ActualidadEspaña, un país para volver

El Gobierno ha puesto en marcha un plan de retorno a España bajo el lema ‘Un país para volver’, que pretende la vuelta del talento que emigró durante la crisis económica
6 agosto, 201940512 min

La crisis económica de 2008 y la falta de empleo cualificado en España propició que más de 700.000 jóvenes emigrasen en busca de un futuro mejor. Con el objetivo de favorecer el retorno del talento español, el pasado mes de marzo, el Gobierno aprobó el Plan ‘Un país para volver’.

 

Este Plan de Retorno a España pretende hacer de nuestro país un lugar atractivo para desarrollar un proyecto de vida personal y profesional, fomentando y facilitando la vuelta de quienes se fueron en las mejores condiciones posibles.

 

Según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la población española en el extranjero ha aumentado en 1 millón de personas desde 2009 hasta nuestros días. En total, a 1 de enero de 2019, son 2.545.729 los españoles que residen fuera de nuestro país. Con estas cifras, una de las prioridades del Gobierno es desarrollar las condiciones necesarias para recuperar el talento y evitar que se repita esta fuga de cerebros.

 

Medidas para que vuelva el talento de España

El Plan de Retorno, dotado con un presupuesto de 24 millones de euros para 2019 y 2020, está desarrollado para abordar nueve objetivos estratégicos, relacionados con las barreras que encuentran los emigrantes para volver:

 

  • Recuperar el vínculo institucional con las personas que han emigrado.
  • Reconocer y poner en valor el aprendizaje personal y profesional de la experiencia migratoria.
  • Hacer accesibles los recursos públicos y mejorar los procesos administrativos que afectan al retorno.
  • Identificar y visibilizar oportunidades laborales en los sectores público y privado, apoyando el emprendimiento.
  • Convertir las necesidades y expectativas de los emigrantes y las empresas.
  • Vincular a las personas que han pasado o están pasando por una experiencia migratoria.
  • Ya en España:
    • Favorecer el acceso a las necesidades materiales.
    • Facilitar el proceso de adaptación (psicológico, laboral, fiscal, etc.)
    • Fomentar la integración y participación social.

 

Para contribuir al cumplimiento de dichos objetivos, el plan ‘Un país para volver’ contempla 50 medidas, divididas en seis categorías diferenciadas:

  • Apoyo para definir un proyecto profesional

Esta categoría articula 27 medidas dirigidas a facilitar el acceso al empleo público, conectar emigrantes y empresas, incentivar la vuelta para emprender y fomentar la carrera investigadora. Entre ellas, destacamos la creación de un servicio de mediación laboral; una red de mentoring profesional; networking entre empresas y emigrantes; etc.

  • Ayuda para planificar la vuelta e instalarse

A través de medidas como: servicio de ventanilla única del retorno; el rediseño del registro consular; asesoramiento en la búsqueda de vivienda… Se pretende facilitar los procesos administrativos relacionados con el proceso migratorio, el acceso a las necesidades materiales a su llegada y su proceso de adaptación.

 

  • Gestión colaborativa y evaluación continua del plan

Este bloque integra un total de seis medidas dirigidas a mantener vivo el Plan, favoreciendo la participación y sometiéndolo a una evaluación constante.

  • Otras categorías

Visibilizar casos de éxito, crear grupos de apoyo para personas emigrantes y retornadas y facilitar el acceso de quienes vuelven al Cuerpo Europeo de Solidaridad son otras de las iniciativas que contempla el Plan.

 

En el programa ‘Un país para volver’ están implicados 10 ministerios del Gobierno central, las comunidades autónomas, más de 60 empresas, más de 1.500 emigrantes y españoles retornados y el servicio exterior de la Administración General del Estado.

 

La plataforma Volvemos, que vio la luz en 2016, es uno de los agentes involucrados. A través de ella, las personas que desean retornar a España pueden crearse una cuenta y formar parte de la base de datos de profesionales que trabajan en el extranjero, pero que les gustaría volver. La plataforma analiza el mercado laboral español en busca de empresas y organizaciones que demanden profesionales con talento y experiencia internacional.

 

De esta manera, ponen en contacto a empleados con profesionales, teniendo en cuenta en qué país o países ha trabajado el candidato. “La ventaja de nuestro país es que los españoles, en general, siempre queremos volver. Estamos muy vinculados a la familia, nuestra casa, etc, y valoramos mucho el modo de vida que tenemos en España. Las motivaciones para volver son personales y profesionales, aunque suelen ganar las personales, por las dificultades de encontrar un empleo adecuado a la formación y experiencia adquiridas. Muchas personas retornan a pesar de no encontrar ese empleo ideal, porque tras unos años fuera quieren volver al lado de sus familias, porque sus padres están mayores, o porque simplemente se han cansado de vivir en el país de emigración”, explica Raúl Gil, cofundador de Volvemos.

 

Como parte activa en la elaboración del Plan de Retorno, Raúl Gil nos cuenta que la metodología del diseño del Plan, basada en la disciplina del diseño de servicios, incluía la realización de un programa piloto previo al lanzamiento del Plan, que es en la fase que estamos ahora. “Hemos seleccionado a 100 emigrantes que quieren volver, de diferentes perfiles personales y profesionales y países de emigración, para probar los principales servicios del Plan: el de mediación laboral y la ventanilla única del retorno. Además, podrán acceder a la wikipedia del retorno, un espacio con información de interés categorizada por temas y países, y hacer consultas a Uli, el chatbot del retorno, que es el único robot del equipo”.

 

Para la plataforma Volvemos, este Plan “es la iniciativa de retorno más avanzada de Europa, ahora toca ponerla en marcha y ser ejemplo para otros países”. En este sentido, Gil apunta que “hay mucho que cambiar aún en nuestro país. La precariedad laboral, los precios del alquiler de la vivienda, las dificultades para realizar algunos trámites administrativos son barreras evidentes al retorno. Las empresas españolas tienen mucho margen de mejora, y deben ser conscientes de que el talento no volverá a cualquier precio, que si están interesados en incorporar a sus equipos a profesionales con esa experiencia tendrán que hacer un esfuerzo en ofrecer buenas condiciones”.