EmpresasConsejos para empezar a buscar prácticas en empresas

Buscar prácticas es una tarea que requiere de gran esfuerzo y motivación. Estos trucos te ayudarán a vivir una experiencia que podría conducirte a tu primer puesto laboral.
13 abril, 2021153912 min

A la hora de encontrar oportunidades laborales en el mercado, los jóvenes universitarios miran con optimismo a las prácticas que ofrecen las empresas. Para muchos de ellos, este es el primer contacto que tienen con el mundo del trabajo, por lo que se aplican con todas sus fuerzas para aprender nuevas habilidades de cara al futuro.

 

La Estadística de Estudiantes Universitarios (EEU), del Ministerio de Universidades, afirma que hubo 1.309.791 estudiantes de grado y ciclo en el curso 2019/2020, mientras que aquellos que estudiaron un máster continuaron su tendencia creciente hasta alcanzar los 234.214.

 

Las cifras nos dicen que cada vez hay más jóvenes que están interesados en recibir una formación reglada para conseguir un empleo estable y bien remunerado, así que hoy vamos a enseñarte los mejores consejos para que encuentres prácticas en empresas y comiences a crear un futuro laboral ideal para tus intereses.

 

¿Qué debes hacer cuando buscas prácticas en empresas?

Lo primero que debes hacer es afrontar la búsqueda con muchas ganas. Hay decenas de empresas que han establecido convenios con universidades, o que buscan alumnos para formarlos en su área de especialización, así que debes mantener la motivación en todo momento. Estos son los mejores consejos para que empieces a buscar prácticas en empresas:

 

  • Analiza tus puntos fuertes y débiles. El primer paso consiste en sentarte con un papel y un bolígrafo enfrente. ¿Qué has estudiado hasta ahora? ¿Cómo puedes aplicarlo en una empresa? Responder a todas estas preguntas te ayudará a entender qué quieres conseguir con los meses que estarás en tu nuevo puesto de trabajo. Propón objetivos SMART, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo asignado, para ver hasta dónde puedes llegar.

 

  • Estudias todas las ofertas disponibles. Empieza preguntando en tu centro o universidad por las ofertas de prácticas publicadas, atendiendo a tu criterio y a tu objetivo profesional. Si quieres más opciones, también puedes buscar una empresa que te guste por tu cuenta. El beneficio de la autocandidatura es que demuestra auténtico interés por aprender en un ámbito que te apasiona e incluso, con el tiempo, convertirte en un empleado estrella.

 

  • Presta atención a los requisitos y a las competencias. En ocasiones, tienes que cumplir una serie de requisitos para entrar a hacer prácticas en una compañía. Conocer idiomas o manejar programas informáticos son dos requisitos muy comunes, pero ten cuidado con otras especificaciones formales, como seguir matriculado en la universidad de origen para poder entrar a trabajar.

 

  • Piensa en la duración ideal para tu experiencia. Normalmente, las prácticas tienen duraciones que oscilan entre los 3 y 6 meses. En algunos puestos aprenderás más rápido que en otros, así que adáptate a la duración propuesta y estudia la posibilidad de ampliar el periodo o incluso cambiar de empresa si sientes que tienes más competencias que aprender en otra.

 

  • Vigila bien las condiciones del contrato. En él deben estar recogidas tus tareas, tu horario, tus derechos, tus obligaciones y… tu salario. Es conveniente que te paguen algo por tu labor, pero eres tú quien debe valorar si merece la pena entrar en una compañía solamente para adquirir experiencia. En cualquier caso, tienes que informarte muy bien de posibles becas para pagar ciertos gastos como el transporte. También puedes echar un vistazo a esta lista de consejos para ahorrar viviendo de alquiler.

 

  • Empresa pública versus empresa privada. Ten en cuenta que hacer tus prácticas en una institución pública como un ayuntamiento, un colegio o un laboratorio de la universidad pueden darte mucha experiencia de vida; pero difícilmente te acercarán a la posibilidad de un trabajo de verdad, a no ser que quieras hacer una oposición. Es en la empresa privada donde podrías encontrar un espacio laboral y competitivo de forma más rápida, si eso es lo que quieres.

 

  • ¡Aprende todo lo que puedas! Si ya estás dentro, es el momento de ponerse manos a la obra. Pregunta, desplázate de una sección a otra y mantén los oídos bien abiertos para aprovechar el tiempo que estés en la empresa. Puedes estudiar, incluso, las distintas formas de trabajo que han adoptado a raíz del coronavirus, para adaptarte a ellas y comenzar a elaborar un currículum vitae a la altura de los nuevos tiempos.

 

Como ves, la clave para tener éxito en todo este proceso es la motivación. Una vez entras en la empresa toda la tensión se relaja, pero hasta que lo consigues puedes sentirte tentado a abandonar o a coger la primera opción que te ofrecen solo por no molestarte. Recuerda que esta es una decisión tuya  y que podrías estar caminando directamente hacia tu primer puesto de trabajo, así que dale la importancia que se merece.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural podrían ser tu primer destino laboral  

Trabajar en una cooperativa de crédito tiene muchas ventajas porque te permite desarrollar tus habilidades en un buen ambiente de trabajo, en una tipología de negocio donde se ponen en práctica valores como el trabajo en equipo, la organización es bajo una estructura democrática donde la propia entidad pertenece a sus socios, trabajadores y clientes. Además, trabajar en una cooperativa de crédito te ofrece la oportunidad de contribuir en el crecimiento social, cultural y económico de una zona geográfica concreta, y potenciar cualidades como la responsabilidad y la solidaridad que te serán de gran utilidad en tu vida personal también.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural cuentan con Rural Empleo, un portal web donde puedes encontrar todas sus ofertas de empleo y conocer las diferentes iniciativas que llevan a cabo para beneficiar el crecimiento económico y social de sus territorios de influencia.

 

La posibilidad de conseguir un gran crecimiento profesional y vivir en un entorno laboral estable son dos motivaciones que pueden llevarte a decidirte por un puesto laboral de futuro en el Grupo Caja Rural. No lo pienses más y echa un vistazo a todas las opciones disponibles.