AhorroInvierte poco a poco con aportaciones periódicas

Si has conseguido ahorrar y tienes ya cierta cantidad, invierte en fondos de inversión a través de aportaciones periódicas y rentabiliza tu inversión sin darte cuenta.
6 mayo, 201939710 min

Cuando se ha conseguido destinar, mes a mes, una determinada cantidad de tu dinero para ahorrar, llegará el día en el que dispongas de un colchón financiero. En ese momento es posible que empieces a plantearte si existe alguna forma de rentabilizar ese esfuerzo.

 

Entre los diferentes productos financieros que ofrece el mercado, los fondos de inversión y los planes de pensiones son dos claras opciones para buscar rentabilidad a tu dinero invertido. Lo que hay que recordar siempre es que este tipo de productos implican un riesgo y que rentabilidades pasadas no son promesa de rentabilidades futuras.

 

A pesar de ello, a nadie se le escapa que dejar el dinero ahorrado parado puede ser un error. No sólo correremos el riesgo de gastarnos ese dinero, sino que debido a la inflación es posible que pierda valor.

 

Dónde invertir

Sin embargo, antes de lanzarte a la aventura, primero es necesario que pienses el tiempo durante el cual puedes tener tu dinero invertido. Ten en cuenta que cuanto más tiempo mantengas tu inversión, mayor podrá ser el capital que consigas acumular.

 

Y, también, valora el riesgo que estás dispuesto a asumir; ya que para obtener rentabilidades superiores, en general, es necesario aceptar un nivel mayor de riesgo. En términos generales, los fondos de renta fija tienen menor riesgo que los de renta variable.

 

La clave para intentar conseguir rentabilidad en este producto financiero es elegir un fondo de inversión acorde a tus necesidades. Definir tu perfil de inversor es un aspecto de suma importancia para poder invertir en los fondos más adecuados. Conscientes de que saber elegir nuestro perfil no es fácil, en Grupo Caja Rural distinguimos cuatro perfiles de riesgo:

 

  • Conservador: inversor cuyo objetivo es preservar su capital, aunque busca una rentabilidad adicional a su inversión en el medio plazo, asumiendo un riesgo controlado. Por ello, está dispuesto a obtener una menor rentabilidad.

 

  • Moderado: el objetivo de este perfil de inversor es rentabilizar sus inversiones, asumiendo un cierto riesgo. Busca aprovechar las oportunidades de invertir en los mercados de renta fija y variable, admitiendo oscilaciones en el corto plazo.

 

  • Arriesgado: la búsqueda de rentabilidad en el largo plazo es el objetivo del inversor arriesgado, quien está dispuesto a asumir un nivel de riesgo superior, admitiendo oscilaciones que pueden ser puntualmente significativas.

 

  • Muy arriesgado: este inversor busca maximizar la rentabilidad de sus inversiones en el largo plazo, asumiendo un alto nivel de riesgo. Está acostumbrado a las oscilaciones de la bolsa, que pueden ser significativas, por lo que tiene poca aversión al riesgo.

 

 

Fórmulas para invertir en fondos: aportaciones periódicas

Si estás decidido a incrementar tus inversiones y te parecen interesantes los fondos de inversión, te puede resultar interesante la fórmula de inversión automática que hemos creado con Gescooperativo. Gracias a esta fórmula, podrás realizar aportaciones en el fondo de inversión que decidas y con la periodicidad que desees, es decir, mensualmente, trimestralmente, semestralmente o anualmente.

 

Entre las principales ventajas de los fondos de inversión, seguro que te han llamado más la atención su flexibilidad, liquidez y fiscalidad. Además de por su capacidad para adaptarse al mercado.

 

Gracias a la fórmula de inversión automática que ofrece Gescooperativo y el Grupo Caja Rural a sus clientes, se podrá empezar con aportaciones mensuales desde 30 euros.

 

Con pequeñas aportaciones te beneficiarás, además, del interés compuesto. Éste es el tipo de interés que representa la acumulación de intereses que se ha generado en un periodo determinado por un capital inicial, de modo que los intereses que se obtienen al final de cada periodo de inversión no se retiran, sino que se reinvierten o añaden al capital inicial, es decir, se capitalizan.

 

Otra de las ventajas de las aportaciones periódicas es que compensan las oscilaciones del mercado. Es decir, se pondera el precio de compra, asumiendo un riesgo inferior.

 

¿Cuánto debo aportar?

Eres tú quien debe decidir la cantidad que deseas aportar a tu fondo de inversión. La fórmula de inversión automática de Gescooperativo y el Grupo Caja Rural se basa en establecer una cantidad fija mensual que puede ser desde 30 euros al mes.

 

Para tomar la decisión de elegir una cantidad te presentamos nuestro simulador de fondos de inversión. Eliges el perfil de riesgo, la cantidad que deseas invertir inicialmente, cuánto aportarás periódicamente, con qué periodicidad y el plazo de inversión y, automáticamente, te mostramos a cuánto podría ascender tu capital en base a una rentabilidad esperada. Recuerda que, en todo momento, ni el capital invertido ni la rentabilidad están garantizados, ya que los Fondos pueden generar pérdidas.

 

Un último consejo a tener en cuenta a la hora de buscar rentabilizar tu inversión a través de esta fórmula es tener paciencia y calma. No olvidemos que estos productos pueden ofrecer rentabilidades más atractivas en el medio-largo plazo.