EmpresasCrear un negocio de temporada, ¿es una opción viable?

¿Pensando en dedicarte a una actividad estacional? Te contamos las claves para gestionar con éxito un negocio de temporada y que puedas vivir de las ganancias todo el año
4 julio, 20195477 min

Muchas personas se plantean, más de una vez en su vida, montar un negocio de temporada. Un chiringuito en la playa, una heladería, un establecimiento en una estación de esquí, una turronería… Son negocios estacionales que implican trabajar duro, durante una determinada época, y gestionar con inteligencia las finanzas para mantenerse bien el resto del año.

 

La idea de emprender un negocio de temporada es sugerente. Sin embargo, gestionar una actividad con temporadas altas y bajas es más difícil de lo que parece. Requiere disciplina y ser muy riguroso, sobre todo, con las finanzas. Es aconsejable una buena previsión de ingresos y gastos y saber ahorrar dinero con el que vivir en épocas sin actividad. De esta manera, evitarás problemas financieros el resto del año.

 

Otro aspecto imprescindible, para gestionar con éxito un negocio de temporada, es tener en cuenta los gastos fijos. En ocasiones, aunque la empresa cese su actividad durante un periodo de tiempo, se debe pagar el alquiler del local, los impuestos… Tener estos gastos previstos te permitirá saber tu presupuesto real en todo momento.

 

Claves para gestionar un negocio de temporada

Como ves, este tipo de empresas deben abordarse sabiendo sus peculiaridades, por lo que veamos algunos aspectos a tener en cuenta para que, si te embarcas en esta aventura, sea todo un éxito:

 

  • El tiempo es oro. Debes ser capaz de maximizar el tiempo. Es decir, aprovecha la temporada de baja actividad para preparar todo lo que necesites para tu negocio. Papeleo, reformas, formación, cambios de estrategia… Que tu negocio sea estacional no quiere decir que tú dejes de trabajar totalmente seis meses al año.

 

  • Identifica la temporalidad del negocio. Imagina que montas un chiringuito en una playa y tienes previsto abrir de mayo a octubre. Es importante que sepas cuándo vas a tener el pico más alto, que será durante los meses de julio y agosto. Conocer los ciclos del mercado y cómo afectan a tu negocio en particular es imprescindible.

 

  • Lleva las finanzas al día. Si quieres que tu negocio de temporada funcione como has imaginado, es importante llevar un exhaustivo control de las finanzas. No te dejes llevar por las ganancias y ten previsto un plan de ahorro y un presupuesto para todo el año. Con aplicaciones como ruralvía móvil podrás hacer uso de herramientas tan útiles como ruralvía report, y controlar con un solo clic las finanzas de tu empresa.

 

  • Piensa una idea de negocio alternativa. Si no llegas a la cantidad de ingresos que tenías prevista, quizá sea una buena idea pensar en una línea de negocio alternativa, que te permita, al menos, cubrir gastos. Una heladería es totalmente estacional, pero si la complementas con cafetería e incluso, turrones, tendrás trabajo con independencia de la época en la que nos encontremos.

 

Gestionar de forma eficaz un negocio de temporada pasa por una buena planificación y estudiar los costes durante todo el año. Piensa en cómo gestionar las finanzas de tu empresa, en si te compensa o no abrir únicamente seis meses o si podrás hacer frente a los gastos fijos en temporada baja, en los gastos que acarreará tener el negocio cerrado… Con toda la información que recopiles, toma una decisión y trabaja duro. Si algo tienen este tipo de empresas es que requieren un esfuerzo extra en temporada alta, y como todo esfuerzo, tendrá su recompensa.

 

Si te ha gustado la idea y estás dispuesto a ser tu propio jefe, desde las diferentes entidades del Grupo Caja Rural ponemos a tu disposición un servicio de asesoramiento profesional personalizado. Nuestros expertos serán tu partner perfecto en tu nueva andadura. No lo dudes y contacta con nosotros sin compromiso.