caja Rural, no solo te permite desglosar tus partidas, sino también programar metas de ahorro que tengan en cuenta las diferentes necesidades de los padres y los adolescentes.

 

  1. Revisa el ahorro mensual y premia el esfuerzo. El éxito se mide en pasos pequeños, y esa es la máxima que debes asumir en torno al ahorro. Reconoce el esfuerzo de tus hijos, o el tuyo propio, permitiéndote algún capricho a final de mes o alguna escapada de fin de semana a un entorno rural para despejar tus pensamientos.

 

  1. Cumplir con tu objetivo. No hay nada más satisfactorio que el trabajo bien hecho. Cuando vayas cumpliendo tus objetivos de ahorro, la inercia te ayudará a crear presupuestos cada vez más ambiciosos, que te permitirán ampliar tu horizonte de ingresos. ¡Sigue por esa senda!

Artículos Relacionados