AhorroAlquilar una habitación de tu vivienda, una forma de conseguir ingresos extra

Si estás pensando alquilar una habitación de tu vivienda para asegurarte un ingreso mensual, te contamos todo lo que debes tener en cuenta para hacerlo en base a la legalidad
5 julio, 20193298 min

¿Tienes una casa y se te ha quedado grande? ¿Vives solo y prefieres compartir piso con alguien? Cuando uno es el propietario, alquilar una habitación de tu vivienda es una modalidad cada vez más habitual. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertas particularidades para hacerlo dentro de la legalidad.

 

Alquilar habitaciones es una forma de asegurarse un ingreso mensual. También, una opción a la que recurren personas mayores para plantarle cara a la soledad. Si eres el propietario de tu vivienda y estás planteándote esta opción, te vamos a contar qué aspectos no debes dejar pasar por alto para alquilar una habitación de tu vivienda.

 

Una de las primeras cuestiones a las que se debe prestar especial atención, pues puede cambiarlo todo, es a qué se destina la misma. Así, si la habitación arrendada se destina a residencia habitual, puede hacerse tal y como establezca la Ley de Arrendamientos Urbanos. En el caso de que el destino sea turístico, tendrá que hacerse en base a la legislación sectorial turística de la comunidad autónoma en la que se encuentre el inmueble.

 

En este sentido, es importante recordar que en comunidades como Cataluña, Canarias, Baleares, País Vasco, Andalucía y Galicia no está permitido el alquiler de la vivienda para uso vacacional. Sin embargo, la situación es bien distinta cuando el propietario reside en la misma. En algunas comunidades con esto sería suficiente para hacerlo legalmente, mientras que en otras es necesario inscribirse en un registro u obtener una licencia de uso turístico.

 

Además, las propias comunidades de propietarios pueden prohibir el alquiler turístico en el edificio. Eso sí, no tienen potestad para regular el alquiler de habitaciones por parte del propietario, salvo que en la vivienda se realicen actividades ilícitas.

 

Cómo alquilar una habitación, derechos y obligaciones

Si estás dispuesto a alquilar una habitación de tu vivienda con el fin de satisfacer la necesidad primaria y permanente de vivienda del arrendatario es importante que sepas que el inquilino tendrá los mismos derechos de uso que tú como propietario. No sólo podrá disfrutar de la estancia en sí, sino también de las zonas comunes, como establece la Ley de Arrendamientos Urbanos.

 

Cuando el destino o uso del contrato es satisfacer la necesidad de vivienda de forma temporal, pero por una duración temporal superior a la de los contratos de arrendamiento de uso turístico, la normativa aplicable será la Ley de Arrendamientos Urbanos y el régimen general del Código Civil. Si el alquiler es turístico, como te hemos contado, tendrás que recurrir a la normativa sectorial turística de la zona.

En el caso de que no seas el propietario, sino el inquilino, deberás asegurarte de que la habitación cumple la legalidad. Para ello, exige:

  • Una copia del título de propiedad que acredite que quien te está alquilando la habitación es el propietario del inmueble o que tiene la potestad jurídica para hacerlo.
  • Si es un alquiler vacacional, pide una copia de la licencia de uso turístico o la inscripción en el registro.

Así es el perfil del inquilino

Aunque normalmente se asocia el alquiler de habitaciones con los más jóvenes, el informe ‘Perfil de las personas que comparten vivienda’, elaborado por Fotocasa, arroja una nueva realidad. Las personas que recurren a esta modalidad tienen entre 25 y 35 años, son mayoritariamente mujeres y de clase social media-alta.

Según este informe, el principal motivo para compartir vivienda es la falta de autonomía a la hora del pago (54%); otros lo hacen porque es una modalidad que se adapta a sus necesidades actuales (30%); porque prefieren gastar dinero en otras cosas antes que en el alquiler (27%); prefieren vivir con gente porque no les gusta vivir solos (23%); están ahorrando para comprarse una casa en un futuro (17%); es más cómodo (14%) o no encuentran nada mejor (13%).

En cualquier caso, si estás pensando en alquilar una habitación de tu vivienda, te aconsejamos que te informes bien antes de hacerlo para cumplir con la legalidad vigente en la materia. Por el contrario, si estás buscando vivienda en alquiler o para comprar, en el Grupo Caja Rural  ponemos a tu disposición diferentes opciones. ¡No dudes en contactarnos!

Artículos Relacionados