fbpx
 

Empresas¿Quieres saber qué determina la ley del teletrabajo?

La ley del teletrabajo quiere regular las relaciones entre la empresa y los empleados para evitar conflictos y favorecer la desconexión digital. ¿Te animas a conocerla?
11 diciembre, 202089710 min

El coronavirus ha cambiado la forma que tenemos de comunicarnos, hasta el punto de que muchas empresas han tenido que buscar nuevas fórmulas productivas para esta situación, como el teletrabajo, el coworking o incluso el smart working.

 

El Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia ha sido la respuesta del Gobierno para dotar de un marco legal y efectivo al esfuerzo que estas empresas han tenido que hacer para adaptarse a las condiciones del teletrabajo.

 

Vamos a ver en qué consiste esta nueva ley, que entró en vigor el 13 de octubre y tiene como objetivo proporcionar las herramientas adecuadas para que empresas y autónomos puedan mantener su actividad durante la pandemia.

 

En qué consiste la ley del teletrabajo

El teletrabajo tiene numerosos beneficios para empresas y trabajadores, como el aumento de la productividad, la conciliación con la vida personal, el ahorro de costes o la reducción de los conflictos en el seno de la empresa. La nueva ley del teletrabajo pretende incentivar todo esto, a través de distintas medidas enfocadas en estos apartados:

 

  • La consideración del trabajo a distancia. Si el 30% de la jornada transcurre fuera del ámbito laboral, se considera que el trabajador está realizando trabajo a distancia (dos días a la semana). Además, este debe ser de carácter voluntario y en ningún caso impuesto por la empresa.

 

  • Los convenios de prácticas y el salario. En los contratos de trabajo con menores de edad y en los contratos en prácticas y para la formación y el aprendizaje, se debe garantizar un mínimo del 50% de trabajo presencial. Los trabajadores a distancia deben cobrar, siempre, el mismo sueldo que aquellos que lo hagan en la oficina.

 

  • Los derechos y obligaciones del teletrabajador. Debe existir un acuerdo previo con el empleado sobre las condiciones del teletrabajo. En él deben encontrarse el recuento de medios y equipos, los gastos que abona la empresa y la flexibilidad de horarios, con un recuento del tiempo que dedica al trabajo.

 

  • La existencia de un convenio anterior. Cuando este acuerdo ya esté en vigor, se producen dos supuestos. Si tiene un período concreto, se cumple la fecha y se adapta a la nueva ley del teletrabajo, pero si es indefinido la empresa tiene un año para incorporar la nueva ley al texto.

 

  • La desconexión digital de los trabajadores. Uno de los apartados más innovadores de la ley del teletrabajo es el derecho a la desconexión digital de los empleados. De esta forma, se limita el empleo de medios de trabajo y el envío de correos electrónicos fuera del horario laboral, por ejemplo, cuando están disfrutando del tiempo libre en casa.

 

  • Los trabajadores públicos no siguen la ley. Esta ley no se aplica al personal laboral de las Administraciones Públicas, que contarán con una normativa específica el año que viene. El Gobierno y los agentes sociales ya están trabajando en el texto, que estará regulado a partir del artículo 13 del Estatuto de los Teletrabajadores.

 

¿Qué te parecen estas medidas? Con la ley del teletrabajo se normalizan las relaciones entre las empresas y los empleados, de forma que ambos tienen un texto legal al que acudir para preparar los convenios específicos de cada sector.

 

Uno de los usos más importantes del trabajo a distancia es que favorece la formación continua e impulsa la creación de grandes negocios en el entorno rural. Estas dos características permiten que los empleados adquieran nuevos conocimientos en el medio online e incentiva a muchos emprendedores a contribuir en la lucha contra la despoblación.

 

Las oportunidades laborales que ofrecen las entidades del Grupo Caja Rural

La satisfacción con el teletrabajo es uno de los apartados más importantes para cualquier trabajador, que debe contar con los medios y herramientas adecuados para desempeñar su función en condiciones.

 

Los valores como la cercanía, la solidaridad y la responsabilidad guían la actuación de las entidades que forman parte del Grupo Caja Rural. Es por ello que tendemos la mano a nuevos profesionales para que desarrollen su trabajo con nosotros, en un entorno que favorece la estabilidad laboral y el aprendizaje, a través de cursos y formaciones de todo tipo.

 

Si quieres formar parte de la familia Caja Rural, puedes acceder a Rural Empleo, donde podrás conocer nuestros proyectos y descubrirás la oferta adecuada para tus aptitudes en el lugar en el que te encuentres. ¡No lo dudes y echa un vistazo!