fbpx
 

ActualidadSostenibilidadFondos de inversión sostenibles, ¡una opción que te acerca Gescooperativo!

Los fondos de inversión sostenibles de Gescooperativo cuidan de ti y protegen el medioambiente con sus inversiones responsables. Te explicamos por qué deberías tomar una sabia decisión con tus ahorros.
27 abril, 202154012 min

Hoy en día, la sostenibilidad es uno de los valores más importantes en la vida de cualquier persona, pero también de cualquier empresa. De la misma forma que los consumidores buscan opciones en el  comercio local responsable, en las gestoras financieras como Gescooperativo se pueden encontrar fondos de inversión sostenibles. En Gescooperativo la sostenibilidad forma parte esencial de su misión, porque invertir de forma sostenible es un beneficio para todos.

 

 

¿Por qué son fondos de inversión sostenible? ¿Qué significa en realidad?

 

La inversión socialmente responsable (ISR) incorpora criterios Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno (ASG) en la toma de decisiones de inversión. Busca generar rentabilidad en el largo plazo, haciendo que las inversiones tengan un impacto positivo en la sociedad.

En un mundo globalizado donde los recursos naturales son limitados cobran cada vez más importancia los criterios socialmente responsables. Invertir a través de Fondos Sostenibles permite a los clientes de las entidades de Grupo Caja Rural y Gescooperativo apostar por un futuro mejor. Apostar, a su vez, por aquellos proyectos que quieren cuidar de la naturaleza teniendo en cuenta las necesidades de las personas. Estos valores son conocidos entre las entidades de Grupo Caja Rural, cooperativas de crédito que defienden e invierten en el desarrollo económico, cultural y social de sus zonas de influencia en España.

 

En Gescooperativo la inversión basada en criterios ISR permite a sus gestores tomar decisiones más fundamentadas sobre los activos en los que invertir e identificar y prevenir riesgos potenciales. La gestora de fondos de inversión de las entidades de Grupo Caja Rural cree en el valor de invertir optando por un mundo más sostenible a través de sus fondos.

 

Los criterios de los fondos de inversión sostenibles: protección para la sociedad

 

Los fondos de inversión sostenibles de la gestora siguen criterios ASG, es decir, Ambientales (agua o biodiversidad), Sociales (igualdad, derechos humanos) y de buen Gobierno (negocios éticos). Criterios que determinan las iniciativas adecuadas donde invertir, siempre con la mirada puesta en el bienestar humano.

 

Estos son los tres factores valorativos para que puedas entenderlos al detalle:

 

  • Políticas medioambientales: criterios que se aplican a toda actividad que afecte al medio ambiente y, en particular: Riesgos Climáticos, Escasez de recursos naturales, Reducir la Contaminación, Control Gasto Energético, Gestión del Agua, Respeto a la biodiversidad y actuaciones empresariales sobre temas ambientales.

 

  • Responsabilidad social: criterios relativos a las cuestiones sociales relacionadas con la comunidad y, en particular: Temas laborales, Igualdad, Derechos humanos, Prevención, Salud, Seguridad y Diversidad.

 

  • Gobernanza Corporativa: criterios que aplican a la calidad de la gestión, la cultura y el perfil de riesgo de una empresa y, en particular: Negocios éticos, Justa remuneración a los ejecutivos, Estructura de la empresa y Medidas para prevenir los casos de corrupción.

 

Estos criterios, unidos a otros excluyentes que impiden las inversiones que atenten contra los derechos humanos o la salud pública, sirven de base para una política sostenible basada en valores, como el respeto y la integración social plena de las personas con su entorno.

 

 

Los fondos de inversión sostenibles de Gescooperativo: una apuesta de futuro

En Gescooperativo la sostenibilidad está en su ADN. La gestora de fondos de inversión de las entidades de Grupo Caja Rural concibe la sostenibilidad como parte fundamental de su actividad, como  un compromiso firme y honesto con el desarrollo sostenible.

 

Los fondos de inversión sostenibles de Gescooperativo se adecúan al perfil de inversor del cliente: conservador, moderado y decidido (arriesgado o muy arriesgado). Este sistema está hecho para que puedas evaluar tus circunstancias personales en el momento de la inversión, según el riesgo que estás dispuesto a asumir en la búsqueda de rentabilidades.

 

Estos son los tres fondos de inversión sostenibles de Gescooperativo:

 

  • Rural Sostenible Conservador, FI: Este fondo está hecho para aquellos que están dispuestos a soportar pocas oscilaciones en el mercado, asumiendo un riesgo controlado, con una inversión en renta variable que no excede el 10%, y el resto en renta fija pública o privada. Se gestiona con el objetivo de que la volatilidad máxima sea inferior al 2% anual.

 

  • Rural Sostenible Moderado, FI: El perfil de inversor moderado admite oscilaciones en el corto plazo, asumiendo un cierto riesgo, por lo que cuenta con una inversión en renta variable que no excede el 40%, y el resto en renta fija pública y privada. En este caso, la intención es que la volatilidad máxima sea inferior al 10% anual. Además, se trata de un fondo solidario, que dona el 2% de la comisión de gestión anual a ONGs.

 

  • Rural Sostenible Decidido: Este inversor tiene como objetivo la búsqueda de rentabilidad en el largo plazo y está dispuesto a asumir un nivel de riesgo superior admitiendo oscilaciones que pueden ser puntualmente significativas, por lo que la inversión en renta variable oscila entre el 30% y 70% de la exposición total, mientras que el resto va destinado a renta fija pública y/privada. Se gestiona con un objetivo de volatilidad máxima inferior al 15% anual.

 

Como ves, cada uno de estos fondos de inversión sostenibles está diseñado con unas características distintas pero con un propósito común: cuidar de las personas y del medioambiente con inversiones socialmente responsables. Una buena idea consiste en buscar asesoramiento profesional antes de tomar una decisión sobre el destino de tu capital ahorrado, para asegurarte de que tienes todas las herramientas adecuadas según tu perfil de riesgo y tu capacidad financiera.