fbpx
 

EmpresasLa internacionalización de las empresas y sus retos a partir del COVID

La internacionalización es uno de los retos más complicados e ilusionantes de cara al futuro para las empresas. Conoce su situación y sus expectativas para el 2021.
24 noviembre, 202011858 min

La importancia de la internacionalización para las empresas es evidente, no solo porque abren contactos con nuevos mercados llenos de oportunidades, sino también porque establecen relaciones comerciales con socios que manejan capitales en otras partes del mundo.

La evolución del comercio exterior durante 2020 ha sido complicada para las exportaciones, pero los datos de los últimos meses abren nuevas vías de optimismo para 2021. De enero a agosto se redujo el déficit comercial de España, y sectores clave como el automóvil comenzaron a recuperar su actividad.

Las empresas tienen un buen horizonte para su internacionalización, por lo que ha llegado el momento de entender qué procesos productivos pueden ayudarles en el proceso. Evaluaremos la situación de las empresas, pero también cómo pueden adaptarse a los nuevos retos a partir del Covid-19.

 

La internacionalización de las empresas: situación actual

Según el Club de Exportadores e Inversores, 8 de cada 10 empresas se han visto gravemente afectadas en España por la crisis y sus restricciones de movilidad entre países. Esto es normal, puesto que el transporte de mercancías se ha visto perjudicado y las compañías no han podido continuar sus esfuerzos comercializadores como antes.

Sin embargo, muchas de ellas han continuado con sus operaciones a pesar de las circunstancias adversas. Las industrias de la alimentación o la farmacéutica han sido las más activas en este aspecto, mientras que otras como los bienes de equipo o los productos energéticos han ido entrando en pérdidas de forma progresiva.

Es importante reconocer el valor de las empresas familiares en la internacionalización de los productos españoles. El trato personal que dan a cada uno de sus productos, junto con la garantía de venta han permitido que se conviertan en grandes exportadores a mercados en constante ebullición como el de China.

 

La internacionalización de las empresas: una mirada al futuro

En primer lugar, debemos entender que la internacionalización de una empresa tiene una relación directa con la digitalización. Internet ofrece la posibilidad de contactar con personas de todos los países, que pueden convertirse en potenciales clientes. Pero también permite construir una marca global que impacta en el prestigio de la propia empresa alrededor del mundo.

Este es uno de los valores en los que más insiste el Club de Exportadores e Inversores, que reclama al Ejecutivo la adopción de una serie de reformas económicas estructurales que facilite a las empresas la competencia en los mercados del extranjero.

Tal y como sostiene Antonio Bonet, presidente del Club, “el sector exterior de España fue el motor que permitió la recuperación económica en la crisis anterior”. De ahí la importancia de fomentar la internacionalización en un contexto distinto para que vuelvan a producirse las mismas circunstancias.

Algunas de las medidas que proponen consisten en favorecer el aumento de tamaño de las pymes, como eje vertebral del comercio español, y que se acometa un cambio íntegro en el sistema educativo para dirigirlo a las necesidades de las empresas de forma más eficiente.

Además, se hace necesario controlar la tributación de las empresas para no asfixiar sus cuentas después de unos meses muy complicados para ellas, permitiendo que el mercado laboral no se endurezca ni tenga un efecto negativo en su actividad.

En este sentido, la flexibilidad de las personas que lideran la internacionalización de las empresas tienen mucho que decir. Su labor organizativa sienta los cimientos para interpretar los flujos de los mercados y entender cuál es el mejor momento para comenzar a llevar sus productos hasta ellos.

Por último, el Club de Exportadores e Inversores pone sobre la mesa la necesidad de que no todas las exportaciones se centren en países comunitarios. Existen muchas otros oportunidades, por ejemplo, en Asia o en Estados Unidos, a expensas de las decisiones económicas que tome la nueva administración de Joe Biden.

La idea principal detrás de todas estas medidas es que se tenga en cuenta la situación y las prioridades de las empresas españolas, para que puedan llevar a cabo su proceso de internacionalización sin problemas. En el año 2021 será necesario que las administraciones interactúen de forma constante con ellas para que su actividad comience a generar un balance comercial positivo para el país.