TecnologíaSácale partido a tus redes sociales y aprende a proteger tu privacidad

Aprende a configurar tu privacidad y evitar los ciberdelitos en redes sociales con los consejos que te damos en el Blog de Ruralvía
23 agosto, 202183410 min

Las redes sociales se han convertido en poco tiempo en una herramienta fundamental para organizar nuestras vidas. Sea por trabajo o por placer, todos accedemos día tras día a páginas web y aplicaciones como Facebook, Twitter o Instagram, donde compartimos información con conocidos y desconocidos por igual.

 

La pregunta es… ¿realmente somos conscientes de nuestra seguridad cuando interactuamos con miles de personas en las redes sociales? La mayoría de las ocasiones ni siquiera nos preocupamos por saber cómo esconder nuestro perfil, o cómo evitar que las cookies nos sigan mientras nos movemos de un portal web a otro.

 

Hoy queremos enseñarte cómo puedes sacar el máximo partido a tu perfil digital, para que tu comunicación con empresas como Snapchat, Tik Tok o Whatsapp sea lo más placentera y privada posible. Si te anima la idea, pon en práctica estos consejos día tras día, asegurándote de que empiezas a prestar atención a la configuración de privacidad que ponen a tu disposición.

 

Consejos para que navegues con seguridad en las redes sociales

Este Día del Internauta y Día Internacional de los hashtags es una gran ocasión para recordar qué podemos hacer para defendernos de cualquier intento de ciberataque o suplantación de identidad que recibamos a través de redes sociales. En el caso de los menores esto es fundamental, porque podemos ayudarles a evitar casos de ciberbullying que pueden dañar su salud mental o física, en el largo plazo. Esto es lo que puedes hacer para trabajar en tu privacidad en redes:

 

  1. Limita la información personal que proporcionas. No es necesario que completes todos los datos de tu perfil en Facebook o Instagram, porque la mayoría de campos acerca de intereses, creencias, familia o relaciones son opcionales. Además, es conveniente que no compartas fotos o información que pueda afectar a tu reputación profesional o social, evitando dar datos como tu domicilio o tu teléfono a terceras personas.

 

  1. Utiliza contraseñas seguras. Aunque te sientas tentado a poner una contraseña formada por números que conoces, como una fecha de cumpleaños o el día que fundaste tu empresa, es conveniente que no lo hagas. Utiliza siempre claves 100% seguras, basadas en símbolos y caracteres alfanuméricos que no guarden relación contigo, pero que puedas recordar con facilidad. Además, puedes activar la verificación en dos pasos en tus redes sociales, para pasar por una segunda capa de seguridad cuando quieras iniciar sesión.

 

  1. Haz uso de las herramientas de privacidad. Todas las redes sociales disponen de un apartado donde puedes configurar diferentes opciones de seguridad y privacidad. Podrás elegir quién puede ver tus publicaciones, la información que muestras en tu perfil y muchos otros aspectos, así que asegúrate de personalizarlo a tu gusto para que compartas tus datos solamente con quien tú quieres hacerlo.

 

  1. Cierra tu sesión activa en redes sociales. Uno de los problemas más comunes llega cuando dejas tu sesión de Instagram o Whatsapp web abierta en el ordenador de la universidad, porque enseguida llega otra persona y puede acceder a todos tus contactos con un simple golpe de ratón. Ten precaución cuando introduzcas tus datos personales en cualquier dispositivo y ve cerrando todas las sesiones cuando termines. De esta forma, y evitando las wifis abiertas, tendrás un método de protección seguro para el futuro.

 

  1. Ten precaución con las aplicaciones que solicitan acceso a tus datos. Este punto es básico para proteger tu privacidad en Facebook, ya que muchas aplicaciones exigen acceder a tu perfil para poder utilizarlas. Aunque te parezcan inofensivas y divertidas, es posible que puedan cambiar la cámara de tu móvil e incluso grabar tu voz con el micrófono. No te arriesgues y ponles freno en la configuración de tu teléfono.

 

  1. Desactiva la geolocalización. La mejor forma que tienen Google y las aplicaciones de controlar nuestros pasos es a través de la localización geográfica. En ocasiones es útil, porque te ayuda a encontrar restaurantes en Maps, por ejemplo, pero te recomendamos que la tengas desactivada cuando vayas a leer publicaciones de tus amigos. Esto te ayudará a mantener tu privacidad para que nadie descubras si escribes desde la costa alicantina o desde la estepa manchega.

 

En muchas ocasiones, el mejor consejo consiste en utilizar el sentido común. Cuando navegues por tus redes sociales debes mantener la guardia y evitar comportamientos temerarios, además de prestar atención a posibles estafas en forma de premios inesperados o sorteos que te regalan productos electrónicos sin pedirte nada a cambio. Si ves que has sido víctima de algún delito, no dudes en contactar con los administradores de las empresas que llevan las redes sociales, para que te ayuden en todo lo posible. ¡Mucha suerte!