AhorroConsejos para un buen uso del aire acondicionado

Te contamos cómo hacer un uso eficiente del aire acondicionado para que no se dispare el gasto energético y puedas asumir el coste de la factura eléctrica
5 agosto, 20193727 min

Cuando las temperaturas superan los 30 grados, algo propio de la época del año en la que nos encontramos, se incrementa considerablemente el uso de aparatos de climatización. Y con ellos, se dispara el gasto energético y el importe de nuestra factura. Veamos cómo hacer un uso eficiente del aire acondicionado.

 

El uso del aire acondicionado en un piso mediano puede suponer un gasto anual de hasta 1.200 euros, tal y como aseguran desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una parte importante de este gasto se concentra, en los meses más calurosos. Por lo tanto, hacer un uso eficiente de estos aparatos no sólo te ayudará a no arruinarte, sino a preservar el medio ambiente.

 

Recomendaciones

La elección del dispositivo y un cambio de hábitos por nuestra parte, puede suponer un ahorro de hasta un 40% en la factura.

 

  • Optar por aparatos con la máxima certificación energética (A+++) garantizan un gran ahorro. Aunque a priori puedan suponer un gasto más elevado, a medio-largo plazo es una inversión. Revisa la etiqueta energética del aparato en el que estés interesado, ya que hay algunos que consumen hasta un 60 por ciento más con el mismo nivel de prestaciones.

 

  • Antes de encender el aire acondicionado es necesario revisar que todas las ventanas y puertas estén cerradas para evitar malgastar energía y que el enfriamiento sea más efectivo.

 

  • Hacer un correcto mantenimiento del aparato también contribuye a reducir el gasto energético. En este sentido, se recomienda limpiar, al menos una vez al año, los filtros para eliminar el polvo y polen que se hayan acumulado.

 

  • La elección de la temperatura adecuada es vital. Y ésta se sitúa entre los 24 y los 26 grados, con un nivel de humedad entre el 45 y el 60 por ciento, durante el verano. Cada grado menos supone un consumo adicional del 8 por ciento y con conseguir 5 grados por debajo de la temperatura exterior es suficiente para tener la sensación de frescor.

 

  • Desde OCU también recomiendan calcular de forma adecuada la potencia del aparato para adaptarla a tus necesidades. 2,5 kW de potencia son suficientes para enfriar 20 metros cuadrados. Llegando a los 36 kWh, si se mantiene encendido 24 horas, el consumo de energía es elevado. Por ello, lo recomendable es apagarlo durante la noche y cuando no estés en el domicilio.
  • La ubicación del aparato también es importante. Se debe evitar colocarlo en zonas con corrientes de aire, radiación solar directa o fuentes de calor y hay que procurar instalarlos donde haya suficiente espacio para que circule el aire.

 

  • Si el aparato cuenta con distintos programas, es probable que cuente también con un modo Eco. Estos suelen reducir el consumo cerca de un 30 por ciento.

 

Hacer un uso eficiente del aire acondicionado y disfrutar de un hogar sostenible pasa también por poner en marcha otras medidas complementarias para evitar que el interior de la vivienda sea asfixiante. Ventilar durante las horas más frescas del día, como a primera hora de la mañana o por la noche; bajar las persianas y utilizar toldos o pérgolas son algunas de ellas.

 

Con estos pequeños grandes gestos no sólo te ahorrarás un pico a fin de mes en tu factura eléctrica, sino que contribuirás a la preservación del medio ambiente.

Artículos Relacionados