fbpx
 

EmpresasNuevas formas de trabajo, ¿cuál ha elegido tu empresa?

La pandemia por coronavirus ha traído consigo nuevas formas de trabajo que han llegado para quedarse. Es la era del smart working y sus distintas modalidades, descúbrelas.
22 julio, 202093310 min

La pandemia del coronavirus ha impulsado el teletrabajo en las empresas como vía para poder mantener la actividad. A pesar de ser una fórmula poco extendida en nuestro país, hasta un 80 por ciento de las compañías han reorganizado sus formas de trabajo para que sus empleados pudieran hacerlo desde casa, según datos del Banco de España. Tras el confinamiento, ésta y otras modalidades de trabajo más flexibles son ahora parte del día a día de muchas organizaciones.

 

Anglicismos como smart working, flexible work o remote work han llegado a nuestro país para quedarse. Todos estos términos hacen referencia a una evolución del teletrabajo. Son modelos en los que se trabaja desde lugares diferentes al centro de trabajo, con horarios flexibles y en los que lo que se valora es la consecución de objetivos frente a la cultura de la presencialidad, fuertemente arraigada en España.

 

En la actualidad, las nuevas tecnologías han contribuido a esta evolución en el ámbito laboral y cada vez hay más personas desarrollando su trabajo en su domicilio; en centros de trabajo itinerantes; en centros de trabajo compartidos; en las oficinas de clientes… Para poder hablar de smart working deben darse tres aspectos clave: la deslocalización del centro de trabajo; la flexibilización horaria y el uso de dispositivos tecnológicos.

 

Estas son las nuevas formas de trabajo han venido para quedarse

Aunque teletrabajo y smart working puedan parecer lo mismo, tienen algunas diferencias. Mientras el teletrabajo o trabajo a distancia es aquel que se realiza fuera de la oficina, el smart working va más allá, pudiendo realizar el trabajo, gracias a las nuevas tecnologías, en cualquier lugar, con total autonomía y de manera flexible.

 

Una modalidad de teletrabajo es el coworking, que consiste en un espacio de trabajo compartido. Cada vez son más los profesionales que se decantan por trabajar en un coworking, sobre todo, cuando para realizar su actividad todo lo que necesitan es un ordenador y conexión a internet. Después de estar tanto tiempo confinados en nuestros hogares, el coworking es una modalidad en auge que, además, permite crear sinergias con otros profesionales.

 

En muchas ocasiones, el smart working está vinculado a las empresas más innovadoras, con una cultura empresarial moderna y con nuevas metodologías de trabajo. Algunas de las más eficaces son:

  • Filosofía Lean o Lean Manufacturing (producción ajustada) es una filosofía de trabajo con la que optimizar los procesos de producción, reduciendo al máximo los ‘desperdicios’, es decir, aquellos procesos que consumen más recursos de los necesarios. Las claves de esta forma de trabajar, que debe ser una parte intrínseca de la cultura empresarial, son la efectividad, la eficiencia y la innovación.
  • Metodología Kanban. Kanban es un método para gestionar el trabajo que surgió, a finales de los años 40, en Toyota Production System (TPS). De esta manera, la producción se basa en la demanda de los clientes y no en la práctica tradicional pull de fabricar productos e intentar venderlos en el mercado. Se sentó así las bases del Lean Manufacturing. La palabra Kanban procede del japonés y significa tarjeta con signos o señal visual. Esta metodología se articula a través del tablero Kanban, compuesto por tres columnas: Por hacer, En proceso y Hecho. Si se aplica bien, ayuda a identificar dónde están los cuellos de botella y qué es lo que impide que el flujo de trabajo sea continuo.
  • Metodología Scrum. Scrum es un proceso en el que se aplican de manera regular un conjunto de buenas prácticas para trabajar colaborativamente, en equipo, y obtener el mejor resultado posible de un proyecto. Forma parte de las metodologías ágiles más utilizadas orientada a entregar al cliente productos y/o servicios de mayor calidad, con mayor valor añadido, con menos costes y en menor tiempo.
  • XP – Extreme Programming. Es otra de las conocidas como metodologías ágiles pero, en este caso, relacionada con el desarrollo de software. El objetivo es el mismo, favorecer el desarrollo de proyectos con mayor flexibilidad, eficacia y control.

 

En España hemos pasado de cero a cien de un día para otro en lo que a teletrabajo se refiere. Lo hemos hecho por emergencia durante prácticamente tres meses. Sin embargo, para evaluar todo el potencial que tiene trabajar en remoto es necesario acometer cambios en la cultura de las organizaciones. Ahora que muchas empresas continúan trabajando de esta manera, incluso la administración pública ha implantado el teletrabajo entre los funcionarios, quienes tendrán derecho a teletrabajar al menos un día por semana y hasta cuatro si tienen menores a su cargo de hasta 14 años o personas dependientes, el Ministerio de Trabajo ya está elaborando una ley que lo regule.

 

Si durante este tiempo has estado teletrabajando y te has dado cuenta de que necesitas renovar tu equipo tecnológico o bien, tienes una empresa y te gustaría destinar más recursos a tus empleados, puedes solicitar información en tu entidad de confianza del Grupo Caja Rural sobre las opciones de financiación disponibles.