ActualidadAnalizamos el nuevo pacto de las pensiones: en busca de la sostenibilidad del sistema

El nuevo pacto de las pensiones del Gobierno con los agentes sociales recoge novedades importantes, como la revalorización con el IPC. En este artículo te detallamos todo lo que tienes que saber para el futuro
6 agosto, 202160910 min

Después de muchos años esperando un nuevo pacto de las pensiones, el Gobierno y los agentes sociales han podido acordar uno nuevo durante este 2021. En él se fija un mecanismo estable de revalorización, de forma que el 1 de enero de cada año se incrementarán las pensiones de acuerdo con la inflación media anual registrada en noviembre del ejercicio anterior.

El Sistema de Pensiones de España se enfrenta a muchos puntos que reformar, como la preservación de la famosa hucha de las pensiones, la elección del período cotizado por parte del trabajador y el cuidado de las pensiones más vulnerables de orfandad y viudedad. Con este pacto, el Ejecutivo pretende cumplir algunos de estos apartados y ofrecer seguridad a aquellos que van a jubilarse en los próximos diez años.

En este artículo te ofrecemos un análisis sobre los cambios que va a haber de ahora en adelante, para que entiendas cómo te van a afectar y decidas si ha llegado el momento de abrir un plan de pensiones para complementar el dinero que recibirás de tu futura pensión. ¿Te gusta la idea? ¡Acompáñanos en la aventura!

 

Las novedades del nuevo pacto de las pensiones

La novedad del documento presentado por el Gobierno, presentado como “el primer gran pacto sobre pensiones en el marco del diálogo social desde el año 2011”, introduce dos novedades muy importantes: la revalorización de las pensiones con el IPC, como te hemos comentado, pero también el nuevo sistema de jubilaciones anticipadas, con unos recortes suavizados por meses.

El objetivo principal es elevar la edad real de jubilación, con la intención de conseguir que los españoles dejen de trabajar a los 66 años, en vez de la edad real que se sitúa en los 64,5 años. Ese hito supone que para el año 2050 los españoles se jubilarían, al menos, con 66,5 años y no antes. Estas son las medidas que terminarán marcando las pensiones de miles de españoles en los próximos años:

  • Revalorización real con el IPC anual. Las pensiones volverán a revisarse exclusivamente con el IPC medio registrado de cada año, con lo que se garantiza el mantenimiento de su poder adquisitivo. El texto incluye una garantía para que la pensión no baje en caso de años con los precios a la baja. Si el IPC es negativo, las pensiones quedarían congeladas.

 

  • Jubilación anticipada ordinaria. Ahora se proponen una serie de coeficientes reductores para aquellos que quieran abandonar el mercado laboral antes de tiempo. El Ministerio de Seguridad Social quería acabar con la reducción de la primera pensión por trimestres, ofreciendo penalizaciones que van desde el mínimo de 2,8% hasta el máximo del 21%. Por ejemplo, a quienes tengan cotizados menos de 38 años y 6 meses, adelantar su jubilación 24 meses les supondrá una reducción en su pensión de entre el 21% y el 3,26% (1 mes antes).

 

  • Jubilación anticipada forzosa. Las condiciones también cambian para aquellos que están en situaciones que les obligan a dejar de trabajar antes de los 65 años, en forma de coeficientes reductores. Las personas empleadas en empresas cuyos centros de trabajo no se consideren móviles o itinerantes, y sean despedidas por rechazar un traslado que implique cambio de residencia, podrán acceder a la jubilación anticipada si cumplen determinados requisitos. También podrán acceder aquellos trabajadores que sean despedidos tras imponerle su empresa una modificación sustancial de sus condiciones de trabajo.

 

  • Jubilación demorada. En el caso de la jubilación demorada, esto es, trabajadores que continúen en activo más allá de su edad legal, se establecerá la exoneración de cotizar por contingencias comunes, excepto por incapacidad temporal por parte de la empresa, a partir del cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación que corresponda. Además, se propone una gratificación del 4%; una cantidad a tanto alzado en función de la cuantía de la pensión y premiando las carreras de cotización más largas; o una combinación de ambas opciones. El pago único oscilará entre un mínimo de 4.786,27 euros y un máximo de 12.060,12 euros.

 

  • Nuevo sistema para autónomos. El pacto de la reforma de las pensiones también incluye un nuevo sistema de cotizaciones para los trabajadores por cuenta ajena o autónomos. Se trata de que este colectivo cotice en función de sus ingresos reales, y no por tramos estancos, como ocurre hasta ahora, con una implantación gradual a partir del 1 de enero de 2022, aunque no tendrá efectos económicos hasta 2023, con un despliegue progresivo durante un máximo de nueve años.

En los próximos meses se acometerán nuevas medidas, además de un futuro Mecanismo de Equidad Intergeneracional, que añade la esperanza de vida al cálculo y revalorización de las pensiones. Entre ellos, el sistema de cotización de los becarios (en tres meses), la homologación de las pensiones de viudedad de las parejas de hecho con las de las casadas (en seis meses) y la mejora en la protección de los cuidadores no profesionales (en seis meses). Todas estas medidas permitirán caminar hacia un nuevo modelo del sistema de pensiones en España, que pretende conseguir un equilibrio ideal entre el tiempo trabajado y el disfrute de una jubilación digna.