Resuelve los tres frenos financieros que impiden crecer a tu empresa

Los frenos financieros son obstáculos que dificultan el crecimiento de las empresas durante el coronavirus. Aprende a sobreponerte a ellos con estos consejos que te ofrecemos en el Blog de Ruralvía
Empresas25 octubre, 2021105411 min

¿Alguna vez has oído hablar de los frenos financieros? Estas barreras económicas son un gran problema para las empresas, bien porque no saben cómo buscar información de forma adecuada sobre su futura estructura económica o porque no saben cómo distribuir su capital para hacer frente a las deudas que han contraído a lo largo del tiempo.

 

Esto provoca que, en muchas ocasiones, los negocios españoles comiencen su andadura con buen pie pero termine paralizándose por circunstancias del mercado o por su propia situación financiera. Esto les impide planificar su propia cartera de inversiones lo que, a la larga, es un obstáculo para implementar la digitalización en su estructura productiva o preparar su estrategia de internacionalización con el objetivo de encontrar nuevos públicos fuera de España.

 

Hoy queremos hablarte de los tres frenos financieros que te están impidiendo crecer en tu negocio. Si sigues los consejos que te enseñamos, no tardarás en hacer una planificación correcta de tus activos para motivar a tus compañeros de equipo a seguir trabajando en el bienestar social y económico de vuestra empresa desde cero.

 

Los tres frenos financieros: ¿cómo sobreponerse a las dificultades?

Los datos de la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa establecen que los negocios más perjudicados por el coronavirus han sido las pymes de nuestro país. Antes del 2020, abarcaban el 97% de las empresas españolas, con un total de 3.417.000 compañías, mientras que a julio de este 2021 la cifra apenas llegaba a las 2.917.000.

 

La pandemia ha supuesto un impacto económico negativo en sus cuentas, que en varias ocasiones han llevado a su desaparición, por lo que debemos encontrar soluciones que les permitan sobreponerse a todos los desafíos para que inicien la recuperación económica con las mejores garantías de éxito. Estos son los tres frenos financieros que provocan pérdidas en su estructura organizativa y los consejos que te permitirán ponerles fin:

 

  • Falta de cultura empresarial. Esta palabra se define como “el conjunto de normas, valores, suposiciones, creencias, formas de actuar, pensar y sentir que comparten los miembros de una organización”. En resumen, es la idiosincrasia que comparten todos, desde el jefe hasta los empleados e incluso los proveedores contratados, por lo que se hace necesario establecer una estrategia que permita caminar hacia una visión conjunta del negocio.

 

La falta de esa cultura se acusa, especialmente, en el entorno del cliente, donde es crítica para lograr su atención y fidelización, pero también en los procesos de análisis de datos y toma de decisiones inteligentes dentro de la empresa. La solución pasa por acudir a las fuentes adecuadas para diseñar una planificación de crecimiento que cuente con objetivos y un plan de trabajo desde el primer minuto. De esta forma, mediante un documento base que recoja los puntos clave en la organización de la compañía, podrá explicarse el proceso productivo o las costumbres empresariales a todos los empleados.

 

  • Demasiados cuellos de botella. Eliminar esos cuellos en apartados como la producción, en el departamento comercial o la gestión de las finanzas permitirá impulsar la eficiencia y la rentabilidad del negocio. Un apartado que se debe cuidar de forma especial es el administrativo porque, aunque no genere ingresos como otros ámbitos, es el responsable de que la empresa cuente con una organización operativa y dinámica, que ofrezca información a tiempo y facilite la toma de decisiones. También transmite una imagen coherente y moderna del negocio con respuestas precisas y rápidas, respecto a los presupuestos que se ofrecen a los clientes, el estado de la facturación o el estado de situación de un pedido. En resumen, es necesario facilitar la comunicación entre todos los sectores organizativos para terminar de raíz con los problemas que vayan surgiendo en el seno de la empresa.

 

  • Capacidad financiera comprometida. Los negocios escalan en función de su capacidad financiera, con la mirada puesta en el largo plazo. La principal dificultad que se encuentran muchos de ellos es que cuentan con un volumen de ventas creciente pero no han dimensionado adecuadamente su capacidad financiera, lo que les impide asumir los costes asociados a este incremento de sus ingresos. En este sentido, es clave apostar por una gestión eficiente de la tesorería, lo que permitirá equilibrar los procesos de cobro y pago y disponer de la información adecuada para analizar las fuentes de financiación que estén disponibles. Además, es necesario planificar con anticipación la disponibilidad del capital necesario, definir los resultados financieros que se espera y contar con un  plan financiero realista evitará que evitará el estancamiento de la empresa y la impulsará hacia la consecución de todos sus objetivos económicos a largo plazo.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural apoyan el crecimiento financiero de tu empresa  

En el momento de atravesar los retos y dificultades que se encuentran en el camino, una empresa debe contar con socios financieros que conozcan la situación del mercado y le ofrezcan opciones adecuadas para gestionar la estructura económica de su negocio. De esta forma pueden planificar su crecimiento con total seguridad, porque han establecido los pasos que deben seguir para la consecución de todos sus objetivos comerciales.

 

Las entidades del Grupo Caja Rural ofrecen un asesoramiento especializado a los emprendedores, autónomos y empresas de sus zonas de influencia que quieran rebasar los tres frenos financieros y preparar su estructura organizativa para la llegada del 2022. En este formulario puedes ponerte en contacto con ellas y conocer los productos que tienen a tu disposición, desde una financiación adaptada a tus necesidades hasta cuentas exclusivas para la tesorería de tu negocio: