Qué debes tener en cuenta si vas a mudarte al pueblo con la familia

Hoy en día, cada vez más españoles deciden mudarse al pueblo con sus familias. Aire limpio, espacios naturales, teletrabajo… Existen muchos motivos para vivir en el entorno rural, como te explicamos en este artículo
Tu día a día26 octubre, 202180610 min

Mudarse es, hoy en día, una realidad cada vez más común en España. Ya sea a una ciudad o a un pueblo pequeño, existen muchos motivos por los que podríamos considerar cambiarnos de casa, bien porque necesitamos un cambio de aires o porque hemos encontrado un nuevo trabajo en una localización donde podemos disfrutar de tiempo de calidad con nuestros niños.

 

Un informe de Idealista afirma que el confinamiento y el teletrabajo dispararon las mudanzas de los españoles en un 39% durante el 2020. La necesidad de buscar espacios más grandes para desarrollar nuestra labores fuera de casa nos ha llevado a desplazarnos con mayor asiduidad, preparando el camino para que tengamos un estilo de vida más nómada que nunca.

 

Esta es una buena época para pensar en mudarse, pero la pregunta es por qué deberíamos elegir un pueblo frente a una ciudad. Hoy queremos contarte qué debes tener en cuenta si decides empaquetar las pertenencias de la familia, coger el coche e irte a un lugar donde disfrutaréis del contacto con la naturaleza de primera mano.

 

¿Por qué irte a vivir al pueblo? Factores a tener en cuenta para mudarte con tu familia

Existen muchos motivos para decantarse por vivir en un pueblo, grande o pequeño. Uno de los más importantes es que, además de disfrutar de aire puro y lugares grandes donde pueden jugar los niños, es que contribuyes a luchar contra la despoblación rural. En el caso de que comiences tu propio negocio, o si simplemente vas a desempeñar un trabajo remunerado en un pueblo, estarás contribuyendo al desarrollo económico de la zona donde vayas a vivir.

 

Es por ello que te recomendamos que tengas en cuenta estos factores, para que tomes la decisión correcta y no tengas ningún problema cuando llegues a tu nuevo hogar:

 

  • Elige a dónde vas a mudarte. Puede parecer sencillo, pero elegir el mejor lugar para toda la familia nunca lo es. Debes valorar distintos factores, como la proximidad de ciudades grandes donde puedas acceder a servicios médicos y económicos de primera calidad, o qué opciones de alquiler y compra puedes encontrarte en el destino. En este proceso es importante que hables con tus hijos y tu pareja, para que te expresen sus opiniones y encuentres un lugar que agrade a todos en la casa.

 

  • Decide por el trabajo que quieres desempeñar. Lo habitual hasta hace poco era mudarse a la ciudad en busca de una oportunidad laboral, pero ahora el éxodo se está invirtiendo. Cada vez son más los españoles que van al campo a hacer tareas agrícolas, a crear un negocio relacionado con el turismo o a cubrir la demanda de oficios como el de albañil, carpintero, electricista o fontanero. Desde las instituciones se está promocionando el emprendimiento con reducción de tasas y trámites burocráticos a nivel municipal y con financiación a proyectos sostenibles por todo el país, así que también puedes buscar información sobre ello para dedicarte a un trabajo reconfortante y que te permita un buen sueldo en el pueblo.

 

  • Si vas a hacer teletrabajo, piensa bien en las condiciones. En primer lugar, ten en cuenta si necesitas hacer un cambio de ordenador portátil antes de mudarte a tu nueva casa en la montaña. También debes vigilar que haya conectividad tecnológica: wifi funcional y asequible en forma de wimax, fibra y 5G que te permita acceder a internet para convertirte en un auténtico nómada digital del siglo XXI.

 

  • Valora cuánto te va a costar tu nuevo estilo de vida en el pueblo. Vivir en un pueblo es significativamente más barato que hacerlo en una ciudad. Aunque el coste del teléfono o de la electricidad sean los mismos, hay una serie de gastos que desaparecen o se reducen notablemente, como son los gastos de transporte, de ocio, las tasas si te empadronas o la cesta de la compra si plantas tu huerto eco. Tu cuenta corriente notará este respiro y conseguirás un ratio vida/coste más ventajoso que en la ciudad, además de contar con más espacios naturales y la posibilidad de llevar una vida cercana con tus nuevos vecinos.

 

  • Haz una tabla con los servicios que podrás disfrutar. Es especialmente importante para familias o personas de edad más avanzada contar con un acceso fácil a servicios básicos. Disponer de atención sanitaria (centro de salud o médico rural); tener resuelto lo referido a la educación de los más pequeños (guarderías, colegios, institutos); bancos y farmacias, sin olvidar la parte de alimentación y hostelería, permiten disfrutar de una cómoda vida «de barrio» en el pueblo.

 

Después de valorar todos estos factores, ya estarás en condiciones de elegir el mejor lugar para mudarte a vivir con la familia. Algunas personas prefieren estar cerca de su familia y por eso toman esa decisión, mientras que otras prefieren alejarse del mundanal ruido para ver la vida desde otra perspectiva. Sea cual sea tu motivación, recuerda que si vas al pueblo a pasar una temporada estarás contribuyendo al bienestar financiero y económico de tu zona rural preferida.

Artículos Relacionados

{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}
{{ image }}

{{ title }}

{{ date }} {{ comments }}
{{ readingtime }} {{ viewcount }}