fbpx
 

AhorroAprende a crear un presupuesto familiar

El presupuesto familiar es el mejor paso que puedes dar para cuidar de tu salud financiera. Hoy aprenderás a realizarlo de principio a fin.
19 marzo, 202186111 min

Uno de los pasos más importantes para que una familia disfrute de tranquilidad económica ante los gastos del futuro es tener un presupuesto familiar a la altura. De esta forma, todas las partidas están controladas y es más fácil establecer unos objetivos de ahorro realistas para que cada uno de los miembros pueda poner su granito de arena.

El Observatorio Cetelem de Consumo en España 2020 nos indica una realidad esperanzadora para muchos hogares. El gasto medio en viajes, informática o muebles ha caído cerca de un 20%, lo que indica que la tasa de ahorro ha aumentado y los españoles tenemos más dinero para hacer una planificación financiera en buenas condiciones.

Debemos aprovechar esta situación para generar un presupuesto familiar directo, medido y bien estructurado que nos permita seguir generando ingresos para el futuro. En este artículo descubrimos los pasos que nos ayudarán a tener en cuenta todos los aspectos de nuestra economía. ¿Te unes a nosotros en el viaje?

 

Los pasos para tener un presupuesto familiar a la altura

La familia es lo más importante, y la suma de las partes hace el todo. Estas dos premisas pueden ayudarte en el momento de hablar con el padre, la madre o los niños para que todos se impliquen en hacer un buen presupuesto familiar. Estos son los pasos para que, además de trabajar, lo paséis bien en el proceso:

 

  • Haz una tabla, como si fuerais a la escuela. La mejor forma de ayudar a los niños a concentrarse en una tarea es pensar en una gran tabla, donde puedas dividir tus ingresos y tus gastos. En ella puedes poner las partidas de la casa, mientras que les dejas a ellos la tarea de poner gastos hormiga que tengan en el camino a clase o cuando quedan con sus amigos. Un buen ejemplo de ello son los snacks que se compran en la papelería.

 

  • Prioriza los gastos más fáciles de eliminar. Ahora que lo ves todo en una gran imagen delante de ti, puedes saber qué gastos fijos, recurrentes e imprevistos puedes atacar de raíz. Anota la solución al lado de cada uno, por ejemplo, siguiendo estos patrones:

 

  • Fijos: facturas de la luz y del gas (¿debo consultar precios en otra compañía?)
  • Recurrentes: las actividades extraescolares (¿realmente necesita mi hijo ir a piano?)
  • Imprevistos: fugas de agua y reparaciones (¿debería comprar un kit de fontanería por si acaso?

 

 

  • Plantéate unos objetivos para tus partidas. Tener un buen presupuesto familiar consiste en identificar ingresos y gastos y llevar a cabo dos tareas: saber cómo aumentar los primeros y cómo reducir los segundos. De esta forma, podemos plantearnos unas metas para cada partida que podemos comenzar a partir de ahora. Por ejemplo:

 

  • Ingresos: Si soy autónomo, puedo hacer más trabajos a distancia en mi tiempo libre. También puedo empezar a escribir un libro para venderlo en el futuro o comenzar a invertir en Bolsa, teniendo claro que los ingresos nunca están asegurados.

 

  • Gastos: Reduciré los gastos hormiga dándome de baja de plataformas de Dejaré de pedir comida a domicilio y comenzaré a cocinar sano en casa, o dejaré de moverme con apps de transporte para hacerlo en bicicleta.

 

  • ¿Lo tienes claro? Ya puedes hacer tu presupuesto familiar. Si tienes el cuadro completo con tus partidas y has atado bien los gastos, con un documento de objetivos para cumplir sí o sí, ya lo tienes todo listo para empezar a mejorar tus finanzas. Empieza a dar pasos hacia el ahorro y verás como, poco a poco, conseguirás que tu economía doméstica esté sana antes de finalizar el año

 

En todo este proceso, es importante que estés atento porque es posible que salgan nuevos retos que no te esperabas. Las comisiones de tus tarjetas en el banco, una factura fuera de lugar o un gasto que no has tenido en cuenta pueden desanimarte, pero si eres capaz de hablar con tu familia y darte ánimos, tendrás motivación para todo lo que te propongas.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural te ayudan a preparar tu presupuesto familiar

 

En el mundo del ahorro, lo más importante es contar con las herramientas adecuadas para cuidar de tu salud financiera y de aquella que tienen tus seres queridos. Elaborar un presupuesto familiar es el primer paso, pero queda mucho camino por recorrer para implantar la mentalidad de ahorro en la conciencia.

 

Es por ello que las entidades del Grupo Caja Rural orientan y asesoran a sus clientes a través de productos de ahorro que tienen en cuenta todas sus circunstancias, desde su situación laboral hasta sus medios económicos, para que puedan dar sus primeros pasos y consigan ahorrar con mucha facilidad.

 

Escoge tu entidad en este listado para ponerte en contacto con ella, y que un profesional te dé una propuesta personalizada para tener un gran presupuesto con el que puedas equilibrar tus ingresos y gastos de ahora en adelante.