Semana laboral de 4 días: pros y contras

Países como Suecia, Islandia o Escocia ya han probado las ventajas y desventajas de este nuevo planteamiento laboral.
Empresas27 mayo, 2022141213 min

Blog Ruralvía » Empresas » Semana laboral de 4 días: pros y contras
 
La semana laboral de cuatro días es uno de los retos más complicados a los que se enfrentan las empresas y los agentes sociales desde la implantación de la jornada de ocho horas a principios del siglo XX.

Y es que, en el hipotético caso de que llegase a implantarse de forma masiva a nivel estatal, estaríamos ante el primer cambio sustancial que afecta al mercado de trabajo tal y como lo conocemos a día de hoy.

¿En qué consiste la semana laboral de cuatro días?

La semana laboral de cuatro días es un planteamiento que busca mejorar la calidad de vida de los empleados concentrando en menos días hábiles la misma cantidad de carga laboral y retribución. A través de este experimento que ya funciona en varios países del norte de Europa, se pretende comprobar si es posible reducir los días de trabajo semanal a cambio de aumentar la productividad diaria.

En España, el pasado 2021, el partido con representación parlamentaria, Más País, presentó un proyecto piloto para estudiar la viabilidad de la semana laboral de 4 días en varias empresas españolas.

Para garantizar la viabilidad económica del experimento, el Gobierno debía subvencionar una parte del mismo. De este modo, las empresas que se presentasen voluntarias tendrían una motivación para implantarlo entre sus plantillas.

Sin embargo, aunque la idea fue recibida de forma positiva por los distintos miembros del Gobierno, por el momento, el marco legislativo necesario para llevar a cabo esta propuesta se encuentra paralizado. ¿La razón? Aunque el Ejecutivo se comprometió a destinar una parte de los Fondos Next Generation a esta propuesta, por el momento todavía no se han desarrollado las bases para adjudicar las ayudas económicas que incentiven a las empresas a probar este programa piloto en su plantilla.

¿En qué países se trabaja 4 días a la semana?

A pesar de que en España, la iniciativa de la semana laboral de cuatro días surge de un partido minoritario, lo cierto es que la propuesta forma parte de un debate que se está produciendo en el mercado laboral europeo. En una economía cada vez más digitalizada, son varios los estudios que afirman que podríamos utilizar la tecnología para mejorar nuestra calidad de vida y no al contrario.

Así y con la finalidad de reducir fenómenos como el del trabajador quemado o burn out, países como Suecia o Escocia ya han incorporado este modelo de trabajo en varias de sus empresas y gracias al apoyo de sus respectivos gobiernos.

En el caso de Suecia, el experimento basado en trabajar cuatro días a la semana, arrojó conclusiones enfrentadas: aunque los trabajadores aumentaron su productividad dado que tenían más energía, desde el punto de vista económico, las empresas reducían sus beneficios. En otras palabras, mantener la misma plantilla de empleados trabajando menos días, incrementaba sus costes.

Por su parte, el experimento escocés cuenta con una partida presupuestaria de 12 millones de euros y sus efectos tanto en los trabajadores como en las compañías que se han sumado a la iniciativa, se desconocen dado que el experimento sigue en marcha.

Junto a los países anteriores, Islandia es uno de los nombres que aparecen cada vez que surge el debate de la semana laboral de cuatro días.  Del año 2015 al 2019, el Estado insular llevó a cabo el que se considera el mayor experimento en esta materia hasta la fecha: redujo la jornada laboral de las 40 horas semanales de rigor a un total de 35 horas.

En este caso, fueron 2.500 funcionarios estatales quienes probaron los efectos de este nuevo planteamiento. Tras realizar una observación exhaustiva, la organización islandesa sin ánimo de lucro Alda concluyó que la semana laboral de cuatro días arrojaba las siguientes conclusiones:

  • El nivel de satisfacción personal de los trabajadores aumentó.
  • La colaboración entre compañeros se volvió más estrecha.
  • El nivel de productividad se incrementó en algunos casos y en otros se mantuvo igual. En ningún caso se vieron reducidos.

Ventajas y desventajas de trabajar cuatro días a la semana para el trabajador y para el empresario

⮞ Beneficios de jornada laboral de 4 días

Uno de los grandes beneficios de la semana laboral de 4 días es, sin duda, la conciliación con la vida personal o familiar. Al disminuir el total de horas semanales dedicadas al trabajo, los estudios señalan que las responsabilidades familiares se reparten de forma más igualitaria.

Igualmente, al reducirse los niveles de estrés de los trabajadores, tanto las empresas como los miembros de su propia plantilla se ven beneficiados. Una investigación realizada por la Universidad de Oxford, en la que se monitorizó el trabajo de 1.800 operadores telefónicos durante el año 2019, concluyó que aquellos trabajadores que reportaron mayores niveles de felicidad eran un 13% más productivos que el resto.

⮞ ¿Es oro todo lo que reluce si trabajas 4 días?

La semana laboral de cuatro días también podría reportar mayores niveles de estrés en aquellos trabajadores con una elevada carga de trabajo. Al tener que hacer el mismo número de tareas en menos tiempo, la ansiedad puede verse aumentada.

Por último, desde el punto de vista de las empresas, desde asociaciones como ATA apuntan que la semana laboral de cuatro días es una “quimera” para muchos autónomos y pymes. Y es que, a pesar que los beneficios sociales son muchos, tal y como reflejó el estudio sobre el caso islandés, no todas las empresas ven posible mantener los salarios en una semana laboral más corta.

Caja Rural se alinea al objetivo de reducir los tiempos de gestión de las operativas bancarias de sus clientes

A pesar de que controlar y gestionar nuestras finanzas es más fácil que nunca gracias a la banca digital, en ocasiones, el ritmo de la vida diaria dificulta que podamos sacar un rato para prestar atención a este tipo de cuestiones.

Iniciativas como la semana laboral de cuatro días o modalidades como el teletrabajo permiten también que los trabajadores puedan organizar mejor su vida cotidiana. En este contexto, aplicaciones como Ruralvía y servicios como Mis Finanzas han sido diseñados precisamente para facilitar la organización, la monitorización y la gestión de nuestros ingresos y gastos.

Por ello, si eres de los que se sorprenden cuando les llega un recibo con el que no contaban o te cuesta realizar una previsión de ahorro adaptada a la realidad, desde las entidades de Grupo Caja Rural te recomendamos darle una oportunidad al servicio Mis Finanzas: no solo ganarás en tranquilidad financiera, sino también en capacidad de ahorro.