fbpx
 

TecnologíaCajeros o ATMs, ¿sabes que puedes hacer además de sacar dinero?

Descubre cómo operar en tu cajero o ATM de confianza y qué funcionalidades tienes a tu disposición junto con la retirada de dinero o el traspaso de efectivo entre cuentas
28 septiembre, 202049512 min

Los cajeros o ATMs son una parte importante de nuestra vida diaria. Cuando necesitamos dinero en efectivo, nos desplazamos hasta nuestra entidad de confianza; pero también cuando queremos traspasar dinero a nuestra cuenta o a la hora de realizar transferencias presenciales.

 

Hoy en día disponemos de alternativas como las apps móviles y los navegadores del ordenador para realizar estas operaciones. Sin embargo, muchas veces preferimos acercarnos hasta los cajeros o ATMs y aprovechar el paseo para realizar alguna compra u otro recado, o simplemente todavía no utilizamos la apps móviles ni Internet y nos fiamos más de lo terrenal y físico como un cajero automático.

 

Es fundamental conocer de cerca qué funcionalidades nos permiten los cajeros, así que vamos a explicarte qué alternativas tienes para realizar tus operaciones o gestiones. Además, te haremos partícipe de la importancia que tiene para las entidades del Grupo Caja Rural la inclusión financiera de las provincias despobladas en España.

 

 

Qué operaciones puedes hacer en cajeros o ATMs aparte de sacar dinero

Los cajeros automáticos nos permiten funciones distintas que nos facilitan la vida a la hora de realizar transacciones en el momento. Aparte de sacar dinero, por ejemplo, haciendo uso de las tarjetas mixtas, tenemos a nuestra disposición una serie de operaciones para complementar nuestras decisiones financieras.

 

Es importante que tengamos en cuenta una serie de medidas de seguridad antes de operar con ellos, como vigilar que nadie está cerca y menos aún cuando introducimos el PIN. Entre las actividades que te permiten los cajeros o ATMs se encuentran las siguientes:

 

  • Pagar recibos sin horarios. En alguna que otra ocasión nos llega un recibo no domiciliado, como es el caso de las facturas de la luz y el agua, que debemos saldar lo antes posible para que no se convierta en un problema. En ese caso, es tan fácil como acudir al cajero y pagar la cantidad correspondiente para cada uno de ellos en la pantalla.

 

  • Ingresar y traspasar dinero. Una de las funciones más importantes de los cajeros o ATMs es la de realizar ingresos y traspasos entre cuentas o de una tarjeta a tu cuenta.

 

Esto es muy cómodo para depositar nuestro dinero en una cuenta de ahorros que utilicemos aparte de la habitual, lo que nos permite tener un buen método de ahorro para nuestros gastos extra mes a mes.

 

  • Realizar transferencias nacionales e internacionales. Los cajeros o ATMs también nos dan la cómoda opción de transferir el dinero que tenemos en nuestra cuenta o en una tarjeta a la cuenta de otra persona, ya se encuentre en nuestra entidad o no. De esta forma, podemos tener al día todos los pagos para no tener que preocuparnos por las deudas de cara al futuro.

 

  • Consultar el saldo y recargar tarjetas prepago y móviles. Hay ocasiones en las que solo necesitamos utilizar nuestras tarjetas para unas operaciones concretas, como sucede con las tarjetas prepago y las móviles. Los cajeros son lugares perfectos para recargarlas, pero también para consultar el saldo de nuestras cuentas y tomar decisiones que mejoren nuestra capacidad de ahorro.

 

Las entidades de Grupo Caja Rural apuesta por la inclusión financiera

 

Una de las herramientas más importantes para impulsar la inclusión financiera consiste en la instalación de cajeros o ATMs en zonas despobladas de nuestro país. Las entidades del Grupo Caja Rural llevan años apostando por ésta y muchas otras medidas para lograr la integración de muchas poblaciones que no cuentan con servicios financieros en su zona. Porque en ubicaciones donde otros bancos han cerrado y se han marchado, las entidades de Grupo Caja Rural se mantienen presentes para dar servicio a sus vecinos.

 

Este es el caso de Caja Rural de Granada o Caja Rural de Salamanca, que han instalado cajeros en diferentes puntos de sus regiones donde otras entidades se han marchado, dejando a la población en riesgo de exclusión financiera.

 

Otro buen ejemplo de este esfuerzo por acercar los servicios financieros a todas las ubicaciones, con mayor o menor población, es Caja Rural de Soria. La entidad cuenta con una oficina móvil que funciona como una sucursal bancaria sobre ruedas que llega a pueblos donde hace años que ningún otro banco tiene presencia.

 

Las entidades de Grupo Caja Rural somos conscientes de que los movimientos migratorios de la población desde los pueblos a las ciudades están motivados por la falta de servicios. Es por ello que trabajamos, desde el cooperativismo financiero inclusivo, para lograr que cada vez más ciudadanos puedan realizar sus operaciones en cajeros o ATMs cada día.

 

Cómo hacerse cliente de Caja Rural

Si has llegado hasta aquí y todavía no eres cliente, es posible quieras pertenecer a nuestra familia. Para ello, solo tienes que descargarte la app ruralvía móvil, pulsar el botón ‘Hazte Cliente’ y seguir los pasos que te irá marcando el proceso.   

  1. Elegir la entidad de Caja Rural de la que te quieras hacer cliente.
  2. Completar la información que te solicitemos a través de un formulario.
  3. Será importante que tengas el DNI a mano para poder enviarlo en el momento.
  4. Recibirás una videollamada para confirmar tu identidad.
  5. Finalizarás el proceso firmando los documentos de manera online.

En unos minutos serás cliente de la entidad que hayas elegido. 

Artículos Relacionados