Remedios y pesticidas caseros para terminar con las plagas en tu huerto

Practicar una agricultura sostenible es mucho más sencillo de lo que parece, pero requiere organización y compromiso durante toda la temporada de siembra y cultivo.
Sostenibilidad24 marzo, 2022127112 min
Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Remedios y pesticidas caseros

La agricultura ecológica es un sistema de producción agrícola basado en prácticas respetuosas con el medioambiente. Su objetivo principal es obtener cultivos de alta calidad preservando los recursos naturales y el bienestar animal. Precisamente por esta razón, está desaconsejado el control de plagas a través de productos químicos que puedan alterar la condición del sustrato y de los seres vivos que habitan en él.

Una buena forma de hacerlo es utilizando remedios y pesticidas caseros, solo de esta forma, tus verduras y hortalizas podrán optar al título de cultivo ecológico, un estándar controlado por criterios de calidad y normativas específicas.

¿Para qué sirven los pesticidas?

Los pesticidas son unas sustancias químicas diseñadas específicamente para terminar con plagas de insectos, animales u hongos. Pese a que su empleo estaba normalizado hasta no hace tanto tiempo, antes de que existieran este tipo de industrias químicas, los trabajadores del campo utilizaban pesticidas naturales caseros para mantener a raya el buen estado de sus alimentos.

La rapidez y la eficacia de estos nuevos productos químicos motivó que, de mediados del siglo pasado en adelante, su uso se extendiese hasta convertir esta práctica casi en la norma.

Efectos nocivos de los pesticidas industriales

Aunque los pesticidas industriales son capaces de acabar de forma fulminante con las plagas, en muchas ocasiones, estos pueden tener efectos nocivos para la salud de los consumidores. Precisamente por este riesgo, la OMS aconseja que antes de autorizar el uso de un pesticida químico, se estudien en detalle todos los efectos nocivos que estos pueden tener en la salud.

Si en tu huerto de invierno has estado utilizando pesticidas tradicionales, la temporada primavera-verano es una excelente oportunidad para que tu pequeña explotación sea más ecológica.

Tipos de pesticidas caseros

Desde el punto de vista de la definición, los pesticidas se diferencian en:

  • Pesticidas sintéticos: Compuestos de origen químico o industrial destinados a matar o interrumpir el crecimiento de seres vivos considerados plagas.
  • Pesticidas naturales: Plaguicidas de origen orgánico que buscan limitar el crecimiento y la interacción de los seres vivos con los cultivos. En función del recurso natural que utilicemos estos podrán ser:
  • Pesticidas líquidos: En este apartado incluiremos aquellos remedios naturales que se aplican a través de un pulverizador o una mochila para fumigar. Entre ellos destacan el purín de ortigas, los macerados de ajo, cola de caballo o leche de vaca.
  • Pesticidas sólidos: Trucos de origen natural y en formato solido que ayudan a alejar las plagas. Aquí encontraremos principalmente la cascara de huevo y las trampas cromáticas.

Tomar conciencia de que los pesticidas industriales pueden ser perjudiciales para la salud humana y del planeta es el primer paso para caminar hacia una agricultura sostenible centrada en la producción de alimentos ecológicos.

Apostar por pesticidas naturales caseros no es incompatible con eliminar plagas como el pulgón, la araña roja, los caracoles o las babosas. Es cuestión de cambiar el chip, de pensar que en lugar de alejar a estos animales con químicos que los fulminen, podemos simplemente evitar que se acerquen a través de otros recursos naturales.

Pesticidas caseros para eliminar plagas en el huerto o el jardín

Como mencionábamos en el punto anterior existen una amplia variedad de pesticidas naturales caseros para mantener a raya los insectos y plagas nocivas para nuestros cultivos. A continuación enumeramos algunos de los más útiles:

⮞ Purín de ortigas

Esta disolución realizada con aproximadamente 2 kilos de ortigas y 20 litros de agua sirve para repeler plagas como el pulgón, la mosca blanca o la araña roja y que tanto perjudican a cultivos como el tomate.

⮞ Cáscara de huevo

Guardar las cáscaras de huevo para después trocearlas y distribuirlas alrededor de nuestras lechugas o coles es muy efectivo para repeler las babosas y los caracoles.

⮞ Leche de vaca

Si mezclamos medio vaso de leche fresca de vaca no pasteurizada con cuatro vasos de harina y 20 litros de agua, podremos eliminar los huevos que los insectos han podido dejar en nuestras plantas. Una vez que tengamos listo el preparado, lo removemos para pasarlo a una mochila fumigadora con la que poder pulverizarlo.

⮞ Spray casero de ajo y cebolla

Ambas hortalizas son dos potentes fungicidas y bactericidas que nos ayudarán a prevenir plagas producidas por hongos y bacterias. Para llevarlo a cabo necesitaremos machacar seis dientes de ajo, media cebolla grande e incorporar un litro de agua. Dejaremos reposar 24 horas y transcurrido ese tiempo, lo llevaremos a hervor durante 20 minutos. Colamos el macerado y aplicamos sobre las plantas con un spray.

También es eficaz contra el pulgón y los ácaros.

⮞ Recipiente con cerveza

Colocar en la tierra un tarro de vidrio y llenarlo de cerveza, nos servirá para atraer a los caracoles y las babosas y, así, evitar que se acerquen a los cultivos que crecen al ras del suelo.

⮞ Sales de Epson disueltas en agua

Te ayudarán a corregir el tono amarillento que a veces presentan las plantas cuando tienen cierta carencia de nutrientes.

Ayudas y financiación para agricultores

Del mismo modo que cada vez más personas se plantean el traslado a grandes urbes, el éxodo urbano hacia a los pueblos continúa siendo una alternativa para muchos profesionales saturados de la vida en la ciudad.

Oficios como la ganadería o la agricultura no tienen actualmente un relevo generacional asegurado. Por eso y alineado con la transición ecológica que pretende liderar Europa, cada vez hay más programas destinados a formar a jóvenes en este aspecto. Uno de ellos es el programa Cultiva o, también conocido como el Erasmus de los agricultores.

Por otro lado, en términos de apoyo financiero, desde las entidades de Grupo Caja Rural ofrecemos productos y servicios diferentes para satisfacer las necesidades económicas que los agricultores y ganaderos puedan tener, ya sea por circunstancias sobrevenidas o en un momento en el que se planteen ampliar el radio de actuación de su explotación.

Los agricultores y ganaderos encuentran en las entidades de Grupo Caja Rural una cartera de seguros agrarios de Seguros RGA pensados para proteger los cultivos y explotaciones agrícolas de fenómenos meteorológicos extremos, como las lluvias torrenciales, el riesgo de pedrisco o la sequía.