fbpx
 

EmpresasDescubre cómo internacionalizar tu negocio

Te enseñamos las claves para que consigas internacionalizar tu negocio desde cero, prestando atención a la situación de los mercados y al estado de tu propia empresa.
17 diciembre, 20205179 min

Las empresas españolas han atravesado numerosos retos y desafíos para internacionalizar sus productos a partir de la covid-19. La paralización de la actividad que sucedió durante el confinamiento y los vaivenes de la segunda ola han provocado que muchos se pregunten si es un buen momento para comenzar a internacionalizar su negocio.

 

La respuesta es que, como en todas las crisis, siempre existen oportunidades que aprovechar y mercados con nuevas necesidades que cubrir. En un punto en el que el 98% del poder de compra se encuentra fuera de nuestras fronteras, ha llegado el momento de tomar decisiones que mejoren los ingresos de las empresas.

 

En este artículo queremos enseñarte las claves para que puedas internacionalizar tu proyecto con la mayor comodidad posible, sin asumir riesgos desproporcionados y con todos los beneficios de acceder a economías con una enorme liquidez para tu negocio.

 

Las claves para internacionalizar tu negocio

 

Los datos informan de que el comercio exterior de España está recuperando ligeramente el déficit de la economía de nuestro país durante los últimos meses. Hay que asumir esta nueva situación como propia para empezar a dar pasos hacia adelante, siguiendo estos consejos que te ayudarán a comenzar la internacionalización de tu empresa:

 

  • Valora tu producto o servicio. En primer lugar, debes valorar si tu producto o servicio es realmente exportable. Para ello, puedes utilizar distintos análisis como el DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades), teniendo en cuenta el estado del mercado al que te diriges.

 

  • Aplica las 4 P a tu negocio. Después de los análisis, es importante que apliques las 4 P a tu internacionalización. Planificación, con una primera expansión que venga seguida de las demás, prudencia para no tomar riesgos innecesarios, paciencia para pensar en beneficios a largo plazo y persistencia.

 

  • La expansión debe ser cercana. La posibilidad de que tu estrategia no funcione en el extranjero te obliga a trasladar tu primer esfuerzo exportador a un país cercano. En este sentido, es vital contar con compañeros de viaje como las entidades del Grupo Caja Rural, que te acompañan en todas las fases de tu proyecto para que llegue a buen puerto.

 

  • Apóyate en herramientas que te faciliten la vida. Internacionalizar una empresa está relacionado con la digitalización. Internet es un gran aliado para buscar información y herramientas necesarias para conocer la situación de los mercados. Las entidades del Grupo Caja Rural ponen a tu disposición Tufinanziazion, un portal web con cientos de convocatorias públicas que te permiten encontrar financiación a todos los niveles: provincial, autonómico, nacional y europeo.

 

  • Haz una evaluación de riesgos al detalle. Los riesgos son inevitables, pero en el terreno de la internacionalización, se multiplican. Algunos de los obstáculos más comunes son los entornos legales y la falta de acceso a la información, pero el verdadero problema está en que las situaciones de impagos y cancelaciones unilaterales pueden dejar nuestra empresa en un lugar muy vulnerable.

 

Proyecta Empresas es el portal a través del cual el Grupo Caja Rural quiere acompañarte en tu viaje hacia la internacionalización. Descubre métodos de financiación, opciones de cobro y pago y garantías internacionales que te ayudarán a superar cualquier desafío que pueda afectar a tu negocio.

  • Ten en cuenta mercados en expansión para el futuro. El club de exportadores e inversores afirma que la zona de Asia y el Pacífico, en especial el país chino, es una gran opción para dirigir las exportaciones por la menor incidencia del coronavirus en su economía. Los mercados subsaharianos, además, presentan innumerables perspectivas de negocio para sectores punteros en España como infraestructuras, energía o agroindustria.

 

En la crisis de 2008, fueron las grandes empresas y las pymes españolas las que, gracias a su enorme esfuerzo de exportación, contribuyeron en mayor medida al PIB de nuestro país. Desde entonces, han transcurrido 12 años en los que hemos aprendido la lección y ya no necesitamos de impulsos externos para comenzar a internacionalizar un negocio.

 

Si tienes más dudas sobre cómo lograrlo con éxito, o necesitas ayuda para cualquier fase del camino, solo tienes que rellenar el siguiente formulario con tu entidad de confianza. Ellas se encargarán de asesorarte para que conozcas las mejores ideas antes de tomar la decisión de comenzar la internacionalización de tu empresa.