fbpx
 

ActualidadLos huertos urbanos conquistan las ciudades

La realidad de los huertos urbanos en España ha vivido un gran “boom” en los últimos años. Cada vez se lleva más la producción sostenible y ecológica de alimentos, así que te explicamos cómo puedes empezar a cultivar en casa.
10 febrero, 2021133812 min

Los huertos urbanos son cada vez más populares en nuestras ciudades. Los datos indican que los españoles han descubierto las ventajas de tener su propio huerto y plantar sus frutas y hortalizas para alimentarse o para venderlas en el mercado.

 

Así lo explica el informe de la Agricultura urbana en España, donde se indica que el número de huertos urbanos pasa de los 20.000 en nuestro país, cuando a principios de siglo apenas ocupaban 8 zonas urbanas. Esta diferencia indica el gran interés que hay por una agricultura doméstica, cómoda y sana que además permite luchar contra los perjuicios del cambio climático.

 

Hoy queremos explicarte en qué consiste la revolución de los huertos urbanos, con un pequeño resumen para que entiendas su situación en algunas ciudades españolas. Quién sabe si, con el paso del tiempo, tú también comenzarás a plantar tus tomates o tus zanahorias para contribuir a la protección del medioambiente.

 

Los huertos urbanos en España: una expansión sin precedentes

 

La tendencia de plantar huertos urbanos comenzó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los ciudadanos estadounidenses aprovecharon la expansión económica del país para llevar la agricultura a sus propios jardines. Esta iniciativa fue repartiéndose por los países desarrollados gracias al movimiento ecologista, por lo que terminó alcanzando a aquellos que estaban en vías de desarrollo.

 

En España, este tipo de huertos tuvieron poca incidencia hasta los años 2006-2007. El inicio de la crisis financiera, junto con los nuevos modelos de agricultura sostenible basados en la tecnología, concienció a la ciudadanía sobre la necesidad de plantar alimentos propios que fueran sostenibles para el entorno y para el bolsillo.

 

Desde entonces, los huertos urbanos han crecido asociados a la idea de la colaboración ciudadana y el consumo de productos locales. Los gobiernos se han dado cuenta de la importancia que tiene el cultivo ecológico, así que han ofrecido opciones de financiación y parcelas públicas para que un número creciente de asociaciones pudiera tener su propio espacio agrícola.

 

Las ventajas de tener tu propio huerto ecológico

El verdadero truco detrás de toda esta información es que tú también puedes contar con un huerto ecológico, que te ayudará a entender cómo se sentían nuestros abuelos cuando cultivaban sus panochas y sus uvas en la parcela. Estas son las ventajas que encontrarás si te decides a emprender esta gran aventura:

 

  1. Fomentarás hábitos alimenticios saludables, mejorando la salud de tu familia.
  2. Ahorrarás dinero, porque no dependerás de los precios del mercado.
  3. Valorarás mucho más la naturaleza, que nos da la vida.
  4. Enseñarás a tus hijos cómo se cultivan los alimentos de tu tierra.
  5. Entrarás en contacto con las raíces de tus antepasados, que vivían en el medio rural.
  6. Reducirás la huella de carbono, ya que no tendrás que coger el coche para ir al campo.

 

El primer paso para tener tu propio huerto ecológico es hacer una distribución del espacio que tienes. Puedes optar por el cultivo en tu propia terraza, en un patio interior o incluso en el tejado, un lugar donde no faltará el sol o la lluvia. Después, tienes que hacerte con las semillas y las herramientas, informándote bien sobre cuáles son los tiempos de crecimiento para cada fruta u hortaliza que vayas a cultivar. Puedes pedir a tu pareja o a los niños que te ayuden en la tarea, para que entre todos aprendáis cómo se organizan los huertos urbanos.

 

Los huertos urbanos en las ciudades españolas

La idea de una smart city, basada en el uso de la domótica y la tecnología para ahorrar dinero y favorecer la aparición de espacios verdes, pasa por la construcción de grandes huertos urbanos en las ciudades. Así lo han reconocido muchos ciudadanos, que se han aliado para crear comunidades de huertos urbanos por toda España. ¿Te animas a conocer algunos de ellos?

 

  • La Red de Huertos Urbanos de Madrid. Esta extensa red está formada por 74 huertos urbanos repartidos por toda la ciudad, que reciben acondicionamiento, formación y asesoramiento por parte del Ayuntamiento. Además, la Red de Huertos Escolares Ecológicos de Madrid se encarga de acercar la agricultura sostenible a los centros educativos, donde los más pequeños aprenden a sembrar sus primeras verduras.

 

  • El Caminito, en Málaga. Este espacio social y huerto comunitario, amparado por el Consistorio malagueño, pretende lograr la soberanía alimentaria y energética, habilitando espacios públicos abandonados para enseñar a la ciudadanía cómo pueden aprovechar los recursos para crear sus propios huertos urbanos.

 

  • Zabalortu, en Vitoria. Como capital verde europea en 2012, Vitoria lleva años de ventaja en la transformación sostenible de su ecosistema. Zabalortu es solo un ejemplo de muchas asociaciones que recibieron un terreno público hace años y han creado un espacio de convivencia que cultiva sus propios alimentos y enseña a la población cómo cuidar del medioambiente.

 

Todos estos proyectos de huertos urbanos demuestran que sí es posible aunar el respeto por la naturaleza y la producción propia. Y lo más importante es que su ejemplo puede servir también para ti: habla con tus amigos y con tu familia y prepara un terreno para cultivar. Verás cómo el campo termina dándote los frutos en muy poco tiempo.