Los datos del teletrabajo en Europa: España, en el podio europeo

El teletrabajo se ha convertido en una realidad en nuestro país, hasta el punto de que ocupamos el podio europeo del trabajo a distancia. Estos son los datos de esta modalidad laboral en España
Empresas22 octubre, 202110119 min

La digitalización es, cada día, un agente más importante para la vida de un negocio. Desde el modelo productivo hasta el contacto con el cliente final, pasando por el diseño del producto, cada vez es más decisivo en la eficiencia de la empresa y en la imagen de marca que reciben los consumidores finales. En todo este proceso, hay un apartado que luce con luz propia: el teletrabajo.

 

El trabajo a distancia, que está regulado en la famosa ley del teletrabajo, se ha convertido en una realidad de nuestro día a día. Desde ir a hacer gestiones a la Seguridad Social mientras hacemos nuestras tareas, hasta recoger a los niños del colegio en la pausa de la comida, nuestra vida no es la misma desde que el coronavirus llegó a nosotros.

 

Hoy vamos a enseñarte los datos del teletrabajo en España y en la Unión Europea, para que entiendas por qué los españoles somos más proclives a incorporar la tecnología en el día a día de la empresa. ¿Es este tu caso?

 

La percepción de las nuevas tecnologías en el entorno de trabajo español

La empresa de software informático TeamViewer ha preparado una encuesta laboral entre 3.160 trabajadores de oficina, 2.000 trabajadores sin escritorio fijo y 3.650 directivos de diez países europeos. En ella sitúan a Italia, Polonia y España como los países más abiertos a las nuevas tecnologías. Las tendencias digitales como la realidad aumentada o la inteligencia artificial son especialmente atractivas para los trabajadores sin un lugar fijo de trabajo, que lo valoran más que los que lo hacen en la oficina.

 

De hecho, una encuesta realizada por YouGov en nombre del Instituto de Investigación Handelsblatt y TeamViewer revela que el 61% de los trabajadores en España cree que las nuevas tecnologías serán importantes o muy importantes en sus puestos. Los empleados que llevan a cabo su labor a distancia son los que ven mayores beneficios en ello, porque entienden cómo las apps pueden mejorar su rendimiento desde casa, o cómo pueden emplear programas informáticos para comunicarse con sus compañeros en el despacho.

 

El apartado negativo está en la concepción del peligro que pueden suponer las tecnologías para el futuro de los trabajos. El estudio recoge que el 13% de los trabajadores encuestados teme que las TIC se apoderen de su trabajo en el futuro. Por contra, más de una cuarta parte de los empleados (26%) espera que las tareas rutinarias tediosas o las actividades peligrosas les sean arrebatadas por las nuevas tecnologías en el futuro. Ante esta situación, los empresarios son aún más optimistas, porque alrededor de dos tercios (65%) esperan que sus empleados se vean liberados de esas tareas en el futuro.

 

España, en el podio europeo del teletrabajo digital

Otro estudio sobre el teletrabajo digital, en este caso de la agencia Bloomberg, afirma que el coronavirus ha aumentado en un 35% el porcentaje de empleados de la Unión Europea que han empezado a desempeñar su labor a distancia a tiempo completo. Además, durante el confinamiento, Bélgica fue el país en el que más empleados trabajaron exclusivamente desde casa (50%). Le siguen Francia, España, Italia e Irlanda, que rondan el 40%.

 

Esta tendencia alcanzó su cenit en el primer trimestre del 2021, cuando el porcentaje de ocupados españoles que teletrabajaban llegó hasta el 11,2%. En la segunda mitad de 2020 esta cifra había bajado hasta el entorno del 10%, lo que indica que el repunte fue provocado por la tendencia al alza de los contagios por covid-19 y las sucesivas olas con variantes cada vez más contagiosas en el comienzo del nuevo año.

 

En cuanto a los datos por edad, lo que se observa en todos los países europeos, es que se incrementa el porcentaje de empleados que trabajan desde casa conforme aumenta la edad. En el caso de España, antes de la pandemia, entre los 15 y 24 años, los que teletrabajan representan solo un 1,8% del total; entre los 25 y 54, la cifra sube al 7,7%; y entre los de 55 años o más se sitúa en el 8,4%, como indica el Instituto Nacional de Estadística en su informe el teletrabajo en España y la UE antes de la COVID-19.

 

Todas estas cifras indican una realidad cada vez más visible en nuestro país: que el teletrabajo se ha incorporado a nuestras vidas como un activo más en el entorno laboral. Los empleados ven con buenos ojos las ventajas que supone esta modalidad de trabajo para su día a día, con la posibilidad de conciliar sus tareas delante del ordenador y sus tareas familiares, recogiendo a los niños o atendiendo a las personas mayores desde su propio domicilio. Queda por ver si seguirá registrándose una tendencia alta en el trabajo a distancia mientras siguen descendiendo los casos del coronavirus en España en lo que queda de año.