fbpx
 

ActualidadLas mujeres lideran la batalla contra la despoblación en el medio rural

El emprendimiento y las asociaciones de mujeres lideran la lucha contra la despoblación en el medio rural Descubre las iniciativas que están revolucionando el presente y el futuro laboral en los campos.
15 octubre, 20203808 min

La despoblación en el medio rural es un gran problema en nuestra sociedad, pero también lo es la brecha de género que existe entre los trabajadores del campo en nuestro país. Una de sus consecuencias más visibles es el éxodo, cada vez más común, de las mujeres a los núcleos urbanos.

 

Así lo confirma el informe Despoblación, reto demográfico e igualdad del Ministerio de Política Territorial, en el que podemos observar como un 40% de las mujeres que abandonan el entorno rural tiene entre 16 y 44 años. Además, nos encontramos con que en 1.319 municipios de menos de 100 habitantes, casi la mitad de ellas supera los 65 años de edad.

 

Sin embargo, cada año son más las mujeres que deciden emprender sus negocios en entornos rurales, con productos y servicios sostenibles que posibilitan las transacciones digitales desde muchas partes de España. Ellas son las que lideran la batalla contra la despoblación en el medio rural.

 

El papel de las mujeres contra la despoblación del medio rural

El diagnóstico de la igualdad de género en el medio rural del Ministerio de Agricultura nos plantea una sociedad tradicional en la que, hasta los años 80, las mujeres estaban sometidas a “los roles de género” y a la “división sexual” del trabajo.

 

Su principal labor consistía en prestar apoyo al varón y tener que encargarse de las tareas domésticas al finalizar la jornada laboral. Este hecho, junto con la escasez de recursos de la ‘España vaciada’, han sido las causas del abandono del campo por parte de las mujeres.

 

Pero su progresiva incorporación al mercado del trabajo ha permitido que aparezcan asociaciones y organizaciones capaces de planificar, estructurar y coordinar actividades para favorecer la inclusión progresiva de mujeres trabajadoras en el medio rural.

 

Este es el caso de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), que ha creado varias iniciativas destinadas al autoempleo y a romper la brecha generacional entre hombres y mujeres adultos o jóvenes.

 

Ruraltivity, por ejemplo, es una plataforma a través de la cual asesoran y forman a las personas que quieran emprender con éxito en los núcleos rurales. Otros proyectos de la asociación incluyen la formación de mujeres en cooperativas para el cuidado de personas dependientes, pero también cursos digitales para introducir a la población en general al mercado laboral del campo.

 

El emprendimiento de las mujeres, clave contra  la despoblación del medio rural

La importancia de las mujeres para luchar contra la despoblación puede contarse en historias personales como la de Mariví Vela, que a pesar de las dificultades de la pandemia, ha podido cuidar de sus 700 gallinas en la Granja Ecológica Villada en Hellín.

 

Se trata de una de las muchas mujeres jóvenes que salió de su pueblo para estudiar en la ciudad y decidió volver para emprender en un negocio que realmente le entusiasmaba. Como Mariví, cada vez más personas deciden abandonar la comodidad de sus vidas y montar un negocio con su pareja o con su familia alejados de la urbe.

 

Belén Sese siguió un camino parecido, y a través de Ruraltivity, ha conseguido montar su propia fábrica artesana de cerveza, Casa Rural Vereda, que además fomenta el turismo asociándose con panaderías y restaurantes de Ledigos, en Palencia.

 

Iniciativas como estas contribuyen a llenar poco a poco la ‘España vaciada’, a través de empresas colaborativas lideradas por mujeres que mantienen la ilusión y las ganas por construir un futuro sostenible para las zonas rurales más desfavorecidas del país.

 

Luchar contra la despoblación es tarea de todos. Así lo perciben las entidades del Grupo Caja Rural, que año tras año llevan a cabo medidas nuevas para favorecer la inclusión financiera de los ciudadanos que viven en municipios donde no cuentan con recursos financieros suficientes.