fbpx
 

Ahorro¿La familia crece? Prepárate y ahorra para tener una buena salud financiera

La llegada de un bebé siempre hace replantearse si se tiene una buena salud financiera. Asumir nuevos gastos puede ponerla en riesgo, por lo que te contamos cómo mantenerla estable
20 mayo, 20205029 min

Cuando se espera la llegada de un bebé una de las preocupaciones más habituales suele ser cómo afrontar los nuevos gastos. Pañales, ropa, comida, accesorios, productos de cuidado infantil, juguetes… Son gastos que, si no se tiene la previsión suficiente y no se goza de una buena salud financiera, pueden hacer que llegar a fin de mes sea todo un reto.

 

Optimizar al máximo el dinero del que se dispone antes del nacimiento y ahorrar todo lo posible es la principal recomendación. Pero no es lo único que puede hacerse. También hay pequeños trucos que ayudan a asumir los gastos básicos de manera más holgada.

 

Cómo mantener una buena salud financiera

Ahorrar con la llegada de un bebé es posible si sabes cómo. Una buena planificación es clave, así que, toma nota de nuestras recomendaciones y, si estás esperando un bebé, ponte manos a la obra.

 

  • Prepara una lista de elementos básicos necesarios y todos aquellos accesorios y complementos que te gustaría tener, como una hamaquita, el cochecito, la silla, un cuco… Identifica los imprescindibles y diferéncialos de los que no lo son. Reserva estos últimos para aquellos seres queridos que os pregunten qué regalaros. Si os animáis y celebráis un baby shower, haced una lista de regalos para el bebé y que cada invitado elija libremente. De esta manera también evitaréis regalos repetidos.
  • Como siempre cuando hablamos de ahorrar es necesario definir un presupuesto para los principales gastos: muebles, carrito, ropa, juguetes, farmacia, cremas… Intenta ajustarte a lo que te has marcado. Para evitar asumir el gasto de una, compra con antelación y poco a poco todo lo que necesites. Sobre todo, aprovecha las promociones y ofertas para poder ahorrar lo máximo posible.
  • Reutiliza todo lo que puedas de otros niños más mayores, como hijos, primos, amigos… Aunque pueda hacerte mucha ilusión que tu bebé estrene todo, no es necesario y, además, te darás cuenta enseguida. Los niños crecen muy rápido y sus necesidades cambian a la misma velocidad, por lo que son muchos los accesorios que cuando dejan de utilizarlos, están como nuevos. Si aprovechas todo lo que puedan dejarte, no sólo te estarás ahorrando un buen pico, sino que te estarás convirtiendo en un consumidor un poco más responsable. En los tiempos que corren, el consumismo es una conducta medioambientalmente insostenible.
  • Amueblar y decorar pensando en el largo plazo. La llegada de un bebé implica amueblar y decorar su habitación. En el caso de que tengáis que comprar muebles, procurad que sean útiles durante varios años y puedan adaptarse al ritmo de crecimiento del niño.
  • Los productos de cuidado e higiene y otros artículos como chupetes, pañales, mordedores… irán cambiando en función de la reacción del bebé. No te adelantes demasiado comprando este tipo de cosas y espera a ver qué es lo que prefiere tu bebé y las recomendaciones de los médicos. Además, seguro que muchos familiares, amigos y conocidos os los regalan.
  • El coche del bebé y la silla para el automóvil son los principales gastos antes de la llegada de un bebé. Haced un estudio de mercado para elegir el más adecuado a vuestras necesidades. Buscad ofertas, compara precios en distintos establecimientos, valora la posibilidad de comprarlo de segunda mano o incluso de que te lo dejen. En muchos casos, es fácil encontrar este tipo de productos en muy buenas condiciones por su poco uso.
  • Pañales, pañales, pañales… Si hay algo que te supondrá un desembolso permanente serán los pañales. Por eso, cada vez que te regalen pañales, sonríe y regala abrazos. Además, cuando veas una oferta de pañales, aprovéchala y compra al por mayor. Si mantienes esta rutina unos cuantos meses, el ahorro será importante.

 

Ya con el recién llegado a la familia, lo más aconsejable es abrirle una cuenta de ahorro lo antes posible. De esta forma, se puede ir ahorrando para su futuro e ir guardando en ella el dinero que le regalen en momentos especiales. Además, en el Grupo Caja Rural, los más pequeños podrán disfrutar de juegos, concursos y sorteos para cuando empiecen a ser más conscientes, que puedan ir aprendiendo conceptos básicos sobre finanzas de la forma más efectiva: jugando.

 

Busca la entidad financiera de Grupo Caja Rural que más te interese y descubre qué opciones ofrecen para los más pequeños.