fbpx
 

AhorroLa importancia de saber qué es la TAE antes de solicitar un préstamo financiero

Si vas a pedir un préstamo te interesa saber qué es la TAE o Tasa Anual Equivalente y el TIN o Tipo de Interés Nominal, ya que influyen en los intereses de la financiación que necesites
12 agosto, 202014868 min

Si estás pensando en solicitar un préstamo financiero, habrás visto las siglas TAE y TIN. Son dos conceptos oficiales, establecidos por el Banco de España, que influyen en los intereses a pagar. Saber qué es la TAE y el TIN y cuáles son sus diferencias es básico para interpretar adecuadamente las condiciones de los préstamos, ya sean personales, hipotecarios…

 

El TIN o Tipo de Interés Nominal es, tal y como define el Banco de España, “el precio que la entidad cobra por prestar o que paga por depositar”. Es un porcentaje que indica el tanto por ciento que recibe la entidad por dejarnos el dinero. Esta cifra, que refleja el coste efectivo de un producto financiero, nos indica los intereses reales que vamos a pagar. Para obtener el TIN mensual se suma el euríbor al diferencial aplicado por la entidad.

 

Sin embargo, el TIN por sí solo no nos proporciona toda la información que necesitamos saber para determinar cuánto nos va a costar el préstamo. Y no lo hace porque no tiene en cuenta ningún tipo de gasto asociado a la operación, como son las comisiones; ni la periodicidad de los pagos y porque se refiere siempre a un periodo de tiempo concreto, que debe definirse.

 

Para poder calcular realmente los intereses de un préstamo, debemos fijarnos en la TAE o Tasa Anual Equivalente. La TAE sí que tiene en cuenta los gastos asociados, las comisiones por cancelación o amortización, y la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, semestrales…). A diferencia del TIN, la TAE sí que es anual. Su cálculo está basado en el tipo de interés compuesto y en la hipótesis de que los intereses obtenidos se vuelven a invertir al mismo tipo de interés.

 

Conociendo la TAE que, por ley, debe constar en la publicidad en la que se haga referencia al coste, en los contratos, en las ofertas vinculantes y en los documentos de liquidación, podemos comparar distintas ofertas de préstamos o créditos, con independencia de sus condiciones particulares.

 

Desde el Banco de España recomiendan que, a la hora de comparar préstamos, nos fijemos, antes de contratarlo, en la TAE y durante la vida del préstamo, que sólo tendremos que tener en cuenta lo que nos queda por pagar, en el Coste Efectivo Remanente (CER). EL CER representa el coste efectivo del tiempo que nos queda para la total amortización o devolución del préstamo, de forma que en su cálculo únicamente se tienen en cuenta los pagos pendientes hasta el vencimiento.

 

 

A diferencia del TIN, la TAE es por tanto un índice que proporciona una visión más clara y veraz sobre cuánto nos cuesta un préstamo. Es muy útil a la hora de comparar distintas ofertas y de valorar si unas determinadas condiciones son buenas o no.

 

Todas las entidades del Grupo Caja Rural comunican de forma clara y transparente la TAE de sus préstamos para que el cliente disponga, en todo momento, de la información necesaria que le permita tomar la decisión de qué préstamo contratar. Además, le informan de las distintas opciones a su disposición en base a sus preferencias y circunstancias personales, pudiendo así elegir el tipo de préstamo que más le interese: préstamo personal, préstamo al consumo, préstamo hipotecario, un préstamo para su empresa…

 

Si llegado a este punto, estás pensando en solicitar financiación, cumplimenta el formulario que encontrarás a continuación, seleccionando la Caja que te interese, y se pondrán en contacto contigo lo antes posible.

Cómo hacerse cliente de Caja Rural

Si has llegado hasta aquí y todavía no eres cliente, es posible quieras pertenecer a nuestra familia. Para ello, solo tienes que descargarte la app ruralvía móvil, pulsar el botón ‘Hazte Cliente’ y seguir los pasos que te irá marcando el proceso.   

  1. Elegir la entidad de Caja Rural de la que te quieras hacer cliente.
  2. Completar la información que te solicitemos a través de un formulario.
  3. Será importante que tengas el DNI a mano para poder enviarlo en el momento.
  4. Recibirás una videollamada para confirmar tu identidad.
  5. Finalizarás el proceso firmando los documentos de manera online.

En unos minutos serás cliente de la entidad que hayas elegido. 

Artículos Relacionados