fbpx
 

AhorroSeis consejos para mejorar tu capacidad de ahorro antes de finalizar el año

Con estos seis consejos, aprenderás a planificar un presupuesto mensual perfecto para mejorar tu capacidad de ahorro de cara al final de año.
16 septiembre, 20208799 min

Nuestra capacidad de ahorro depende, en gran medida, de nuestra capacidad de planificación. Antes de crear nuestro plan de ahorro, tenemos que visualizar nuestros ingresos y gastos, asegurándonos de que hemos preparado los objetivos adecuados para llegar a final de mes con un superávit de dinero en nuestro bolsillo.

 

Esto nos permitirá implementar una serie de técnicas, como el método 50/20/30, el reto de las 52 semanas y el método de los seis sobres, con el que toda la familia puede contribuir a aumentar nuestra capacidad de ahorro a corto y a largo plazo.

 

Puedes comenzar explicándole a tus hijos cómo se producen los gastos en actividades extracurriculares o material escolar para que, poco a poco, vayan tomando conciencia de la importancia de seguir buenos hábitos de ahorro en su rutina diaria.

 

6 consejos para que mejores tu capacidad de ahorro 

Con estos seis consejos, serás capaz de crear un plan de ahorro sólido que te ayudará a controlar todos tus gastos y optimizar el rendimiento de tus ingresos. Recuerda que la idea final de este proceso consiste en aumentar nuestra capacidad de ahorro sin tener que realizar grandes sacrificios, para lo cual será imprescindible tener en cuenta nuestras posibilidades económicas.

 

  • Prepara tu presupuesto hasta final de año. Aprovecha estos tres meses y medio que quedan hasta Navidad para apuntar en una hoja o en tu portátil todos los gastos, ingresos y planes de ahorro que vas a llevar a cabo. Sírvete de tu banca online y revisa el plan de forma diaria, y apunta en una esquina los gastos hormiga que puedes reducir para contribuir a tu capacidad de ahorro.

 

  • Busca financiación para tus gastos más elevados. Muchas veces, no sabemos cómo organizar los gastos recurrentes o casuales que terminan afectando negativamente nuestra cuenta bancaria. Puede ser la compra de un nuevo coche, el pago mensual de la hipoteca o un presupuesto inesperado del dentista… Existen muchas variables, y siempre es interesante contar con opciones como las que ofrecen las entidades de Grupo Caja Rural, adaptadas a la edad y las características de cada persona. Consulta en tu entidad las opciones de préstamos personales para conocer tus posibilidades de financiación.

 

 

  • Implementa pequeños cambios en tu rutina. Propón un cambio nuevo cada semana en tu rutina. Puedes cambiar el coche por el transporte público, o compartir vehículo con tus compañeros de trabajo para ahorrar gasolina y contribuir a la salud del medio ambiente. También tienes la opción de caminar, para hacer ejercicio y mantenerte en forma cuando te desplazas a la oficina.

 

  • Revisa las condiciones de tus seguros y busca alternativas si lo necesitas. No tengas miedo de revisar las condiciones de tu seguro para los meses que están por venir, porque te ayudará a saber si necesitas buscar alternativas que se adapten mejor a la situación de tu familia. Las pólizas de Seguros RGA te ofrecen seguros personalizados que cubren cualquier desperfecto que pueda surgirte en casa, en tu vehículo o en cualquier parte. Incluso tienes la posibilidad de agrupar todos tus seguros para pagar uno único recibo mensual gracias a la “Tarifa Plana Multitranquilidad”.

 

  • Apóyate en asesores financieros profesionales. Una de las claves para mejorar nuestra capacidad de ahorro es buscar asesoramiento en profesionales financieros, que puedan identificar los puntos fuertes y débiles de nuestro plan económico. Apóyate en asesores especialistas en la materia, como puede ser tu gestor en la oficina de tu entidad de Grupo Caja Rural, para optimizar tus recursos y conseguir los resultados que buscas.

 

Ahora que conoces estos seis trucos, puedes aplicarlos en tu rutina para aumentar tu capacidad de ahorro de forma considerable. Comienza por elaborar tu presupuesto mensual, e intenta anticipar aquellos gastos (e ingresos) que vayas a tener a lo largo de los días hasta final de año.

 

De esta forma, tanto tú como tu familia podréis tener una bolsa de dinero creciente para guardar de cara al futuro o invertir en aquellos proyectos que tanto tiempo lleváis queriendo cumplir. Intenta ser constante en tus propósitos, y verás cómo tus planes financieros llegan a buen término antes de lo que esperas.

Artículos Relacionados