fbpx
 

EmpresasSostenibilidadApuesta por la sostenibilidad empresarial en tu negocio y reduce su impacto ambiental

La clave para lograr la sostenibilidad empresarial consiste en llevar un estilo de vida que permita el ahorro y el respeto por la naturaleza. Estas son las claves para que los empleados desarrollen una conciencia sostenible.
23 marzo, 2021118810 min

La sostenibilidad empresarial es un valor cada vez más presente entre los negocios españoles, que se preocupan mucho por ahorrar en su factura energética o favorecer el bienestar de sus empleados con iniciativas que además respeten el medioambiente.

 

De esta forma, no solo consiguen reducir los gastos fijos que tienen en la oficina o en sus dispositivos electrónicos, sino que también consiguen crear un entorno ideal para que los trabajadores puedan dar lo mejor de sí en cada momento.

 

En este artículo vamos a ver cómo puedes cultivar la sostenibilidad empresarial en tu actividad, con unos consejos que puedes implementar en tu día a día sin hacer grandes esfuerzos. Cuando consigas convertirlos en hábitos, verás cómo consigues ver una gran mejoría en tus cuentas en la salud financiera y en el desarrollo ecológico de tu compañía.

 

9 consejos para mejorar la sostenibilidad empresarial

 

  • Controla el uso de energía en tu empresa.  Lo mejor que puedes hacer es solicitar una auditoría energética en tus procesos e instalaciones cada cierto tiempo. Es conveniente que revises periódicamente tus consumos y los aislamientos térmicos en equipos de frío o calor para que no termines desperdiciando en calefacción.

 

  • El agua, siempre con un uso sostenible. También deberías prestar atención a las facturas de este gasto tan importante, porque a veces es buena idea realizar un cambio de compañía. Ahorrar agua en tu día a día es muy sencillo, así que te animamos a introducir pequeñas técnicas para conseguirlo, como poner un doble botón en el inodoro de la oficina o reutilizar las corrientes de agua de la instalación.

 

  • Revaloriza tus residuos siempre que puedas. En muchas ocasiones podemos reutilizar aquello que producimos en la empresa, como el biogás o biomasa, las enmiendas o fertilizantes y los productos o sustancias de valor que se extraen del suelo.

 

  • Encuentra nuevas fórmulas de envasado. Con un plan de envases específico podrás conseguir que el material sea biodegradable, lo que significa que puede descomponerse con mayor facilidad para hacer menos daño a la naturaleza. No solo proporciona una buena imagen de marca, sino que permite ahorrar en el momento de la producción.

 

  • Mide la huella ambiental de tu empresa. Prepara un buen plan para conseguir que la huella ambiental de tu actividad no interceda con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Las ventajas son innumerables, como una mayor sostenibilidad en el transporte de las mercancías o una conciencia medioambiental más desarrollada.

 

  • Ofrece formación ambiental a los empleados. Una de las características del empleado estrella es que, además de tener iniciativa y capacidad de aprendizaje, es capaz de tomar decisiones que respetan el entorno. Programa planes de formación ambiental para que todos tus trabajadores sepan cómo pueden ahorrar de forma sostenible en cada momento.

 

  • Reduce la carga contaminante en aguas residuales. El procesamiento de aguas es un sector que tiende hacia la contaminación, por la necesidad de expulsar líquidos llenos de polución a los ríos o al mar. Puedes evitarlo instalando un nuevo dispositivo de depuración o aplicando técnicas limpias para reducir el volumen y la carga de los residuos vertidos en agua residual.

 

  • Prueba nuevos diseños ecológicos y sostenibles. Ya hemos hablado del envasado, pero puedes llevar tu nuevo afán medioambiental a todo el proceso de elaboración del producto. Esto te permite conseguir grandes ventajas competitivas frente a otras empresas y llegar a consumidores concienciados con el respeto a la naturaleza.

 

  • Recicla para traer felicidad a tu entorno laboral. Si quieres hacer un buen reciclaje de residuos en la oficina, solo tienes que corregir los errores más comunes. Comienza por preparar varias bolsas para el plástico, el cartón, los residuos y el vidrio, indicando qué debe tirarse a cada una. Incluso puedes colocar un depósito para colocar objetos que luego se pueden llevar hasta el punto limpio más cercano.

 

Como ves, muchas de las técnicas que puedes llevar a cabo para lograr la sostenibilidad empresarial parten de ideas que se aplican en el hogar. Para vivir en una casa sostenible, solo tienes que incluir nuevos hábitos como apagar los aparatos que estén en stand-by, utilizar gas e inducción en las comidas o llevarte bolsas reutilizables mientras consumes productos de cercanía en el comercio local.

 

Piensa tus propias ideas y verás cómo consigues ahorrar poco a poco, ya sea con los trabajadores de la empresa o con los miembros de tu familia. Cuando tienes una actitud abierta hacia el medio ambiente, puedes estar seguro de que lograrás todos tus objetivos para llevar un estilo de vida mucho más sostenible.