El cambio climático y las olas de calor: ¿causalidad o casualidad?

Te explicamos desde el punto de vista científico qué es el cambio climático, cuáles son sus causas y cómo se puede combatir
Sostenibilidad8 junio, 20224209 min
Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Olas de calor

Episodios de calor como los registrados durante el pasado mes de mayo en la mayor parte del país nos recuerdan que las consecuencias del cambio climático son cada vez más tempranas y tangibles.

Consecuencias del cambio climático

Hace un mes y a poco más de 30 días de la entrada del verano, varias zonas del valle del Guadalquivir superaron la barrera de los 40º y distintos puntos de la meseta, Canarias y el Cantábrico combinaron el calor con un nuevo episodio de calima. De hecho, según los registros históricos de la AEMET, desde 1999, los termómetros españoles no superaban los 40º grados en un mes de mayo.

Sin embargo y pese a las elevadas temperaturas, no se trató de una ola de calor como tal. En meteorología solo se utiliza este concepto para hacer referencia a un episodio de tres días consecutivos en los que, 1 de cada 10 estaciones de medición sobrepasan las máximas históricas desde que se tienen registros.

Por ello y a pesar de que la ciencia no vincula todavía este último episodio de calor con las consecuencias del cambio climático, la frecuencia de otros eventos meteorológicos similares a lo largo de los últimos años, acentúa la sensación de que el clima está cambiando.

Hace tan solo unos meses, el Panel Científico de la ONU advertía que para frenar el cambio climático en el que ya estamos inmersos es necesario reducir de forma inmediata los gases que están causando el calentamiento global del planeta.

El mismo comité científico afirma que de no ser así, en los próximos años, nos enfrentaremos a fenómenos como:

  • Aumento de las temperaturas
  • Tormentas y precipitaciones adversas
  • Sequías y desertización
  • Subida del nivel del mar
  • Pérdida de biodiversidad
  • Menos productividad en los cultivos
  • Enfermedades
  • Desplazamientos poblacionales

Entonces, ¿tendremos más olas de calor este verano?

Según apuntan las previsiones de Naciones Unidas, si el ritmo de emisiones actual no se detiene, a finales del siglo XXI, el planeta experimentará un incremento de la temperatura de 4,4ºC. Para que puedas hacerte una idea, el límite propuesto por la comunidad científica mundial se sitúa en un aumento de 1,5ºC.

Por encima de esa temperatura global se desconocen los efectos que puede tener ese ascenso en el clima. Por ello no es de extrañar que países del sur de Europa como España hayan batido a lo largo de los últimos cinco años el número de olas de calor o la aparición de fenómenos meteorológicos como Filomena.

De hecho, a raíz de los calurosos episodios vividos el pasado mes de mayo, los meteorólogos de eltiempo.es reconocen que no es descabellado que en nuestro país podamos superar las barrera de los 50ºC en los próximos años, ya que en las últimos veranos nos hemos quedado muy cerca en algunos puntos.

Y es que, de forma paralela a la ola de calor que vivimos en España, países como India o Pakistán se enfrentaron durante las mismas fechas a la peor ola de calor de su historia.

Consecuencias del calentamiento global en España

Igualmente, tal como apuntan distintas investigaciones, los efectos del calentamiento global ya son visibles en nuestro país. El incremento de la temperatura global fruto de las emisiones generadas por la actividad humana se hace notar también en los termómetros españoles.

Desde 1850 hasta el año 2020, la temperatura media española aumentó 1,7ºC. Sin embargo, tal y como evidencia en el Informe sobre el Estado del Clima 2020, el calentamiento más notable se ha producido en las últimas seis décadas, coincidiendo con el periodo de mayor desarrollo productivo y económico europeo, y también de nuestro país.

En la misma investigación, la AEMET advierte de que el planeta entero y nuestro país con él, se enfrentan a los niveles de dióxido de carbono más elevados de los últimos 800.000 años. Es precisamente esta realidad lo que motiva que el 50% de las emisiones de gases efecto invernadero queden retenidas dentro de la atmósfera elevando la temperatura del planeta sin límite.

Así y al igual que recoge el comité científico que firma el Acuerdo de Pas, la única solución para detener las consecuencias del cambio climático pasa sí o sí por ir hacia una economía sostenible con ciudades verdes y cero emisiones.