ActualidadAlojamientos en España para disfrutar de tus vacaciones este verano

Repasamos los principales alojamientos turísticos que existen en España. Sus ventajas e inconvenientes en función de cuáles sean tus preferencias
2 agosto, 20193098 min

Tras elegir destino, el siguiente paso a dar a la hora de organizar un viaje es buscar alojamiento. Si eres de dejarlo todo para última hora y aún no has planificado tus vacaciones de verano, repasamos qué opciones tienes en cuanto a hospedaje se refiere.

 

Agosto es el mes de vacaciones por excelencia. Miles de españoles ya estarán disfrutándolas y otros, esperando con ansia la llegada del puente para desconectar unos días. También es el mes más caro. La ley de la oferta y la demanda dispara el precio de los alojamientos tanto fuera como dentro de nuestras fronteras. Por ello, si te has propuesto ahorrar o si cuentas con un presupuesto ajustado, agosto no es tu mejor opción.

 

La oferta de alojamientos turísticos en España es muy variada. Desde hoteles, hostales y pensiones, hasta paradores, apartamentos y aparthoteles, pasando por campings, casas rurales e incluso, viviendas particulares. Cada tipo de alojamiento tiene sus pros y sus contras. Unos aceptan mascotas, otros son exclusivos para adultos, otros están más enfocados al turismo familiar… Antes de elegir dónde hospedarte, revisa bien…

 

  • Hoteles. Los hoteles son los alojamientos turísticos por excelencia. Los encontramos desde 1 a 5 estrellas y Gran Lujo y están distribuidos por toda la geografía nacional. La principal ventaja de los hoteles son sus servicios, que garantizan que no tengas que hacer absolutamente nada. Si reservas un hotel y no te has preocupado por organizar excursiones, visitas y demás planes alternativos, basta ir a la recepción del hotel para gozar de un completo programa de actividades. La posibilidad de alojarse en régimen de todo incluido y pensión completa es la opción perfecta para quienes no quieren preocuparse por nada.

 

  • Hostales y pensiones. Son una opción más económica que los hoteles. También se clasifican por estrellas, de 1 a 3, y son el alojamiento turístico ideal para quienes disponen de un presupuesto más ajustado. Tanto hostales como pensiones cuentan con habitaciones con baño propio y otras, en las que el baño debe compartirse con otros huéspedes. Si eres sociable, son una alternativa ideal, porque su ambiente favorece conocer gente.

 

  • Aparthoteles. Este tipo de alojamiento combina las comodidades de un hotel con las ventajas de los apartamentos turísticos. Son mucho más flexibles que los hoteles y suelen estar equipados con cocina, por lo que puedes organizar las comidas a tu gusto. Al contar con todo tipo de comodidades, hay personas que los utilizan como su hogar habitual.

 

  • Paradores. Los Paradores de Turismo son una cadena hotelera pública española, que gestiona más de 90 hoteles. Suelen ser antiguos castillos, monasterios y palacios rehabilitados con una amplia oferta de servicios y ocios. Algunos están emplazados en parajes naturales protegidos y su estancia en ellos garantiza una desconexión al 100%.

 

  • Apartamentos turísticos. Alojarse en un apartamento es una de las opciones preferidas de familias grandes y grupos de amigos. El apartamento se convierte en tu propia casa durante tus vacaciones y están equipados con todas las comodidades. El precio es más asequible que alojarse en un hotel y las comidas las haces a tu gusto. Esto suele ser muy bueno para los peques porque al final comen como en casa sin estarlo. La flexibilidad de horarios es otro de sus principales atractivos.

 

  • Campings. Los amantes de la naturaleza encuentran en los campings su alojamiento ideal. Los campings ofrecen la posibilidad de acampar ya sea en tienda de campaña, autocaravana, furgo o caravana o alquilar una cabaña o bungalow. Es una opción mucho más económica, flexible y con una oferta de ocio muy completa. Además, para familias con niños, los campings son perfectos. Permiten que jueguen con otros niños con total seguridad, al hacerlo en un recinto cerrado y en pleno contacto con la naturaleza.

 

En el caso de que no hayas pensado todavía qué hacer este mes de agosto, aprovecha ofertas y descuentos de última hora. Analiza los pros y los contras de los diferentes alojamientos turísticos y elige el que mejor se adecúe a tus necesidades y a las de tu familia. Sea cuál sea tu opción, ¡felices vacaciones!

Artículos Relacionados