AhorroAhorrar de forma sistemática, ¡tú también puedes conseguirlo!

Si no cuentas con un colchón de seguridad para imprevistos, ha llegado el momento de que empieces a ahorrar. Nosotros te contamos cómo lograrlo sin fracasar en el intento
29 abril, 20192307 min

Cuando somos jóvenes, nos cuesta entender la importancia que tiene haber ahorrado una cierta cantidad de dinero, por pequeña que sea, durante años anteriores. Por mucho que los padres insisten con “ahorra, no te lo gastes todo…”, pocos conseguimos llenar la hucha.

 

En nuestro país, no está tan arraigada la cultura del ahorro como en otros lugares y ahorrar es un hábito que debe inculcarse desde pequeños. Disponer de un colchón de seguridad ayuda a hacer frente a imprevistos, sin necesidad de pedir ayuda ni recurrir a financiación externa.

 

Dispón de un fondo de emergencia

Contar con fondo de emergencia  aporta tranquilidad. Si no disponemos de uno, seguramente, te estés preguntando cómo empezar a construirlo y cuánta cantidad necesitas. Sobre esto no hay nada escrito. La cantidad va a depender de tu situación personal, de tus ingresos, de tus gastos, de las personas que tengas a tu cargo… ¡No te agobies! Empieza destinando una pequeña cantidad todos los meses y guárdala en una cuenta separada de tu cuenta habitual. Así, evitarás gastar ese dinero.

 

Lo ideal es conseguir un fondo de emergencia equivalente a la suma de tus gastos de tres a seis meses. Si lo prefieres, la suma a ahorrar puede ser la correspondiente a tu salario, en lugar de a tus gastos.

 

Una vez que cuentes con esta cantidad, optimiza tu dinero. Dejar el dinero parado implica perder la oportunidad de rentabilizarlo. Además, ese dinero ahorrado perdería valor debido a la inflación.

 

Cómo rentabilizar tus ahorros

Los fondos de inversión y los planes de ahorro a medio-largo plazo son dos formas de obtener beneficios del dinero que tienes ahorrado. Uno de estos planes de ahorro es el Plan de Ahorro RGAAhorroFácil, que ofrece como principales ventajas una rentabilidad adaptada a los mercados, total flexibilidad y  liquidez desde el primer día.

  • Rentabilidad garantizada por periodos que permite adaptarse al mercado en todo momento.
  • Flexibilidad. Como cliente, podrás decidir cuánto quieres aportar en cada periodo de rentabilidad. Además, permite realizar aportaciones extraordinarias en cualquier momento.
  • Liquidez. Ofrece la mayor liquidez posible, ya que puedes disponer de todos tus ahorros desde el primer día o parcialmente una vez cumplido el periodo de garantía.

 

Si prefieres una gestión activa, con el Plan de Inversión RuralActivo de RGA, tendrás la posibilidad de acceder, desde tan sólo 3.000 euros, a la Gestión Activa de carteras de la mano de especialistas en banca privada. Si lo deseas, podrás elegir que sean los propios expertos financieros quienes realicen  operaciones de compra-venta de títulos, aprovechando los movimientos al alza y a la baja que realiza el mercado a muy corto plazo.

 

Además, los clientes de cualquiera de las entidades del Grupo Caja Rural cuentan con la fórmula de inversión automática que ofrece Gescooperativo. Gracias a esta fórmula, el cliente realiza aportaciones, en el fondo de inversión que mejor encaje con tus necesidades, con la periodicidad que estime en cada momento. Puedes utilizar este simulador online para ver cuál sería el rendimiento de tu aportación año a año.

 

Como ves, lo primero y más importante, es empezar. Nunca es tarde para hacerlo y vivir con la tranquilidad que aporta saber que cuentas con un colchón para imprevistos. El futuro es incierto y nunca sabemos cuándo lo vamos a necesitar. Comprarte una casa o un nuevo vehículo, hacer el viaje de tus sueños, afrontar la llegada de un bebé, realizar reformas en el hogar o pagar los estudios de tus hijos son situaciones que requieren contar con un cierto nivel de ahorros.

 

Si, en estos momentos, no sabes por dónde empezar, acércate a tu oficina del Grupo Caja Rural y recibe asesoramiento sin compromiso.

Artículos Relacionados