AhorroCuida tu salud financiera con el método de ahorro de Harv Eker

El método de ahorro de Harv Eker te permite organizar tu gasto para distribuirlo de forma eficaz y conseguir un buen nivel de ahorro y mejorar tu salud financiera. Te explicamos en qué consiste y cómo conseguirlo desde Ruralvía.
24 agosto, 202172310 min

En el mundo del ahorro, son muchas las personas que se han animado a escribir libros para enseñar a los demás qué trucos y consejos pueden aplicar en su día a día para vivir una vida más sostenible para sus finanzas. Economistas, amas de casa y multimillonarios han escrito ríos de tinta para hacer un bien necesario a la sociedad, que se ha beneficiado de grandes libros como Los secretos de la mente millonaria, del empresario Harv Eker.

 

Si te decimos este nombre, puede que no te suene de mucho. Pero, ¿sabías que muchas personas aplican su fórmula de ahorro sin darse cuenta? Consiste en dividir una parte de nuestros ingresos, el 50%, para los gastos más importantes, con otra serie de divisiones del 10% para hacer frente a otras partidas negativas que afectan a nuestra salud financiera.

 

En este artículo hemos desglosado el famoso método de Harv Eker, para que puedas ponerlo en práctica cuanto antes. La gran ventaja es que solo necesitarás Mis Finanzas, la herramienta para gestionar tus ingresos y gastos desde Ruralvía, además de poder crear metas de ahorro automáticas, ¡una solución ideal para empezar a aplicar el método de Harv Eker!

 

Ahorra con el método efectivo de Harv Eker

 

La historia de Harv Eker es una de superación y pasión por las finanzas. Después de doce negocios iniciados sin éxito, la fortuna le llegó con un modelo de empresa que comenzaba a tener pujanza en Estados Unidos: el de las tiendas fitness para particulares. En tres años amasó una gran fortuna y quiso compartir sus secretos en un libro donde desgrana las claves para que empecemos a organizar nuestras partidas desde casa. Esta es la distribución del dinero que nos propone para conseguir una buena capacidad de ahorro antes de que acabe el año:

 

  • 50% para necesidades básicas. Esta parte de tu gasto debe ir destinada a las partidas de la casa, como el pago del alquiler o la hipoteca, las facturas de agua, luz e internet o la comunidad de vecinos. Además, debes incluir aquí la comida, las necesidades de salud y el transporte, con la gasolina de tu vehículo. De esta forma, ya no tendrás que preocuparte por las deudas más importantes en casa y podrás afrontar el resto de gastos con mayor comodidad.

 

  • 10% para el ahorro. Siempre viene bien tener un colchón financiero que nos permita afrontar futuros costes inesperados en los meses que están por venir. En el momento de conseguirlo es importante que sigas técnicas tradicionales de ahorro o consejos para ahorrar antes de que empiece la vuelta al cole de los niños.

 

  • 10% para la inversión. Ahorrar e invertir tiene diferencias muy importantes, así que Harv Eker nos propone que destinemos el 10% de nuestro presupuesto “para que el dinero haga el trabajo por nosotros” y consigamos un buen capital de cara al futuro. En todo este proceso debes entender que las rentabilidades de productos como fondos de inversión nunca están garantizadas, así que debes buscar información antes de decidirte por uno en particular.

 

  • 10% para la formación. Este método da una gran importancia a la formación a través de cursos o grados que nos permitan aprender buenas nociones de educación financiera para saber cómo podemos emplear nuestro dinero. También es posible mejorar la economía de casa aprendiendo a través de juegos de mesa entretenidos con nuestros niños.

 

 

  • 10% para ocio. Seguramente este porcentaje sea el que más corto se nos haga, por lo que tenemos que seleccionar muy bien en qué gastarlo. Aquí incluimos todo lo relativo a diversión y ocio: restaurantes, conciertos, actividades, un ordenador que debes comprar para que tus niños hagan sus trabajos… Organiza muy bien esta partida para que el gasto no se te vaya de las manos.

 

  • 10% para donativos. La motivación y la autoestima son importantes para poder continuar con el método. Es por ello que Harv Eker nos propone que seamos solidarios y destinemos un 10% de los gastos a causas benéficas como una ONG u Organización No Gubernamental. De esta forma, ayudaremos a los demás mientras ahorramos dinero para nuestras propias necesidades.

 

Antes de comenzar a aplicar estas fórmulas de ahorro, es fundamental que entiendas cómo estás gestionando tú los gastos en tu día a día. Mis Finanzas te permite categorizar cada uno de tus ingresos y gastos, para comprender qué partidas son realistas y en cuáles podrías recortar para aumentar tus ahorros.

 

Si quieres disfrutar de este servicio desde el móvil, puedes descargar la app Ruralvía Móvil de forma gratuita en Google Play o en la App Store.