AhorroSostenibilidadAprende a llevar una vida más sostenible

Ser más sostenible es solo cuestión de práctica. Estas técnicas te ayudarán a cambiar tu forma de ver la vida para ahorrar en familia mientras respetas el medioambiente.
21 mayo, 2021225110 min

Los grandes cambios empiezan con pasos pequeños. Esta filosofía puede ayudarte a tener una vida más sostenible en casa, en la calle o en la oficina, proponiendo soluciones para que toda la familia se sienta feliz mientras cuida del medioambiente y de su propia salud.

 

El Informe Europeo de Pagos de Consumidores, de Intrum, afirma que el 65% de los españoles está más preocupado por la sostenibilidad a raíz del coronavirus. La situación de crisis no solo ha hecho que vigilemos más nuestro bolsillo, sino que nos ha llevado a tener una nueva mentalidad responsable que marca todos los ámbitos de nuestra vida.

 

Desde apostar por la movilidad sostenible hasta hacer un consumo responsable, existen muchos hábitos que puedes implementar en tu día a día mientras ahorras grandes cantidades de dinero y energía. A continuación te explicamos qué trucos puedes seguir para ser mucho más sostenible.

 

6 tendencias para que tengas una vida 100% sostenible

Empieza anotando en una lista las rutinas que tiene cada uno en casa, desde el padre hasta los niños, y cómo podéis mejorarlas entre todos. Podéis proponer una serie de juegos con recompensas o castigos para que os divirtáis mientras participáis, mientras cumplís los retos que os proponen estas tendencias:

 

  • Plopping. Seguro que, si practicas running o sales a correr con frecuencia por la noche, alguna vez has aprovechado para bajar la basura. Esta técnica es lo que se conoce como plopping, con el añadido de que te motiva a moverte por el barrio mientras recoges los desperdicios que encuentras por la calle. Es una práctica ecologista que nació en Suecia y se ha convertido en un auténtico movimiento social para todas las edades.

 

  • Upcycling. ¿Estás acostumbrado a reciclar en casa? El upcycling da un paso más allá y te invita a reutilizar todo aquello que está por casa para crear nuevos elementos que te ayuden en tu día a día. Los límites están en tu creatividad: puedes utilizar botellas de vidrio para hacer una lámpara o incluso convertir un ordenador viejo en una pecera para tus animales. No te olvides de implicar a los niños para pasar una gran tarde en familia.

 

  • Preciclaje. Las decisiones de compra empiezan antes de entrar en el supermercado, con un buen plan de alimentación saludable. Elige envases biodegradables para evitar el consumo excesivo de plásticos, apuesta por frutas de temporada y dirígete a comercios locales en vez de grandes superficies. Verás cómo contribuyes al desarrollo del medioambiente y de la economía local en tu zona.

 

  • El movimiento ‘Zero Waste’. A veces es necesario ir un paso más allá para conseguir un cambio a gran escala en la naturaleza. Esto es lo que propone la iniciativa de ‘cero residuos’, que pretende terminar con todos los plásticos que rodean nuestros alimentos, desde el brik de leche del desayuno hasta las barritas energéticas de la merienda. Está basada en la regla de las 5 erres: rechazar lo que no necesitamos, reducir lo que necesitamos, reutilizar los envases y materiales y optar por el consumo de segunda mano, reciclar todo aquello que no se puede rechazar ni reducir y ‘rot’, es decir, descomponer la materia orgánica para obtener abono natural.

 

  • Los artículos de segunda mano. La ropa, la comida, los electrodomésticos… Hoy en día, es muy fácil encontrar tiendas de segunda mano en cualquier ciudad, así que deberíamos aprovechar los recursos que nos ofrecen para evitar la emisión de gases tóxicos al medioambiente y desarrollar una conciencia 100% sostenible. En España, el mercado de libros y discos de segunda mano es el más socorrido, por encima de la moda o la tecnología, según datos de Statista.

 

  • Elige un transporte que no contamine. Como te decíamos, una de las claves para reducir el impacto ambiental de nuestra actividad es utilizar medios de transporte que no perjudiquen a la naturaleza. Este puede ser un buen momento para comprar un coche eléctrico, hacerte con bicicletas para pasear en el campo con toda la familia o incluso sacar un bono de autobús para ir hasta el trabajo. En España ya existen motos de alquiler y otros turismos que funcionan con fuentes de energías renovables, así que puedes echar mano de ellos para favorecer el desarrollo sostenible.

 

Si quieres sacar el máximo provecho de estas tendencias, es recomendable que plantees unos objetivos a cumplir a final de mes. De esta forma, conseguirás la motivación necesaria para alcanzarlos mientras aprendes nuevos hábitos que te ayudarán a reducir el consumo de agua, luz y energías no renovables.