fbpx
 

TecnologíaCentraliza tus recibos, transferencias e ingresos recurrentes en ruralvía

Con el servicio Cambio de Cuenta, puedes trasladar tus recibos domiciliados, transferencias periódicas o ingresos recurrentes desde otra entidad a tu cuenta de Caja Rural
2 julio, 202013149 min

Todas las entidades del Grupo Caja Rural ponemos a tu disposición el servicio Cambio de Cuenta. Ahora, puedes trasladar tus recibos domiciliados, transferencias periódicas o ingresos recurrentes desde otra entidad a tu cuenta de Caja Rural sin moverte, de forma cómoda, rápida y sencilla.

 

Para que lo entiendas mejor es algo parecido a la portabilidad que haces cuando quieres cambiar de compañía telefónica. Si hace unos años, cambiar de banco suponía realizar un montón de trámites y papeleo, desde la entrada en vigor, el año pasado, del Real Decreto-ley 19/2017, de 24 de noviembre, de cuentas de pago básicas, traslado de cuentas de pago y comparabilidad de comisiones, el proceso se ha simplificado muchísimo. Tanto, que ahora puedes hacerlo tú mismo de forma gratuita y 100% online.

 

Ventajas del cambio de cuenta a Caja Rural

La rapidez y la comodidad son dos de los principales beneficios de este servicio. Pero, además:

  • Gratuito: El servicio es totalmente gratuito para los clientes de Caja Rural.
  • Rápido: Sin papeleos, sin llamadas, sin visitas a la sucursal y sin perder el tiempo.
  • Cómodo: Da igual donde estés, accede online a ruralvía y realiza tu traslado.
  • Fácil: A la carta, tú decides las operaciones que quieras trasladar.
  • Seguro: Con tus propias y exclusivas claves para realizar el traslado.

 

A través de este nuevo servicio, puedes realizar todas las gestiones y trámites necesarios para que puedas cambiar de una manera sencilla y ágil tus cuentas y todos los servicios que tienes domiciliados en ella a tu cuenta en Caja Rural. Nosotros nos encargamos de informar a tus emisores de recibos y de pagos cuál es tu nueva cuenta bancaria; te daremos un listado de las transferencias periódicas que tenías dadas de alta para volver a configurarlas en tu nueva cuenta y solicitaremos a tu antigua entidad el cierre de tu antigua cuenta si así lo deseas, incluyendo la transferencia del saldo a tu cuenta de Caja Rural.

 

Para solicitar el traslado de tus recibos, transferencias y otras domiciliaciones, debes disponer de una cuenta corriente en Caja Rural. Si no la tienes, puedes utilizar el servicio de Hazte Cliente, que encontrarás en la distintas páginas web de las entidades que conformamos el Grupo, o acercarte a la oficina de tu entidad más cercana. Si te decantas por hacerlo online, en tan solo 10 minutos dispondrás de una cuenta con la que poder operar desde ese mismo momento.

 

Cómo centralizar tus recibos, transferencias e ingresos recurrentes

Una vez que eres cliente registrado en ruralvía, el servicio de Cambio de Cuenta analizará e identificará automáticamente las domiciliaciones que tienes para que puedas seleccionar aquellas que quieres trasladar. Si algún emisor no fuese localizado, siempre podrás incluir manualmente sus datos y nosotros nos encargaremos de hacerle llegar la información de tu nueva cuenta. Sólo tendrás que indicar en qué fecha quieres que se haga el traslado efectivo, firmar digitalmente la notificación, a través de la web o con tu móvil, y enviaremos las comunicaciones necesarias.

 

Lo mismo ocurre con las transferencias. El sistema reconoce todas las transferencias periódicas que tengas en tu antigua cuenta bancaria y te facilita los datos para que puedas volver a asociarlas a tu cuenta de Caja Rural a través de ruralvía.

 

Asimismo, si lo deseas será tu nueva entidad quien gestione la solicitud del cierre de la cuenta que tienes en el otro banco. A través del servicio de Cambio de Cuenta, podrás indicar que quieres gestionar la petición de cierre e incluso la fecha en la que se debe transferir el saldo restante. Puesto que lleva un tiempo procesar la solicitud de tus nuevos datos, lo recomendable es mantener activa la cuenta antigua entre 2 y 3 meses.

 

Por otro lado, es importante que sepas que si tienes una hipoteca asociada a la cuenta en la otra entidad, es muy probable que la entidad no pueda cerrar la cuenta. Por lo general, no se pueden cancelar hasta que la hipoteca no esté amortizada.

 

Cómo puedo hacerme cliente de Caja Rural

Si has llegado hasta aquí y todavía no eres cliente, es posible quieras pertenecer a nuestra familia. Para ello, solo tienes que descargarte la app ruralvía móvil, pulsar el botón ‘Hazte Cliente’ y seguir los pasos que te irá marcando el proceso.

  1. Elegir la entidad de Caja Rural de la que te quieras hacer cliente.
  2. Completar la información que te solicitemos a través de un formulario.
  3. Será importante que tengas el DNI a mano para poder enviarlo en el momento.
  4. Recibirás una videollamada para confirmar tu identidad.
  5. Finalizarás el proceso firmando los documentos de manera online.

También puedes encontrar más información en las páginas web comerciales de las distintas entidades. ¡Hazte cliente y benefíciate de éstas y otras muchas ventajas!

Artículos Relacionados