¿Sabes de dónde proceden las uvas que comes en Nochevieja?

Para conocer el origen de la tradición de las uvas de la suerte hay que remontarse a principios del siglo pasado, pues se produjo un excedente de este alimento en las cosechas levantinas.
Tu día a día28 diciembre, 2021139111 min
Blog Ruralvía » Tu día a día » Uvas de la suerte

 

Doce uvas. Ese es el postre mágico que toman todos los españoles cada 31 de diciembre, con la esperanza de empezar el año nuevo con la mejor suerte posible. Pero, ¿Cuál es el verdadero origen de esta popular tradición? ¿De dónde proceden las uvas de Nochevieja que consumimos en compañía de nuestros familiares? ¿Qué otros rituales se practican fuera de nuestras fronteras para celebrar el año nuevo?

 

España es uno de los mayores productores de uva del mundo, de ahí el ritual

Denominaciones de origen como la del vino Rioja abalan la idea de que España es uno de los mayores productores de uva del mundo. Sin embargo, la mayor parte de la uva de mesa que tomamos en fin de año poco tiene que ver con la utilizada para hacer vino. Es conocida como “uva de invierno” y se encuentra sobre todo en regiones del sudeste español.

Murcia, Comunidad Valenciana o Málaga son las provincias que más toneladas de uvas de la suerte exportan a lo largo y ancho de la geografía española. Para que puedas hacerte una idea, solo la región de Murcia produce más del 50% de la uva blanca que llega a las fruterías y supermercados españoles.

Según apuntan desde Diario Sur, Murcia dedica casi 7.000 hectáreas al cultivo de la uva de mesa. Todos los años se exportan de media 160.000 toneladas de uva sin pepita, una variedad cada vez más demandada por los comensales. A pesar de esta preferencia en el gusto del consumidor, se continúan cultivando y vendiendo las variedades tradicionales como la Dominga o la Napoleón.

¿De dónde son las uvas de Nochevieja?

La provincia de Alicante es junto a su famosísimo Valle del Vinalopó una de las zonas de España donde la producción de uva está mejor valorada. En esta parte de la región se dan las condiciones climáticas óptimas para producir la uva de mesa más tardía de España y, por lo tanto, la mejor para nochevieja. Esta uva es conocida como Aledo de Vinalopó.

Así, los tipos de uva blanca más frecuentes en las mesas españolas son la Sugraone de Alicante, la ya mencionada Aledo de Vinalopó y la Crimson de Murcia. A excepción de que se produzcan problemas de stock, habitualmente las uvas de la suerte que consumimos en fin de año proceden en su totalidad de la geografía española.

 

¿Desde cuándo se comen uvas en fin de año?

Para conocer el origen de la tradición de las uvas de la suerte hay que remontarse a principios del siglo pasado. Una de las creencias populares más extendidas sostiene que fue en 1909 la primera vez que, de forma masiva, en España tomamos uvas para celebrar el fin de año.

Al parecer, aquel año se produjo un excedente de este alimento en las cosechas levantinas. Para dar salida a los kilos de fruta extra, los productores alicantinos idearon una peculiar campaña de marketing: crear un ritual mágico en torno al consumo de uva blanca en Nochevieja.

¿Por qué se comen uvas en Nochevieja?

Otra de las hipótesis más barajadas vincula las uvas de Nochevieja con una tradición aristócrata procedente de Francia. Según esta creencia, los españoles aburguesados de finales del siglo XIX habrían comenzado a imitar a las clases medias francesas que organizaban fiestas navideñas donde el vino espumoso y las uvas eran los protagonistas gastronómicos.

Fuera al hilo de una u otra anécdota, todo apunta a que Alicante es la provincia responsable de que comamos uvas en fin de año. De hecho, esta región fue una de las primeras en poner en marcha, a mediados de los años 40, el embolsado de racimos. Esta técnica es la que permite retrasar un mes el proceso de maduración de la uva y hacer que estas aguanten sin problema hasta bien entrada la Navidad. También es la responsable de que tengan la piel fina.

 

¿Por qué se llaman uvas de la suerte?

De forma paralela al origen de la tradición de las uvas de Nochevieja, muchos comensales se preguntan por qué se las conoce como “uvas de la suerte”. En base a las hipótesis anteriores, se cree también que el nombre de uvas de la suerte proviene de la acción de marketing que en 1909 idearon los productores alicantinos para dar salida al excedente de aquella cosecha.

El boca oreja y la extensión de esta tradición año tras año, ha provocado que finalmente este sea el nombre con el que son conocidas popularmente las uvas de Nochevieja.

 

La tradición de las 12 uvas en Nochevieja y otros rituales de año nuevo

De la misma forma que la tradición de comer 12 uvas la noche del 31 de diciembre ha sido extendida desde España a gran parte de países de América Latina, en otros rincones del planeta, se llevan a cabo otro tipo de rituales de cierre de año.

Por ejemplo, en Italia, la tradición dice que comer lentejas la última noche de diciembre es una forma de atraer la riqueza y el dinero. Por el contrario, en Grecia, uno de los rituales más extendidos consiste en estampar una granada en la puerta de casa justo al dar la medianoche.

Al igual que sucede con la noche de San Juan, la última del año viene cargada de ilusiones y deseos que depositar en el nuevo año. Si de cara a este 2022 tienes pensado consumir las clásicas 12 uvas de la suerte, desde las entidades del Grupo Caja Rural te invitamos a comprarlas en el comercio de proximidad.

El etiquetado de los alimentos nos ayuda a identificar su origen y conocer la procedencia de las uvas que tomamos en Nochevieja nos hace tomar conciencia de la huella de carbono que hay detrás de los productos que diariamente ponemos sobre la mesa.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}