Los asesores financieros de Banca Patrimonial de Caja Rural de Asturias certificados en ESG

La certificación ESG se une a la certificación EFPA, y garantiza el cumplimiento de las expectativas regulatorias y el conocimiento del equipo humano de Caja Rural de Asturias para la gestión y asesoría financiera.
Prensa10 agosto, 20215714 min

El equipo de Banca Patrimonial de Caja Rural de Asturias ha obtenido recientemente la certificación de la European Financial Planning Association Efpa (EFPA) ESG Advisor.

Este certificado ofrece una visión completa sobre las finanzas sostenibles (ESG) y está dirigido a obtener un conocimiento sólido en este sector, específicamente dirigido al asesoramiento y la planificación financiera.

Acredita los conocimientos para ejercer tareas de consejo, gestión y asesoría financiera a particulares en banca personal o privada, servicios financieros orientados al cliente individual y cualquier función profesional que implique un servicio integrado de asesoría patrimonial y financiera.

Para Roberto García, director de Banca Patrimonial  de Caja Rural de Asturias “la inversión sostenible es más que una megatendencia. El aumento de la regulación y la inserción cada vez más frecuente de los criterios ASG en la toma de decisiones de inversión, nos obliga a los expertos a formarnos constantemente en materia de sostenibilidad”.

Santiago Satrústegui, presidente de EFPA España, confirma que “en la asociación llevamos 20 años defendiendo la necesidad de certificar en base a los mejores estándares de calidad y la formación continua, para asegurar el mejor servicio al cliente. Con esta certificación, damos un paso más, poniendo el foco en la inversión con criterios ESG, que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales del crecimiento sostenible de las empresas y de la creación de valor para sus accionistas y para la sociedad en general”.

Lo cierto es que obtener la certificación ESG, que en el caso de estos profesionales de Banca Patrimonial se une a la certificación EFPA, no solo garantiza el cumplimiento de las expectativas regulatorias, sino que va más allá de los requisitos formativos para comprender los diversos aspectos del tema.