AhorroSostenibilidadLecciones de sostenibilidad: reduce el plástico en tu vida

En una sociedad acostumbrada a utilizar el plástico, la pregunta es… ¿qué podemos hacer para reducirlo en nuestras vidas y ser más sostenibles? Sigue estos consejos para descubrirlo
4 agosto, 20217519 min

Hoy en día, utilizamos el plástico para todo. Lo compramos en las bandejas para la carne, en los envases para las verduras, e incluso en productos electrónicos como los ordenadores o las lavadoras. Sin embargo, como este material es uno de los que más tardan en degradarse, el resultado es un empeoramiento en la salud del medioambiente y de las personas.

 

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente afirma que la contaminación plástica afecta de manera desproporcionada a personas, grupos y pueblos en situaciones vulnerables, mientras que pone en riesgo sus derechos básicos, salud y bienestar, y en el futuro planteará obstáculos sustanciales para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

En este artículo queremos enseñarte cómo puedes empezar a reducir el plástico en tu vida, aplicando nuevos hábitos para que puedas vivir un estilo de vida sostenible que te permita ahorrar dinero mientras que apoyas el crecimiento sostenible de la naturaleza. ¿Te gusta la idea? ¡Sigue con nosotros!

 

La importancia de reducir el plástico a largo plazo: un respiro para el mundo

La época del coronavirus ha traído una repercusión negativa de la que ningún medio de comunicación habla: los desechos en industrias como la medicina o las manufacturas, que han provocado un aumento en el uso del plástico por la fabricación de mascarillas y otros sistemas necesarios para prevenir la enfermedad a nivel global.

 

La consecuencia es que se han llegado a colapsar los sistemas de reciclaje existentes en algunos lugares de todo el mundo. En Singapur, durante el confinamiento de ocho semanas, se generaron 1470 toneladas adicionales de desechos plásticos solo a partir de envases para llevar. En Wuhan, China, los desechos médicos aumentaron seis veces a 240 toneladas por día durante la pandemia, sobrecargando la capacidad de incineración de la ciudad de 49 toneladas diarias.

 

Un solo hospital en Jordania produjo diez veces más desechos médicos por día, con solo 95 pacientes de COVID-19, de lo que normalmente produce; mientras que en Teherán, la capital iraní, los desechos médicos de los hospitales aumentaron entre el 17,6% y el 61,9% durante los primeros meses de la pandemia.

 

¿Por qué es tan importante reducir el plástico? Consejos para conseguirlo 

Aunque nosotros no seamos empresas u hospitales, la buena noticia es que podemos poner en práctica una serie de consejos para reducir el uso del plástico en nuestras vidas. Lo primero que debemos hacer es adecuarnos a un sistema de valores que nos permita desarrollar una mentalidad positiva: ¿por qué queremos que el plástico no sea protagonista en nuestras vidas? Después de responder a esta pregunta, tenemos que seguir estos pasos:

 

  • Evita utilizar botellas de plástico a menudo. Es inevitable comprar botellas de 5 litros de agua para hidratarse en casa, pero lo mejor es que te lleves también botellas de vidrio para contener el líquido. De esta forma, podrás conservar el agua fresca sin que esté expuesta a las sustancias químicas que se desprenden del plástico con el desgaste. ¡Es sano, eficiente y te permitirá ahorrar en botellas en el futuro!

 

  • Ve a la compra con bolsas reutilizables. En el supermercado es más importante que nunca pensar en el ahorro. Si llevas tus propias bolsas de tela o de otro material, evitarás comprarlas allí y conseguirás llevarte todos tus productos en un formato mucho más resistente hasta tu casa.

 

  • No compres comida envuelta en plástico. Lo mejor es que te lleves la fruta suelta, nunca en envases, además de comprar todo lo demás a granel. Aunque te sientas tentado a ir a por los packs de ahorro, piensa que esta decisión merece más la pena en el largo plazo.

 

  • Súmate al Do it Yourself (hazlo por ti mismo). Este movimiento social pretende recuperar las tradiciones de antaño, fabricando nuestros propios productos de limpieza e higiene caseros, como los jabones de colores o la crema de manos hecha a partir de ingredientes biodegradables. Puedes avisar a tus niños y a tu pareja para que te ayuden en el proceso.

 

Estos son solo algunos consejos que te ayudarán a reducir el uso del plástico en tu día a día, pero seguro que se te ocurren muchas más ideas. Recuerda que, si empiezas a reciclar todos tus desechos, estarás poniendo las bases para reutilizar distintos materiales y convertirlos en productos como libros o envases de cartón, que pueden hacer del mundo un lugar mucho más sostenible y eficiente.