Sigue estas claves para diseñar un buen modelo de negocio para tu empresa

Una de las tareas clave para un emprendedor consiste en crear un modelo de negocio rentable. Estos consejos te ayudarán a que tu idea empresarial tenga éxito dentro del mercado
Empresas19 octubre, 202186710 min

Uno de los apartados que debe cultivar cualquier empresa es el modelo de negocio que dirigirá su actividad hacia el éxito. Desde el formato del comercio electrónico hasta la venta física en mercados mayoristas, existen muchas fórmulas distintas que pueden servir para impulsar las ventas de una compañía en el futuro.

 

Lo primero que debes hacer para preparar el modelo de negocio es realizar una planificación de todos los apartados, desde la financiación que vas a buscar para tu digitalización hasta el modelo económico que te permitirá obtener ingresos, pasando por el papel que van a tener tus socios o cómo va a ser el producto que vas a comercializar.

 

Hoy queremos enseñarte cuáles son los pasos que debes dar para crear un modelo de negocio adaptado a los retos del coronavirus. En el momento de redactar el documento debes tener la mente clara, y buscar asesoramiento profesional siempre que lo necesites, de forma que puedas reflejar perfectamente el core business o parte fundamental de tu negocio.

 

Los pasos para diseñar un modelo de negocio a la altura

Los autónomos, empresarios y emprendedores que quieren diseñar un modelo de negocio pueden tener en cuenta estos consejos, que les ayudarán a encontrar buenos inversores para su proyecto y empezar a trabajar en su sustentabilidad económica desde el principio:

 

  • Define cómo llevar tus productos y servicios a tus clientes. La definición del producto es una de las primeras claves para diseñar un modelo de negocio a la altura. En primer lugar, es importante tener claro el sistema que se va a desarrollar, porque es la manera en la que se va a alcanzar al cliente. Para conseguirlo, es necesario utilizar herramientas como el Business Model Canvas, que permite analizar todos los elementos clave en una misma cartulina para crear un producto mínimo viable para el consumidor.

 

Esta fórmula para diseñar un modelo de negocio se centra en factores como el producto a ofrecer, cuál es la propuesta de valor, cuál es la situación socioeconómica de los clientes potenciales, cómo nos vamos a relacionar con ellos, cómo vamos a comunicarnos con los clientes y, por último, cómo lo vamos a hacer; a través de socios, socios clave, actividades clave necesarias, gastos e ingresos.

 

  • Prueba tu idea con lo mínimo para comenzar. Una vez se han puesto todas las ideas sobre la mesa, llega el momento de probar el producto en el mercado a través del Producto Mínimo Viable, una fase del diseño del modelo de negocio que permite a los emprendedores comprobar si hay gente interesada en ello y que estén dispuestos a pagar por lo que tienen en la cabeza.

 

  • Adapta el modelo según las opiniones y recomendaciones de tus clientes. Después de recopilar los resultados del lanzamiento del Producto Mínimo Viable, es posible encontrar fallos para moverse con rapidez y adaptarse al mercado. Esta información será de utilidad para reformular la idea o el modelo de negocio, de forma que se dirija hacia una estructura de trabajo optimizada que cumpla las necesidades de los clientes.

 

  • Busca asesoramiento para diseñar tu propio modelo de negocio. Aunque en ocasiones te parezca más cómodo emprender por tu cuenta, lo ideal es buscar asesoramiento en herramientas que puedan ayudarte a comenzar un negocio con buenas garantías. En este caso, es necesario contar con el consejo de profesionales financieros que puedan orientarte en la búsqueda de documentación o en la superación de las barreras administrativas que te surjan en el principio del emprendimiento. Las entidades de Grupo Caja Rural ofrecen un servicio de asesoramiento personalizado para los emprendedores, autónomos o empresarios que desean ver crecer sus negocios.

 

  • Un modelo de negocio viable (y rentable). Por último, otra de las claves de un buen modelo de negocio es la planificación financiera en el corto y medio plazo. Este factor, que a menudo es una asignatura pendiente para algunos emprendedores, es una de las partes más importantes del proyecto, por lo que debe recogerse de la forma correcta. La premisa clave consiste en lograr que los ingresos que se obtengan cada año sean equivalentes a las inversiones y los gastos que se realicen en cada ejercicio, de forma que se pueda generar un colchón financiero para resolver las necesidades del negocio en sus primeras etapas de vida.

 

Si sigues estos consejos, tendrás una buena guía para dar forma a tu idea de negocio. Recuerda que la clave para diseñar un modelo de negocio en condiciones consiste en tener atados todos los apartados: el sistema productivo, el diseño del producto, las tramitaciones legales y la estructura financiera del negocio. De esta forma, lograrás que tu idea sea rentable durante la época del coronavirus, encontrando a los clientes perfectos para empezar a generar ingresos desde la fundación de tu empresa hasta su consolidación dentro del mercado.