Cómo construir un huerto urbano en tu patio o terraza

¿Quieres plantar tus propias hortalizas pero vives en la ciudad? Te contamos cómo aprovechar el espacio con éxito y cosechar tus propios alimentos.
Sostenibilidad21 abril, 202248910 min

Blog Ruralvía » Sostenibilidad » Cómo construir un huerto urbano en tu patio o terraza
 

¿En qué consiste un huerto urbano?

Un huerto urbano es un espacio de cultivo situado al aire libre donde se cultivan verduras y hortalizas para su consumo doméstico. Además, también se pueden plantar semillas leguminosas, plantas aromáticas o especies frutales como las fresas.

El origen de los huertos urbanos se remonta a la Revolución Industrial de principios de siglo, una práctica que se recuperó en numerosas ciudades europeas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Estados Unidos y Reino Unido promovieron esta idea entre su población, como una forma de autoabastecerse y producir sus propios alimentos.

Tal fue el éxito de los mismos en Norteamérica, que las verduras cosechadas en los huertos urbanos llegaron a cubrir el 40% del consumo que demandaba la población.

¿En qué consiste un huerto urbano?

Los huertos urbanos que vemos actualmente en las ciudades, lejos que buscar alcanzar el autoabastecimiento, surgen de incentivar alternativas de ocio más saludables, derivadas del interés por comprender que somos lo que comemos.

De hecho, la propia FAO celebra el auge de los huertos urbanos en las terrazas y los balcones de las ciudades. Esto beneficia la renovación del aire que respiramos y, además, impulsa la economía circular.

Además, según un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona y Google, los huertos urbanos reducen el efecto isla de calor que sufren muchas ciudades con motivo de los gases emitidos por los coches y las fábricas.

¿Cómo iniciar mi huerto en casa?

Si llevas tiempo dándole vueltas a la idea de comenzar un huerto urbano en casa, lo primero que debes hacer es identificar si tienes un espacio exterior y soleado a tu alcance. Aunque una terraza sería lo ideal, un balcón también te puede servir para colocar un par de macetas o un pequeño bancal.

Una vez encontrado el sitio idóneo, sigue los siguientes pasos:

  • Elige un recipiente donde puedas introducir la mayor cantidad de sustrato posible: las mesas de cultivo, las jardineras o los jardines verticales son alternativas muy eficaces si quieres colocar un huerto urbano en tu terraza.
  • Emplea sustratos orgánicos que sean porosos y capaces de retener los nutrientes fundamentales: conseguir compost natural o hacer el tuyo propio te ayudará a enriquecer la tierra.
  • Decántate por los plantones: empezar con pequeñas plantas ya crecidas te resultará mucho más estimulante que preparar tu propio semillero.
  • Adapta el regadío al tamaño de tu huerto: si tienes un huerto en un balcón, lo mejor es que riegues a mano con una regadera.
  • Intenta prescindir de fertilizantes y plaguicidas químicos: si quieres aprender más sobre alternativas sostenibles, echa un vistazo a nuestro post sobre pesticidas caseros.

Huerto en terraza: sí es una opción muy factible

A la hora de ponernos manos a la obra a instalar nuestro huerto urbano en terraza, lo más importante es tener en cuenta la orientación del mismo. Si podemos priorizar la orientación sur o suroeste la incidencia lumínica que recibirán nuestras hortalizas será mucho más elevada.

Esto no quiere decir que si tu terraza está orientada al norte no puedas cultivar tus propias hortalizas, simplemente, tendrás que tener más presente la necesidad de rotar la jardinera a los puntos donde más energía solar le llegue.

Respecto a los cultivos, las lechugas, los tomates cherries, las fresas y las plantas aromáticas como la albahaca o el perejil son una excelente opción para pensar en las posibilidades de un huerto urbano en terraza.

Huerto en el patio de casa

Si tienes la posibilidad de optar a un espacio exterior más amplio que una terraza las posibilidades de desarrollar un huerto urbano en un patio son mucho más diversas. Al tener más espacio, puedes cultivar una mayor variedad de hortalizas.

En este caso, los bancales y las mesas de cultivo son las opciones más interesantes para desarrollar tu huerto urbano en casa. En ellos podrás plantar tomates de tamaño normal (especies como pera, azul o buey), lechugas, espinacas, calabacín, pimientos, zanahorias o judías verdes, entre otras verduras que te ayudarán a producir y consumir alimentos de forma mucho más sostenible.

Igualmente, la posibilidad de poder tener un huerto urbano en un patio también facilita el trabajo diario en él. En lugar de regar con regadera, si tu patio es amplio, podrás hacerlo con manguera o, en el mejor de los casos, instalar un sistema automático que mantenga hidratados tus cultivos cuando no puedas atenderlos.

Además de los beneficios terapéuticos que proporciona cosechar hortalizas y verduras ecológicas con tus propias manos, es beneficioso para tu salud centrar tu alimentación en este tipo de alimentos libres de conservantes y aditivos.

Distintos estudios científicos afirman que las hortalizas ecológicas contienen un 50% más de nutrientes, vitaminas, minerales y enzimas que las verduras producidas de forma intensiva en invernaderos.