fbpx
 

AhorroDos juegos para aprender a ahorrar, tengas la edad que tengas

Los juegos son divertidos y nos ayudan a aprender nuevos hábitos de comportamiento. Aprovecha estos dos retos para enseñar a tu familia cómo aprender a ahorrar de cara al final de año.
13 noviembre, 20204918 min

La edad no debe ser un impedimento para aprender a ahorrar. De hecho, cuanto antes empecemos a desarrollar este tipo de hábitos, antes podremos ayudar a nuestros hijos a descubrir nuevas herramientas para cuidar de su salud financiera conforme vayan creciendo.

 

¿Cómo podemos comenzar a hacerlo? Una de las herramientas más útiles para desarrollar el aprendizaje de nuevos conocimientos son los juegos, que tantas alegrías nos han dado a lo largo de nuestra vida.

 

A través de estos juegos para ahorrar, que pueden plantearse como retos para toda la familia, podemos optimizar nuestros recursos financieros. Desde esta perspectiva, tendremos mayor conciencia de los ingresos y gastos de nuestra cuenta a la hora de definir objetivos de ahorro adecuados para el futuro.

 

El ganador de la semana

En este divertido juego, tienes que definir un reto de ahorro para cada miembro de la familia, en función de la capacidad financiera de cada uno. Para la mamá o el papá de la casa, puedes proponer que el objetivo sea ahorrar el máximo en las compras de ropa, mientras que los niños pueden reducir sus gastos hormiga mientras están en el cole.

 

La recompensa para quien lo cumpla consistiría en elegir un plan para la familia el fin de semana, o decidir un día para ver una película en el cine o ir a comer a algún restaurante. Las opciones son múltiples, así que ponle imaginación y piensa en aquellas actividades que más os motiven.

 

La finalidad es conseguir que toda la familia se implique en el ahorro y que se vayan adquiriendo hábitos que no os abandonen con el tiempo. Para evitar trampas y comprobar el resultado, puedes colocar una hucha en la cocina o en el salón, de forma que cada miembro de la familia deposite su dinero mientras cumple el juego.

 

Los impuestos de la república independiente de tu casa

Seguro que recuerdas la famosa campaña de IKEA en la que podíamos leer: “Bienvenido a la república independiente de tu casa”. El hogar es el activo más importante para cualquier familia, pero también supone un espacio ideal para plantear rutinas de ahorro conscientes y fáciles de aprender.

 

En este juego, vas a tener que hacer de presidente en tu propia casa. Establece una serie de impuestos por comportamientos o conductas que supongan un despilfarro de tiempo o una mala conducta para padres e hijos por igual. Te proponemos esta tabla para que empieces, pero puedes plantear tus propias medidas según tu situación:

 

  • Decir una palabrota: 1 €
  • Dejar la ropa tirada en el suelo: 2 €
  • No tirar la basura: 1 €
  • No bajar la tapa del WC: 1 €
  • Discutir o pelearse: 5 €
  • Que te pillen mintiendo: 5€

 

Intenta que los impuestos sean progresivos, para que las actitudes más graves tengan una penalización mayor. A la hora de recaudarlos, pon una hucha o una caja en la que cada uno deba depositar el dinero, y al final de año podrás destinarlo a un capricho que decida la familia:  un viaje, una televisión de última generación, una consola…

 

Como ves, todos los juegos se basan en el mecanismo de castigo o recompensa. Te recomendamos que prepares los tuyos propios siguiendo estas indicaciones, teniendo en cuenta que el objetivo es implantar nuevos hábitos y corregir aquellos que suponen una pérdida de dinero a final de mes.

 

Otra propuesta muy interesante es la de preparar regalos de última hora para aprender a ahorrar en compañía. Los juegos de mesa como el Monopoly, el Hotel o el Catán y los videojuegos como Age of Empires o Los Sims proponen buenas ideas para ahorrar en nuestro día a día.

 

Explora toda la oferta a tu disposición, para que estas navidades sean una gran oportunidad para implantar hábitos sostenibles de ahorro que te permitan proteger y mejorar tus propias finanzas. ¡Mucho ánimo!

Artículos Relacionados