AhorroSeis formas de ahorrar en casa y disfrutar de un hogar sostenible

Ponte en marcha. Disfrutar de un hogar sostenible te ayudará a ahorrar a fin de mes y a preservar el medio ambiente. Te contamos qué puedes empezar a hacer desde ya
29 marzo, 20191727 min

¿Te gustaría que tus hijos, los hijos de tus hijos y los hijos de los hijos de tus hijos disfrutaran de la naturaleza, tal y como lo estás haciendo tú? Si tu respuesta es sí, hay muchas cosas que puedes hacer por el medio ambiente. Te vamos a contar cómo disfrutar de un hogar sostenible y sentir que estás colaborando con el cuidado del planeta.

 

El derroche de agua y energía. además de tener consecuencias medioambientales irreversibles, también supone un elevado coste a fin de mes. Por citar un ejemplo, en términos de derroche, el consumo medio de agua por habitante supera los 140 litros por día, y cada hogar emite a la atmósfera 12,5 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

 

Estas cifras, sumadas a que casi diez millones de viviendas españolas no cuentan con ningún tipo de medida para la eficiencia energética, hacen que la transformación de nuestros hogares, en lugares sostenibles, sea una necesidad.

 

Cómo vivir en un hogar sostenible

Contribuir a preservar el medio ambiente exige un ajuste de hábitos. Pequeños cambios que, además de implicar grandes beneficiosos para el Planeta, te ayudarán a ahorrar. Si quieres vivir en un hogar sostenible, toma nota:

 

  • Apaga los aparatos eléctricos. Desconéctalos cuando no vayas a utilizarlos, pero no los dejes en ‘stand by’ porque también supone coste y derroche energético. Apagar del todo el ordenador, la televisión, los cargadores y el equipo de música, por ejemplo, supone un ahorro del 10%, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

 

  • Revisa la potencia eléctrica contratada. Si cuando enciendes distintos aparatos eléctricos a la vez no ‘saltan los plomos’, quizá puedas plantearte reducir la potencia contratada.

 

  • Elige electrodomésticos eficientes. En la medida de lo posible, opta por electrodomésticos con la máxima clasificación energética disponible (A+++), pues suponen un importante ahorro. Pero, además, utilízalos de forma eficiente y vigila dónde los instalas. Por ejemplo, un frigorífico situado al lado de una fuente de calor hará que consuma más energía de lo habitual.

 

  • Consume de forma responsable. Ahorrar en el supermercado es posible. Utilizar los comparadores de precios, buscar ofertas y promociones, comprar productos frescos y de temporada…. Son solo algunos ejemplos de cómo actuar en este sentido. En cuanto a los productos de limpieza, intenta que sean naturales y si puedes, cómpralos a granel, llevando tú mismo envases de plástico reciclados.

 

  • Aísla correctamente la vivienda. Medidas como las ventanas de doble vidrio pueden llegar a suponer un ahorro en calefacción del 50 por ciento, por lo que, lo que a priori puede parecer un gasto, a la larga es una inversión. Respecto a la calefacción o climatización, también es importante ajustar bien los termostatos. Lo recomendable es programar el aire acondicionado a 25 grados y la calefacción, a 21 grados.

 

Otra medida para ahorrar agua en casa es instalar en la boca de los grifos aireadores. Gracias a esta pequeña pieza, el consumo de agua se reduce hasta un 50 por ciento.

 

  • Cocina de forma eficiente. Aunque no lo parezca, cocinar también supone un importante consumo energético. Para evitarlo, utiliza la olla a presión. Reducirás el tiempo y la energía consumida. Planifica bien los menús semanales y evita tirar comida a la basura.

 

Instalar depósitos pluviales para recoger el agua de lluvia y reutilizarlo, por ejemplo, para regar las plantas; gestionar correctamente los residuos domésticos y un consumo colaborativo son otras de las medidas que puedes poner en marcha para disfrutar de un hogar sostenible.

 

Ponte en marcha. Son iniciativas fáciles de implementar, que no sólo supondrán un importante ahorro a fin de mes, sino que contribuyen a la conservación del medio ambiente.

Meter el link del post Ahorrar en el supermercado